Jonathan Wilson – Rare Birds (Bella Union)

Jonathan Wilson. Músico de cámara. Americano admirado por la alta realeza musical. Hay datos escritos que definen su trayectoria. Desde guitarrista de Roger Waters, ex líder de Pink Floyd, hasta productor de Father John Misty. Fue en marzo cuando sorprendió con su tercer álbum de estudio. Rare birds. Setenta y ocho minutos cocinados a fuego lento que apuntan a lo más alto de la lista de mejores discos de este año 2018, como casualmente nos tiene acostumbrados desde el lanzamiento del primero de su colección en solitario Gentle Spirit (2011). Nos mata. Disco magistral marcado por arreglos inesperados. Cambios de ritmo. Rock. Psicodelia. Magia.

Educado en el jazz, no deja de sorprender ese carácter improvisatorio que poseen sus canciones y que saca a la luz en temas como “Me” o “Miriam Montague”. Destacar las colaboraciones de Father John Misty (anteriormente mencionado), Lucius y Laraaji. No menos importante es la aportación de Lana del Rey en clave menor. Fuera de los granos de arena aportados en esta playa llamada Rare Birds, catalogar a este disco como una obra tremendamente personal no sería para nada una locura. Desde que J. Wilson abandonó su antiguo barrio para asentarse en Lauren Canyon, lugar que habitaron grandes figuras como Neil Young, ha ido abandonando poco a poco esos sonidos propios de los sesenta, para experimentar y hacer que su música avance hacia nuevas direcciones.

“Trafalgar Square”, “Over the midnight” o “Loving you”. Canciones largas para momentos intensos. “Hi Ho the Righteous”. Carretera. Manta. Lástima que haya nacido en este siglo. Cincuenta años atrás hubiese pasado a los grandes discos de la historia. Quizá llegó en este momento para aportarnos una nueva visión del mundo que probablemente tendríamos olvidada. Álbum intenso para escuchar con los cinco sentidos. Gracias.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.