VVAA – Monsieur Gainsbourg Revisited (Universal)

Hace ya quince años que Serge Gainsbourg abandonó el territorio de los mortales. Para los que no lo sepan, este francés de voz sucia y pitillos perpetuos fue, allá por los sesenta y setenta, el Dios de la provocación, el renovador de la canción francesa, el pionero de la liberación sexual, el genio crápula y desvergonzado que se dedicó a ignorar las normas establecidas mientras seducía a toda una generación con su música y enamoraba a las mujeres más bellas con su “encanto” corrosivo.

Aprovechando la efemérides, la industria del disco ha decidido inundarnos con unos cuantos recopilatorios, directos y rarezas. Una de las propuestas más interesantes es Monsieur Gainsbourg Revisited, el disco producido por la revista francesa Les Inrockuptibles. La idea consiste en adaptar los textos originales al inglés, respetando su poética y musicalidad, y reunir a un puñado de artistas-admiradores de la obra de Gainsbourg para darle una nueva vida a los temas más destacados de su repertorio.

El disco se abre con Franz Ferdinand revitalizando “Sorry Angel” con la ayuda de Jane Birkin, la musa más duradera de Gainsbourg. Chan Marshall (Cat Power) y Karen Elson (modelo, aspirante a cantante y mujer de Jack White) se encargan de revisar en plan sáfico el “Je t’aime… moi non plus”. El lado más crooner de Jarvis Cocker resucita “Je suis venu te dire que je m’en vais”. Tras casi una década sin dar muestras de vida, reaparecen Portishead, con una Beth Gibbons de voz cavernosa y oscura, para llevar a su terreno el clásico “Un jour comme un autre – Anna”, una de las perlas del disco junto a “La chanson de Slogan”, en la que la sugerente voz de Alison Mosshart, cantante de The Kills, se adueña de la canción hasta casi rozar el magnetismo de la original. Pero eso no es todo, en Monsieur Gainsbourg Revisited también participan ilustres de la talla de Michael Stipe, Marianne Faithfull, Tricky, Placebo, Françoise Hardy, The Rakes, Carla Bruni, Feist y Marc Almond. Resumiendo, un homenaje sencillamente exquisito que demuestra el impacto de las composiciones de Serge Gainsbourg entre los miembros de la actual escena sonora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.