Entrevistamos a Los Estanques

En los últimos 20-25 años han proliferado una serie de centelleantes y muy válidos grupos españoles, los cuales cantaron y cantan, total o parcialmente, en idioma inglés (u otras lenguas), diversos compases psicotrópicos o también progresivos, de caracter “neo”, “retro” o el prefijo que se quiera colocar a los adjetivos citados.

Es bastante menos frecuente, en la actualidad, que suceda esto de adaptar, de modo sobresaliente, este asunto al castellano acerca de dichos coloristas géneros y por eso es obligado destacar, en este mismo terreno, a una de las más hábiles y virtuosas formaciones españolas que han emergido en los últimos 24 meses, con este tipo de perfil. Se trata de Los Estanques.

Mi compañero Fidel Oltra, ya escribió sobre ellos en un anterior artículo, el cual podéis hallar en la propia Muzikalia y ahora toca inscribirnos en el “formato entrevista” para obtener varias impresiones de la banda formada por Iñigo Bregel (líder, cantante, teclista, multiinstumentista y letrista) y sus compañeros para los directos, Fernando Bolado (bajo y coros), Germán Herreros (guitarra) y Andrea Conti (batería).

Buceemos pues en las respuestas de este cuarteto acerca de su particular coctelera, en al cual agitan con cuidado muchos litros de pop progresivo y psicodélico con muy medidas gotas de rock and roll, funk, soul o jazz, todo lo cual nos transporta a estrambóticas dimensiones sónicas.

Bienvenidos Estanques a Muzikalia. Cambiaré el orden previsto de las preguntas. ¿Cuál es la situación más extraña en la que habéis tocado u os habéis sentido como banda?

Muy buenas Muzikalia. Lo primero saludar a todos los lectores.

Pues nos hemos visto en situaciones intensas, que sería mejor no contar: una vez tocamos en un pabellón que tenía 12 segundos de “reverb” y lo más curioso fue que antes de acabar el concierto ya lo habíamos empezado.

“Lo único que esperamos es encontrar la posibilidad de mantener un ritmo de edición proporcional al ritmo de creación”

¿Habéis ofrecido o vais a dar algún concierto al lado de algún conocido estanque español como, por ejemplo, el del Parque del Retiro en Madrid? Y hablando todavía más en serio, ¿a qué ciudades iréis durante vuestra gira para este año?

Ahora no tenemos ningún tipo de relación con ningún estanque. Cuando vinimos a Madrid probamos unos cuantos.

Los bolos que tenemos cerrados podéis consultarlos en nuestras redes sociales. Lo más cercano, en Bilbao abriendo para Os Mutantes el 1 de Junio y el 2 de ese mismo mes, en Madrid en la sala Trashcan. Después, tocaremos en el Fárdelej (Arnedo), Zaragoza Psych Fest, Festiblas (Lugo), Get Mad, y hay más confirmaciones por venir. Lo dicho, está todo en nuestras redes sociales.

Me agradaron mucho las refractadas imágenes acuáticas de vuestra promoción, así como también, considero muy adecuada la cubierta de vuestra primera obra Contiene Percal así que, ¿continuaréis con esos distorsionados flashes visuales para próximos discos?

Quizás dependa del artista con el que nos encontremos. Esos flashes distorsionados de los que hablas se los debemos a Maxi del Campo. Ya nos conoce lo suficiente como para saber darnos lo que necesitamos en cada momento porque hemos trabajado muchísimo con él durante años y le debemos nuestras mejores capturas. Respecto a II, el pedazo de diseño que tiene el vinilo es obra de Rebeca Losada, la cual supo darle al estanque ese toque oleoso y pegajoso que le faltaba. Veremos quién aporta qué al estanque las próximas veces.

Después de vuestros dos discos consecutivos de 2017, Contiene Percal y II, los cuales considero maravillas de singular tacto, ¿para cuándo calculáis que podrá editarse una tercera entrega de Los Estanques? ¿Habéis pensado ya el título?

En nuestro caso nunca hay un momento de meterse a grabar y otro de dedicarlo a ensayar y dar bolos, no se para de hacer ambas cosas al mismo tiempo. Así que lo único que esperamos es encontrar la posibilidad de mantener un ritmo de edición proporcional al ritmo de creación.

