Tricky – Blowback (Epytaph)

“Blowback”, quinto disco en la carrera de Tricky (sexto si contamos su proyecto Nearly God (96) ) era sin lugar a dudas uno de los más esperados de este 2001, y la verdad es que motivos no le faltaban, pues desde que en 1995 -una vez abandonado su periplo con Massive Attack- publicara “Maxinquaye” el de Bristol ha ido fabricándose una interesante carrera que le ha situado entre los más grandes e influyentes artistas de la última década.

Como ya leímos en boca del propio Tricky éste era su trabajo más luminoso desde su disco de debut. Efectivamente “Blowback” contiene pasajes menos complicados que “Yuxtapose” (99) y sobre todo que “Angels With Dirty Faces” (98), pero el hecho de que sean más optimistas no quiere decir que Tricky se haya vuelto comercial o haga canciones fáciles… podemos decir que éste es su disco más ecléctico y audible por el gran público y a la vez afirmar que nos encontramos ante uno de sus mejores trabajos.

“Blowback” primer disco del artista en el sello Epytaph (tras su despido de Island Records por motivos escabrosos) ha sido producido por el propio Tricky y tal y cómo hiciera con Nearly God se ha rodeado de multitud de colaboradores, desde (entre otros) Alanis Morissette, que aparece en “Excess” canción que abre el álbum, a los Chilli Peppers: Frusciante, Kiedis y Flea de “Girls” o “Wonder Woman” pasando por una rehabilitada Cindy Lauper, que canta en “Five Days” una de las mejores canciones del disco o por Ed Kowalczyk, cantante del grupo Live que pone su voz al hasta ahora único single “Evolution Revolution Love”.

Pero el gran descubrimiento de “Blowback” sin lugar a dudas es un jamaicano llamado Hawkman al que Tricky conoció en Nueva York. Este chico toca todos los palos; desde el reagge “Over Me”; al hip hop “Give It To Em” pasando por los sonidos más duros, “Bury The Evidence”, o incluso cantando a Nirvana en la versión de “Something In The Way”. Después de que su inseparable musa Martina comenzara su carrera en solitario hace unos años, Tricky no tenía un recambio fijo, pero parece que por fin lo ha encontrado, vamos, que ya lo dice él mismo: “Hawk es increíble y cuando coge un micro lo destroza. Vale para todo”… y tanto!!!.

Tricky ha vuelto por la puerta grande y nos ha ofrecido uno de los discos que más van a dar que hablar este año. Un auténtico trabajo redondo, de principio a fin.

La verdad, no esperábamos menos de él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.