Entrevista: Los Ronaldos

El primer disco de Los Ronaldos cumple treinta años y el grupo y la compañía Warner, que atesora todo el catálogo de EMI, han decidido celebrarlo con una reedición de lujo. Se trata de una edición con un libreto en el que han colaborado: periodistas, músicos y amigos de la época, para contar su visión de aquellos tiempos y de cómo llegaron al éxito cuatro niños que ensayaban en almacén de libros de Pozuelo. Además, el disco trae ocho canciones inéditas. Me reúno en las oficinas de Warner con “los Luises” (guitarra y bajo), ya que Coque Malla se encuentra de gira y de promoción de su último disco, y Ricardo (batería) está grabando.

 “Las reediciones o relecturas de ciertos discos te pueden dar conciencia de lo que significaron en su tiempo. En nuestro caso, por haber estado allí en el momento; lo tenemos asumido, pero es verdad que hay discos que marcaron un punto de inflexión”

 La primera pregunta es obligatoria ¿Por qué esta reedición del primer disco, aparte de lo obvio del treinta aniversario?

Luis García: El primer disco nuestro, en realidad, fue el maxi de “Si os vais” que salió un poco antes que el disco en cuestión.

Luis Martín: Sí, el maxi salió unos meses antes que el L.P, Yo tenía 20/21 no había acabado la mili. A ver el tema de sacar esta edición especial ha sido una cuestión de David Bonilla de Warner, nos dijo que si nos apetecía. No se quería hacer la típica caja de Los Ronaldos; tres discos de platino, o una caja recopilatoria de X discos, sin menospreciar cualquiera de esas ediciones. Esto era una cosa más especial y si hay alguien que lo puede hacer con cariño y dedicación son David y Warner.

Luis García: Porque hace relativamente poco que Warner tiene todo el catálogo de EMI, es suyo. El disco salió con EMI en realidad, lo que pasa es que hace años que Warner se quedó con todo el catálogo de EMI.

Luis Martín: Tenía un sentido, fue el primer disco que en su día lo grabamos muy rápido y ahora pues tenía una vuelta de tuerca más, sin pasarse porque no hay que anular lo otro en absoluto y se trataba de respetar al máximo el espíritu primigenio del disco.

Supongo que si no hubiera tenido comercial no lo hubieran hecho por amor al arte, creo yo, o sí, quién sabe. El caso es que te metes en las redes sociales y ves que hay mucha gente demandando música de Los Ronaldos, a sabiendas de que no la van a tener en directo, claro.

Pero además de la propuesta que os hace Warner ¿vosotros veíais la necesidad de que el disco volviera a salir? No sé, por ejemplo, hay muchos grupos de la época que quejaban de las grabaciones de entonces. ¿Es vuestro caso?

Luis García: En este disco habíamos grabado cuatro o cinco canciones en formato maqueta, lo que queríamos era grabar un disco para salir a tocar por ahí. Era lo que se necesitaba, un disco en la calle para poder salir a tocar en directo. Ahora es relativamente mucho más fácil grabar, pero quizás; es mucho más difícil tocar en condiciones.

Luis Martín: No cabe duda de que el tratamiento que se le dio al disco fue bajo determinadas circunstancias, como pasa con todos los discos. En ese momento era difícil entrar en otros circuitos que a la compañía le interesaba, porque al fin y al cabo una compañía discográfica es un negocio.  En Radio 3 hacía tiempo que sonaban las maquetas, en aquellos tiempos se demandaba un sonido más “guarro”, más “garajero”, pero claro, para otros circuitos no era el más adecuado.

El caso es que Paco Trinidad, que es un monstruo, vio cómo eran las canciones, y dijo: “esto es así, tienen que sonar directas, a Rock & Roll” y así fue. Nosotros quedamos contentos en aquella época del sonido del disco.

Luis García: Cuando David nos preguntó, dijimos que no queríamos cambiar nada. Obviamente, con los medios que hay ahora, sacar el sonido que se asemeje a lo que hacíamos en directo. Que quizás fue eso lo que le faltaba al disco primigenio. Que había gente que nos veía en directo y decía: joder sois unas apisonadoras, y eso no se veía reflejado en el disco del todo. Pero no era una necesidad imperiosa, que conste.

¿Y os pusisteis los cuatro inmediatamente de acuerdo?