¿Hacia qué matices estilísticos de pop progresivo, en el estudio, os dirigís con el tercer barco de los Estanques? ¿Pensáis construir alguna “suite”, de entre 10 y 20 minutos, como ya pasó en otro proyecto como Crayolaser, dónde ya estuvisteis Iñigo Bregel y Fernando Bolado?

En Crayolaser también estuvo Andrea. Germán no estuvo porque no quiso, que se le ofreció encarecidamente. Esto quiere decir que “suite” sí o “suite” no, dependerá de cuál de los dos le coma más la oreja a Íñigo, que es el que compone. Si fuese por Andrea los conciertos consistirían en un solo tema operístico de 50 minutos y si acaso un bis popero para despedirse. Sin embargo, Germán aporta un toque más clásico y más amable con el público con temas más roqueros y sensibles. Toda una delicia tanta diversidad.

¿Qué evolución habéis notado entre vuestros dos primeros discos “estanqueristas” , de 2017, aunque haya pasado tan poco tiempo entre la edición de ambos?

Quizás lo más notable es el sonido, aunque también hemos dado un toque distinto a los temas.

¿De qué hablan vuestras letras con exactitud o son meramente oníricas y surrealistas? ¿Podéis darnos algunas claves para descifrarlas e interpretarlas?

Consideramos una suerte haber escuchado toda la vida música en inglés y no enterarnos a día de hoy ni del 5% de lo que dice toda esa música. Eso sí, no estamos diciendo que nos guste porque así podamos apreciar mejor la sonoridad de la voz ni nada por el estilo, como si entender la letra distrajese o estorbase. A lo que nos referimos es que, de vez en cuando, entiendes alguna palabra y en tu cerebro se va componiendo una especie de atmósfera con el color de lo que tú entiendes que se supone que dicen.

La inmensa mayoría de las veces no tiene absolutamente nada que ver con lo que pasa realmente en la letra. Nosotros buscamos que ocurra ésto pero en español, que las letras pertenezcan como a un idioma extranjero en la que, de vez en cuando, entiendes una palabra que te colorea, más o menos, una historia que no tiene nada que ver con lo que realmente dice.

¿Habéis pensado en contactar con algún experimentado productor de Madrid para futuros trabajos?

Musicalmente hablando, nos producimos nosotros mismos y estamos contentos con el resultado, estamos en constante aprendizaje. Esperamos dar mejores resultados con cada disco.

¿Hasta qué punto se han metido en vuestra mente artística, Santander y Madrid y se han plasmado ambas ciudades en vuestras música y letras?

Desde que estamos en Madrid estamos en más en contacto con la música y en general la cultura, es una ciudad que ofrece de todo a todas horas y tratamos de aprovechar lo mejor de cada ciudad y que se note en nuestro próximo trabajo.

¿A qué aspiráis dentro del panorama español a nivel de distintos tipos de audiencias?

Nuestras aspiraciones son hacer buenos temas y estar siempre conformes con lo que hacemos, es difícil decir aspirar a algo concreto, por eso aspiramos a llegar hasta donde nos deje llegar el hacer la música que nos gusta.

Se os ha asociado influencias provenientes de la música progresiva española y de la anglosajona. Como añadido, a mi me recordáis, lejanamente en algunos instantes vuestros, como “Efeméride”, “El que te viene a retratar” , “Can Sagaz” o “Diez Chelines”, a mítico grupos argentinos de los 70 como Color Humano, La Máquina de Hacer Pájaros, Pescado Rabioso o Serú Girán. ¿Qué os gusta del progresivo “argento” de hace 40 – 45 años?

Efectivamente, tenemos una gran influencia argéntea que nos llegó a obsesionar durante algún tiempo, como podrán haber observado quienes sigan nuestra música de cerca. El grupo Materia Gris y su disco… ¿cómo se llamaba?

Respecto a otras influencias, la verdad es que el abanico es amplio. Nuestras verdaderas influencias, esas que no se deben confesar para no desvelar, no de dónde venimos, sino hacia dónde nos gustaría evolucionar serían quizás los dos primeros discos de Henry Cow, junto a “Señora azul” de CRAG y el disco de 1968 The Collectors, de la banda homónima.

