The Walkmen – Everyone Who Pretended To Like Me Is Gone (Star Time)

Con un título como éste,“Everyone Who Pretended To Like Me Is Gone”, (todos los que pretendían amarme se han ido) un álbum tiene que ser, como mínimo, interesante.

Estos cinco neoyorquinos practican el rock desde su más tierna infancia, originarios de Washington DC, asistieron al mismo instituto y han tocado en diversas formaciones (acercándose a estilos tan dispares como el punk, el noise pop o el ska).

La banda ha rescatado a tres miembros de “Jonathan Fire Eater”, un grupo que también se decantaba por el rock y que desapareció repentinamente con un único álbum editado.

Los trece fragmentos que forman el cuerpo de este primer álbum (grabado en el estudio del grupo, una antigua fábrica de Harlem) parecen basarse en un compromiso entre el rock de cabaret y unos emocionales bajos fondos.

Las sombras de The Cure y de Joy Division planean de cerca en un trabajo que podría ser la banda sonora de cualquier film de David Lynch.

The Walkmen se dejan llevar por la estridencia de las guitarras. Piano y teclado alimentan la base de las canciones y la batería oscila constantemente entre el minimalismo y la furia.

Un rock primitivo y cautivador que adquiere protagonismo en cortes como “Revenge wears nowristwatch”, “French Vacation” o “That’s The Punch Line”, canciones en las que The Walkmen apuestan por fundir sin complejos un rock ascético con la experimentación sonora. Y les sale bien.
Reescribiendo el pasado y mirando hacia el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.