Luis García:   David nos dijo: “Os doy un tiempo para que lo penséis bien y os pongáis de acuerdo en todo”. Y eso fue lo que hicimos.  Además, había mucha gente que quería participar y lo querían hacer muy ilusionados.

El libreto que acompaña al disco es muy interesante. Habláis de un montón de anécdotas, entre ellas de los tiempos del Agapo, los conciertos allí etc… Había un disco que se llamaba Agapo Live, si mal no recuerdo, en el que llegasteis a salir, pero luego hubo que retirar copias. ¿Estoy en lo cierto? ¿Cómo fue aquello?

Luis García: No recuerdo si salió con nuestras canciones, yo creo que no llegó a salir.

Yo diría que salieron algunas copias con vuestras canciones, pero tuvo que ser retirado y posteriormente se sacó la edición definitiva sin vosotros.

Luis Martín: Saldría, pero se tuvo que hacer otra versión sin Los Ronaldos, porque ya estábamos en EMI y lógicamente la compañía no iba a permitir que saliera un disco al mercado con canciones que aparecerían en un disco de EMI. Tampoco hay que darle más importancia, nosotros no se la dimos en su momento.

Aquellos tiempos era lo que podríamos llamar “post movida” y había un revival del Garage y Rock & Roll más crudo. Vosotros, sin embargo, no llevabais pintas de nada y erais unos críos. ¿Cómo encajaban Los Ronaldos en aquella época plagada de bandas con un aspecto, digamos, más “rockero”?

Luis Martín: Pues íbamos al Agapo y nos llevábamos bien con todo el mundo, con Álvaro, Kike Turmix, con todo dios, no había ningún problema al respecto y todos nos conocíamos.

Luis García: Éramos unos críos, íbamos allí a tomar las copas, bueno, el que tenía dinero, porque no teníamos ni un duro (risas). Íbamos a ver los conciertos del Agapo y lo que nosotros queríamos era cambiarnos de posición, tocar en el escenario. Compartíamos local con Los Enemigos, con Las Ruedas, incluso con algún grupo de Barcelona que por aquel entonces estaban por aquí, como Los Rebeldes.

Yo lo decía porque me “chocaba” ver vuestros vídeos y que parecíais unos “niños bien” al lado de otros compañeros de generación vuestros. Lógicamente con el tiempo te das cuenta de que eso es una chorrada, pero si eres un niño te extraña, no sé si me seguís.

Luis Martin: Nunca tuvimos conciencia de eso que comentas, en aquella época no nos preocupaba la estética o si encajábamos por eso motivo o no. Lo importante era tocar y gamberrear, bueno eso siempre (risas). Con el tiempo y la edad, curiosamente, los músicos nos volvemos más pintones y con más “postureo”, el caso es pasarlo bien.

Una pregunta que tenía preparada era si ibais a hacer algún concierto en directo para presentar el disco. No hablo de una reunión que se alargue, pero sí, al menos, un concierto único para conmemorar el disco. Aunque ya casi me habéis contestado antes.

Luis Martín: No se ha hablado, ni siquiera se ha planteado porque el momento no coincide para que lo llevemos a cabo.

Luis García: Tienen que coincidir cuatro trayectorias vitales y eso es muy difícil. Que ya pasó oye. Del 2005 al 2008 y ¿por qué no va a pasar? si nos llevamos bien…nos gusta vernos.

Luis Martín: Si lo conseguimos bien, si no tocamos porque no podamos, pues estupendo también. Vamos a seguir siendo amigos.

Pero sois gente que, de una manera u otra, estáis en contacto con la música, quiero decir que no sois como otras bandas que se separan y no vuelven a coger un instrumento. Un concierto único seguro que lo podríais hacer sin muchas dificultades.

Luis Martín: Pero ya que haces uno, haces una gira. Como pasó en el 2005, ese es el veneno que tiene. En el 2003 nos hicieron un homenaje en el Siroco que lo promovieron Garaje Jack, Pereza y otra gente por ahí. Estábamos de público y alguien dijo “oye, os subís”. Y nos subimos. Cada uno tocaba una canción nuestra. Tocamos “Quiero que estemos pegados” y dijimos: “joder que venenazo tiene esto”. Entonces eso quedó ahí, quedamos en hacer una gira que no llegó a realizarse. Entre medias, en el 2004, tocamos en el aniversario del El Sol, ya estaba todo enfilado. EMI editó el DVD de la historia de Guárdalo con Amor, nos propuso hacer 15 conciertos para promocionar el lanzamiento. Pues fíjate, esos quince conciertos quedaron en 3 años de Ronaldos, luego también grabamos con Subterfuge.

