León Benavente (Sala Planta Baja) Granada 26/11/2016

Enmarcado dentro de la fiesta del cuarto aniversario de Discos Bora-Bora, auténtico referente actual de la escena independiente granadina, León Benavente abarrotaron la renacida sala Planta Baja y demostraron la excelente salud de su directo, apoyado en un sonido limpio y potente, sin perder matices respecto al sonido de estudio, y en la innegable actitud de un Abraham Boba pletórico.

Quizás las canciones de su segundo trabajo puntúen ligeramente por debajo de las de su estupendo debut, algo normal por otro lado, pero en vivo todas mezclan de manera apabullante, con momentos álgidos (“California”, “Rey Ricardo” o “Ánimo Valiente”, con su punteo característico y reconocible) que se asientan sin duda alguna en la lista de clásicos del indie nacional reciente, con unas letras salpicadas de referencias políticas con metáforas ácidas y certeras. Con la desaparición de Chucho, cuya vuelta puntual celebramos recientemente, los madrileños se consolidan con apenas dos discos como referente dentro del panorama rock nacional, con unas melodías que no hacen ascos al pop y que resuenan orgullosas desde las entrañas de unos músicos ya curtidos en mil batallas.

El suyo es un directo infalible, que apenas deja respiro. Profesional y entregado, sin espacio para el reproche. Ya bregados en multitud de festivales, su pegada incluso aumenta en las distancias cortas, donde la presencia de un Boba dominador del escenario, impone y enciende al más pintado. Con un público absolutamente entregado, las notas de “Revolución”, el single “Tipo D” o la incontestable “Ser Brigada” calaron hondo y dejaron las puertas abiertas a una próxima visita a una ciudad que les quiere y les espera siempre con los brazos abiertos.

¿Te apetece comentar?