Cada componente del grupo tiene sus influencias bien marcadas y podríamos decir muchas otras, pero claramente nos tiran los años mágicos que van del 67 al 75. Que esos tres grupos (podrían ser otros) sirvan para mostrar más o menos por dónde entendemos nosotros que nuestra música tiene que tirar.

Por cierto, ¿qué tal os han recibido con vuestra “retropsicodelia pop-prog” con un toque moderno, por Mexico, Argentina, Chile y demás países latinoamericanos?

Tendremos que ir allí para comprobarlo, así que te comentamos a la vuelta.

Retornando al tema anglosajón ¿cuales son, según vosotros mismos, vuestros propios espejos musicales de 1967 a 1975 en lo que hace referencia a Inglaterra y Estados Unidos? ¿Habéis pensado en probar con Los Estanques en los propios mercados británicos o norteamericanos?

Espejos, espejos diría que no tenemos. Agradecemos por supuesto las comparaciones con los Kinks por ejemplo, hay algún majísimo que hasta menciona a los Beatles o incluso a Génesis, pero hemos de mantener cierto grado de humildad al respecto. Jamás seremos tan grandes como estos grupos haciendo lo que ellos hicieron, así que mejor crear un estilo propio en el que aportar algo genuino.

Las influencias que tenemos no son nuestros espejos porque no imitamos tanto sus canciones como su forma de entender la música y el proceso creativo. Desde Deep Purple, Gilles Gilles and Fripp, Boston, Gentle Giant, Kansas o hasta los Mills Brothers o Los Tres Reyes… hay algo común en todos ellos, pero la cosa no acaba en los 70. Hoy en día hay grupazos con los que nos identificamos en algún sentido, como los Dirty Projectors, los Lemon Twigs o Thundercat, por ejemplo.

Respecto al mercado anglosajón, nosotros estaríamos encantados de estar hasta en el mercado de Singapur. Pero también es cierto que cantamos en castellano y que ésto, lejos de ser un problema, tiene sus grandes ventajas. Habrá que ver cómo evoluciona la cosa, pero no creo que tengamos problemas en un futuro para que los no hispanohablantes disfruten de nuestra música tanto como nosotros hemos disfrutado música de cualquier lugar del mundo.

Esta penúltima pregunta es para Iñigo Bregel. Cuando tocas tú absolutamente todos los instrumentos y los grabas en el estudio ¿te sientes próximo al australiano Kevin Parker en ese sentido? ¿Os gustaría conocer personalmente a Tame Impala y telonearle en algún concierto suyo en España?

Telonear a un grupo grande siempre es de buen recibo, pero a nivel personal preferiríamos telonear a otros grupos, de hecho, teloneamos a Os Mutantes en Bilbao este 1 de junio y tuvimos el placer de telonear a los Pretty Things, así que ya hemos tachado a dos de los grandes de nuestra lista. Como grupos actuales nos gustaría abrir para Vulfpeck o los Dirty Proyectors, entre otros.

Agradecer a Los Estanques su presencia en Muzikalia, respondiendo y aguantando bravamente nuestra ola de cuestiones. Por mi parte y la de Muzikalia, felicitaros por vuestro refulgente trabajo y desearos muy buena fortuna en vuestra carrera musical.

Os cedo la última palabra y la despedida ¿Queréis añadir algo más o transmitir algún mensaje para los fans?

Bueno, lo primero de todo dar gracias a Muzikalia por haber preguntado nuestras respuestas y por habernos concedido esta entrevista. Agradeceros también el interés por nuestra música y felicitaros por el buen hacer de la revista.

A los fans: que los vemos en los próximos conciertos.

Foto: Sergio Albert

2 comentarios sobre “Entrevistamos a Los Estanques

  • el 27 Mayo, 2018 a las 10:05 pm
    Permalink

    Enhorabuena a este buen grupo por su coherencia y buen gusto con este prog-rock, psicodelia y rock en general, y en castellano además. Esperemos que se puedan consolidar y nos den muchas más escuchas satisfactorias. Gracias a Txus y Muzikalia por darles voz.

    Respuesta
  • el 28 Mayo, 2018 a las 2:20 am
    Permalink

    Gracias a ti, por el comentario, F. Xavier. Le deseamos la mejor de las suertes a un gran grupo como Los Estanques.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.