Ages and Ages – Divisionary (Partisan Records)

No hace falta exagerar ni vender humo: nada de lo que ejecutan Ages and Ages es extraordinariamente genuino. Casi todo está inventado. Lo que hacen estos músicos, que tienen más de comunidad que de grupo en sí, se vincula con bastante claridad con corrientes pretéritas y utópicas; aromas del movimiento hippie del siglo pasado. Nada nuevo, de acuerdo, pero el mérito real de Ages and Ages, ahora en la cartera de Partisan Records, está en la virtud imprescindible de oxigenar un panorama que abusa del hype y de calcar los parámetros del éxito con descaro manufacturero.

Liderado por Tim Perry, Ages and Ages es un colectivo de personas que abanderan la vieja creencia de que la música puede, en efecto, cambiar el mundo. Desde Portland, Perry y compañía utilizan un pop coral de corte natural y arquitectura cristalina para propagar un mensaje de cambio que extirpa la clásica colateralidad conflictiva de toda metamorfosis social. Divisionary y la canción homónima que cierra simbólicamente el disco son el mejor ejemplo de la particular propuesta de Ages and Ages. “Divisionary (do the right thing)” es un tema de corte acústico y épica creciente, sencillo pero extraordinariamente construido a nivel vocal (los mejores coros y segundas voces del año) bajo el mantra “do the right thing, do it all the time” (“haz lo correcto, hazlo todo el tiempo“). Una de las canciones del curso lanzando el mensaje de que la clave está en separarse del camino marcado y actuar como colectivo a través de la lealtad individual.

Sin embargo, no todo es tan intenso en el segundo disco de Ages and Ages. De hecho, parece que su filosofía es clara: cambiar las cosas, sí, pero desde la luz. A lo largo de todo la colección se repiten los juegos vocales de altos vuelos (“Light goes out”, “No pressure”, “Over it”) y las palmas que adornan ritmos luminosos (“Big idea”, “The weight below”, “Our demons”). Y, a pesar de que hay algún momento para bajar las persianas y dejar que entre menos luz (“Calamity is overrated” es una superviviente en este disco), Divisionary es un disco mayoritariamente amable con el oyente, que puede aceptar interiorizar o no el mensaje, pero que, en cualquier caso, acabará disfrutando de la apuesta de pop colectivo y desnudo que tiene delante.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.