Festival Tomavistas (Parque Enrique Tierno Galván) Madrid 20-22 mayo

Aunque España puede considerarse una potencia mundial en cuanto a festivales musicales, desde la muerte del Summercase, su capital era poco más que un erial. El cambio en el gobierno municipal ha sido providencial para que, en menos de un año, en Madrid hayan surgido varias iniciativas que vuelven a situar la ciudad en el mapa de los festivales.

El primero de la temporada ha sido el Tomavistas, un evento que no se pudo celebrar el año pasado por falta de un espacio adecuado, y que en 2016 ha resucitado en una ubicación ideal, el auditorio al aire libre del Parque de Enrique Tierno Galván. ¿Para qué se ha estado utilizando este espacio hasta la fecha? Hace hace años hubo un cine estival, pero poco más. Y es una lástima, porque es un emplazamiento perfecto para un evento musical de tamaño medio, como ha sido el Tomavistas. Sobre todo si la organización del evento, como ha sido el caso, se plantea desde el máximo cuidado de los detalles. Así, gracias a esta vocación por la comodidad del público y al buen tiempo del fin de semana, el festival se ha convertido en un oasis dentro de Madrid, destacando la jornada gratuita del domingo en la que festival se llenó de familias y niños. El Tomavistas será el primer festival para más de uno. Todo un homenaje, aunque algo contenido (“¡Rockeros: el que no esté colocado, que se coloque… y al loro!”), a Don Enrique, el alcalde que más se preocupó por la vida de cultura de Madrid.

TV16recinto

La única pega que se le podía poner al recinto a priori, era la diferencia de capacidad entre los dos escenarios, teniendo en cuenta que los conciertos eran sucesivos. Sin embargo, parece que parte del público no se ha querido mover en todo el festival del césped del auditorio, y en ninguno de los conciertos del escenario pequeño se han vivido agobios.

En cuanto a los asuntos puramente musicales, la propuesta del Tomavistas destacaba por ser una apuesta descarada por las guitarras y el ruido (con algún destello electrónico), y por grupos de clase media, sin grandes nombres pero tampoco rellenos. La fórmula ha dejado un magnífico sabor de boca. No ha habido alardes, pero todo el festival ha mantenido un nivel más que notable, con casi todos los grupos estrenando nuevos discos. Si hemos de destacar algunos nombres, elegimos a Chucho, Lost Tapes y Neuman. Por curiosidad, me gustaría consultar la factura de electricidad del festival, porque lo que han debido gastar las guitarras y los sintes, seguro que daba para iluminar medio Madrid.

Viernes

Inauguramos el Tomavistas con el pop eminentemente lúdico y generosamente jaleado de Novedades Carminha. Estribillos y chistes en casi cada canción, configuraron un directo tan contagioso como fácilmente olvidable. Presentaban Campeones del Mundo (Ernie Records, 2016), un disco que suma fondo de armario hitero (“De vuelta del todo”, “Que Dios reparta fuerte), a un festivo repertorio que sigue encabezado por “Antigua pero Moderna”.

TV16novedades

Caía ya la tarde en Madrid, así que el rock crepuscular de Trepát sonó durante muchos minutos en su atmósfera ideal. Ruido con raíces ochenteras, los granadinos pueden presumir de poder soltarse el pelo para parecerse por momentos a El Columpio Asesino, aunque su mejor versión es la que tiende al lirismo de nudozurdo. Sin bien es cierto que pueden resultar empalagosos en ciertos pasajes electrónicos, hacía tiempo que no escuchaba a un grupo con tanto potencial.

TV16Trepat

No es Guadalupe Plata una propuesta asequible en directo, desde la puesta en escena totalmente teñida de rojo hasta la preeminencia instrumental, pasando por la omnipresencia del blues sobre cualquier otro sonido. Pero el virtuosismo de los de Úbeda y la calidad de canciones como “Serpientes negras”, “Tengo el diablo metido en el cuerpo” o “Hueso de gato negro” bastó para que, el mismo público que antes se había hartado de bailar a Novedades Carminha, se quedara hipnotizado con el despliegue de Guadalupe Plata.

TV16guadalupe

Lost Tapes tienen tal capacidad para replicar influencias cuidadosamente elegidas, que se puede llegar a pensar que son un grupo diseñado en algún laboratorio específicamente para gustarte. Post-Punk, noise, shoegaze, dreampop y algo de electrónica mezclado con gusto y equilibrio, de tal manera que es imposible resistirse. Afortunadamente, sus protagonistas son RJ Sinclair (Tokyo Sex Destruction) y Pau Roca (La Habitación Roja), acompañados por Mark Greenwood (también, La Habitación Roja), por lo que la autenticidad de la obra está garantizada. En cuanto generen dos o tres hits, les verán en todos los festivales de moda.