Luis García: No es una cosa que se descarte, pero ahora mismo no lo vamos a hacer porque, básicamente, cada uno tiene sus proyectos y cosas y no hay tiempo. Coque está promocionando su nuevo trabajo, Ricardo no tiene hueco…

Ricardo es uno de los baterías más demandados de Madrid en estos momentos ¡Qué tío! (risas).

Luis García: Sí, está con Víctor Coyote, con Tito Ramírez y metido en otras cosas, no para.

Bueno, veo que no puedo convenceros para ese concierto (risas). Hablando de la redición, como ya hemos comentado es una edición muy cuidada que será un caramelo para los fans. Por otra parte, me ha extrañado mucho que no salga en vinilo y sí lo haga en CD. El vinilo es un formato en alza para este tipo de ediciones. ¿Por qué no ha salido así?

Luis Martín: No sabemos exactamente el por qué de esto, es una cuestión mayormente de Warner. Sí que es cierto que el vinilo ahora mismo es un formato que se demanda más que otros. En lo que a mí respecta, los vinilos que tengo ya tienen el hueco asignado en casa y es un formato algo grande.

Luis García: Originalmente salió en vinilo. Del CD creo que no salieron muchas copias y nunca se llegó a reeditar, quizás sea por esto por lo que lo han sacado solo en CD. Pero eso es una cuestión de la compañía, igual más adelante sacan una edición de vinilo, quien sabe.

Siguiendo con esta edición, en el libreto contáis anécdotas muy entrañables. Erais unos chavales y teníais que mentir en eso de la edad para hacer ciertas cosas ¿correcto?  

Luis Martín: El mayor problema era que Coque era menor de edad. Tuvo que tener el consentimiento de sus padres para poder grabar el disco y para tocar en conciertos. De hecho, cuando empezamos a grabar Saca la lengua a Coque le llamaron para hacer la mili. El tío se libró, ya no me acuerdo como fue pero se libró. Éramos todos muy pipiolos y para contentar a todo el mundo; hicimos una media de la edad de todos para que pareciera que éramos de entre 19/20 años (risas). Pero es una cosa que se hizo sin malicia, no para engañar, simplemente para poder tocar y grabar el disco.

¿Y como se tomaban los respectivos padres que sus hijos fueran unas estrellas del Rock siendo unos críos?

Luis García: Precisamente, el otro día leí una entrevista a Coque, dijo que ni le miraban las notas, sus padres estaban encantados. Ellos por venir de donde venían, de una familia relacionada con las artes.

Luis Martín: En mi caso fue un poco más diferente, me decían aquello de “dedícate a la música, pero tienes que sacar las notas”. Pero luego eran bastante comprensivos con todo aquello. La cuestión también era que ya estábamos tocando, ganábamos dinero y eso ayuda para que se pueda entender en una familia.

Luis García: En el mi caso tampoco fue una cosa difícil. Me decían las típicas cosas y comentarios. Luego me decían: “búscate un trabajo más estable”.

Luis Martín: Pero yo, por ejemplo, no he tenido un trabajo en el que durase once años como en Los Ronaldos, coño (risas). En todos he durado poco y ahora soy freelance, voy de empresa en empresa. Si Los Ronaldos ha sido el trabajo más estable que he tenido (risas).

Luis García: La reacción más lógica seguro que fue la de los padres de Coque. “Si no estudias, por lo menos estudia o fórmate en música”. Visto el resultado; está bien.

Desde que vosotros comenzasteis hasta ahora, el “show business” ha cambiado mucho. Por ejemplo; todo el tema de los festivales. Hay grupos españoles que solo tocan en festivales, es prácticamente imposible verlos en una sala. ¿Cómo lo veis vosotros? ¿Si Los Ronaldos estuvierais en activo os veríais tocando en festivales?

Luis Martín: Vamos a ver, los festivales han sustituido a los ayuntamientos de los 90. Todos tocábamos en las fiestas de los pueblos y todas las ciudades. Todos, absolutamente todos, los buenos, los malos… Hasta en el Hola o en el Lecturas te salían las giras de los grupos en verano. Eso se perdió. Yo este verano he currado en cinco festivales y es impresionante la gente que mueven y la de grupos que tocan.