TV16Lost

Chucho fueron lo mejor del Tomavistas. Lo digo así rápido y sencillo, porque no hace falta demasiadas explicaciones. Pueden presumir de un patrimonio musical extenso y casi legendario, a lo que hay que sumar una resurrección más que notable (Los Años Luz, I*M Records, 2016). Todo ello, gestionado sobre el escenario con generosidad y crudo lirismo, configuran un directo merecedor de encabezar cualquier festival.

TV16Chucho

Soy de los que opina que Voces (?Canadá/Club Social, 2016), el nuevo trabajo de El Último Vecino no mejora su debut, pero aporta fondo de armario que aumenta considerablemente el nivel del directo. La nostalgia sigue siendo el elemento predominante de música y puesta en escena, pero el talento de Gerard borra cualquier atisbo de duda.

TV16ultimovecino

Sin llegar al nivel que hace unos años alcanzó My Bloody Valentine en aquellos PS y FIB de hace unos años, A Place To Bury Strangers ofrecieron lo más parecido a un huracán eléctrico que recuerdo. Tocando en completa oscuridad y alternando sus tres último discos (aunque dando casi más espacio a Worship que al más reciente Transfixiation), los neoyorquinos analizaron el concepto de épica desde todas las perspectivas posibles que impliquen ruido. Noise, shoegaze y psicodelia para cerrar una noche plena de intensidad.

TV16aplace

Sábado

Por razones logísticas nos perdimos una de las mejores propuestas del festival, Ultimate Painting, y nos tuvimos que conformar con comenzar la jornada con Disco Las Palmeras! que siguen pudiendo presumir de fiereza y consistencia. Quizás les hubiera sentado mejor algo de oscuridad, pero, en cualquier caso, siempre es buen momento para escuchar “Sección de Autoayuda” o “Cállate la boca”.

TV16Discolaspalmeras

Diez años han pasado ya desde aquel Alegato Meridional (El Ejército Rojo / PIAS Spain, 2006 y recientemente reeditado por El Segell del Primavera) del Grupo de Expertos Sol y Nieve, así que J y Manu Ferrón están aprovechando para girar repasando lo mejor de su discografía. Concebidos como grupo de puro ocio, los Expertos pueden presumir de haber encontrado la tecla de la atemporalidad, porque, pase el tiempo que pase “La Nueva Reconquista de Graná” o “La Reina de Inglaterra”, siguen sonando con la misma frescura que el primer día.

TV16Expertos

Tocar simplemente con una guitarra y una batería está al alcance de unos pocos valientes. Siberian Wolves vienen a sumarse a la vertiente más ruidista de un selecto club que encabezan Japandroids y No Age, y lo hacen con nivel suficiente para no desentonar ni un ápice en un festival que acababa de ser arrasado literalmente por A Place To Bury Strangers.

TV16Siberianwolves

Así como Chucho supo equilibrar con habilidad su presente y su pasado en un directo emocionante, The Wedding Present se quedaron algo desconectados del público al dedicar una parte de su concierto a las canciones que darán forma a su próximo disco, Going, Going… (Pledge Music), previsto para septiembre. No es los nuevos temas no tengan calidad, treinta años después los de Leeds siguen siendo el grupo que mejor combina el pop y el punk, pero quizás el público esperaba poder canturrear estribillos conocidos.

TV16wedding

Y el grupo que no conocía otra velocidad que la máxima, decidió incluso ir más allá (Salve Discordia, Mushroom Pillow, 2016), y por el camino encontró cierta dosis de calma (“Que hizo por ella cuando la encontró”, “O Salve Eris”). Más madera (“Euromaquia”, “Luz del alba”), y nuevos aciertos (“Baila Sumeria”, “Desmadre Estigio”), que, sin embargo, no terminaron de brillar en el Tomavistas. Quizás fuera culpa mía, pero creo que faltó algo a un concierto al que nunca le pondría menos de un 7.

Siempre he dicho que We Are Standard pueden ser el mejor grupo del mundo, siempre que les escuches de madrugada. Para reforzar esta idea, acaban de titular su último disco Gau Ama (Madre Noche en castellano), para seguir ahondando en el hedonismo bailable teñido de tintes folk. En el Tomavistas salieron al escenario rozando su hora límite (la 1:30 quizás es demasiado pronto), pero, a base de eusko/house/rock, consiguieron poner a bailar a un público que, hasta el momento, había estado demasiado parado.

Domingo

La última jornada del festival era gratuita y comenzaba al mediodía, lo que fue aprovechado por muchas familias para llevar a sus hijos a su primer festival. Como conciertos, ya de noche, destacó el revival de Australian Blonde, protagonizado por un descomunal y descontrolado Paco Loco y la intensidad creciente de un Neuman cada vez más indiscutible.

Un comentario sobre “Festival Tomavistas (Parque Enrique Tierno Galván) Madrid 20-22 mayo

  • el 25 Mayo, 2016 a las 5:38 pm
    Permalink

    Es verdad, lost tapes tienen tal capacidad para replicar influencias que sus canciones no dicen absolutamente nada y su sonido es totalmente anodino <3

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.