Nosotros solo tocamos en un festival cuando la reunión, fue en Alicante. Y a un festival vas limitado de tiempo para tocar, es una putada. Eso como musico, como publico me parece cansino el tema festivales.

Bueno, es que, como os decía, el tema de los directos ha cambiado mucho. No entro a juzgar si a mejor o peor. Ahora muchos festivales se venden como pura diversión. No digo que la música haya quedado en segundo plano, pero prima la variedad de grupos y la cantidad a ver conciertos en condiciones de calidad.

Luis Martín: totalmente de acuerdo, por eso te decía lo del tiempo limitado de los grupos para tocar, que por otra parte es comprensible porque no hay tiempo para todos. Y luego ya como público, imagínate un chaval o una pareja que hayan ido a dos festivales aquí en Madrid, al Mad Cool o al Dcode, por ejemplo. Aparte de la pasta que te dejas, imagínate las horas que pasas para ver a un grupo o artista que te gusta.

Luis García: Yo ya estoy fuera de esto. Pero sigo en contacto con Coque y el, por ejemplo, llega el verano y toca con la banda y luego ya después del verano, festivales y demás, pues toca en formato acústico él solo. Supongo que será cosa del presupuesto también y porque habrá salas que no puedan hacer cierto tipo de conciertos, supongo que por el caché, no sé…

Bueno, donde quería llegar un poco es si no pensáis que tanto festival se ha cargado, por decirlo de aluna manera, el circuito de salas. Que sigue habiendo salas obviamente, pero el público mayoritario que va a festivales luego no va a ellas.

Luis Martín: Totalmente, a eso me refería antes. De todas maneras, eso pasó hace años con las tiendas tipo 7 Eleven, se abrieron un montón y fíjate ahora, no queda ni una.

Luis García: Pero eso llevamos diciendo años lo de la supuesta burbuja de los festivales y no pasa nada de eso. Si cada vez hay más (risas).

Retomando el tema del disco; la nostalgia vende, eso está claro. Pero ¿pensáis que esta edición pueda llegar a más gente además de al típico nostálgico que vivió esa época?

Luis García: Yo estoy seguro de que sí puede llegar a mucha más gente, además de a los nostálgicos. Son treinta años, pero las circunstancias y la música no han cambiado mucho.

Luis Martín: Cuando tocamos en el aniversario de la sala El Sol hace ya diez años, que fue un conciertazo, por cierto. Había una amiga mía que había estado atrás y se había encontrado con unos chavalines que entonces tendrían unos veinte años y la dijeron: “¿pero estos sonaban así antes? Nos ha encantado” y ella dijo: “no, ahora han sonado mil veces mejor”. Nos descubrieron entonces, en el aniversario de la sala El Sol, es decir: unos diecisiete años después del nacimiento del grupo. Lo que quiero decir es que nunca es tarde para descubrir música. Luego hay mucha gente que nos descubre por Coque, que es el que tiene una carrera más activa y mediática, por llamarlo de alguna manera. Van tirando del hilo y de la historia de él y aparecen Los Ronaldos.

Luis García: Si es que además se puede decir que hacemos clásicos, esto es básicamente Rock y bueno siempre va a estar aquí.

Luis Martín: Además este disco es muy básico, fácil, inmediato, es Rock & Roll y punto, no tiene nada que ver con las otras aventuras que emprendimos.

Luis García: Las reediciones o relecturas de ciertos discos te pueden dar conciencia de lo que significaron en su tiempo. En nuestro caso, por haber estado allí en el momento; lo tenemos asumido, pero es verdad que hay discos que marcaron un punto de inflexión.

Un comentario sobre “Entrevista: Los Ronaldos

  • el 7 Noviembre, 2017 a las 2:15 pm
    Permalink

    Completísima y detallada entrevista de Fernando del Río a uno de los mejores, más inolvidables y más originales grupos españoles de rock and roll como son Los Ronaldos. El primer disco del 87 (reeditado ahora a los 30 años) opino que ya es muy bueno y supone una plataforma para el perfeccionamiento rockero del siguiente del año 88 “Saca la lengua”: para mí ésta es una obra maestra del rock español. En el caso de los Coque, Ricardo y los dos Luis, siempre un rock limpio y potente, a la vez, el de aquella época 87-88.
    Un saludo para MZK y felicidades a Del Río por el amplio e interesante cuestionario revivalista 😉

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.