Mercedes Ferrer – C + V (Autoeditado)

Aunque Mercedes Ferrer pertenece a Madrid hasta la médula, cabe preguntarse si el espíritu de alguna tierna, apasionada y, a la vez, luchadora reina azteca del siglo XV se metió en las venas de la propia compositora hace, nada más y nada menos, que 9 años, en 2009, en la capital de México lindo. Completamente envuelta y fascinada ésta, durante 3 años, por los ambientes metropolitanos de aquel punto de Centroamérica, comenzó dicha intérprete a idear, de modo embrionario, un concepto denominado “C + V”; transformado ahora el mismo en la sofisticada obra que, el 22 de Enero de 2018, ha sido lanzada.

Efectivamente, los musicómanos latinoamericanos, en general, mimaron y marcaron a la cantante madrileña, como en pocas latitudes en el mundo, ya desde su disco anterior Travesía (2009). Solamente, Ueuecoyotl, dios mexica de la música y ella misma, saben con exactitud las jornadas de sufrimiento que ha pasado, en realidad, Mercedes para poder sacar adelante C + V y es que, en consecuencia, los últimos y lentos 36 meses han sido de inacabable sudor y piramidal trabajo hasta acabar de cristalizarse el proceso de composición, grabación, ensayos, producción, etc.; todo ello en los estudios de Madrid. Y es que en España, hay también muchos aficionados que se hallan longevo tiempo aguardando, ansiosamente, un instante que, al fin, ya se presenta.

Precisamente, se ha de enfatizar en primer lugar la extensa lista de “crowdfunders” que han contribuido a sustentar el asunto, es decir, leales seguidores “micro-mecenas” que, todos a una y de manera solidaria, ayudan a mover el carro de los músicos, cuando éste ha quedado varado. En este caso concreto, repito, la financiación colectiva ha transcurrido en favor del novedoso invento de Mercedes Ferrer, para este 2018. Reconocida queda aquí la inestimable aportación de estas 105 personas, vamos ahora repasar, punto por punto, esta colección de temas de veraz rock and roll, los cuales se entrecruzan con otros más tendentes al medio tiempo.

**LADO C: 

1- ACTO DE FE: Y también acto de apertura del disco, acerca de una España rural de otra época que no pudo disponer de defensas educativas frente a cepos ideológicos venidos desde frentes diablescos (por decirlo así), según se podría interpretar proveniente algunas manifestaciones de la misma Mercedes y de los propios párrafos de la letra, de una trágica preciosidad los mismos. Aunque ella ha sido extraordinariamente ecléctica en su carrera tocando todo tipo de estilos, Mercedes Ferrer es, realmente, heredera del punk-rock de The Clash (1976-1978) y del post-punk (1978-1984) y esto se deja notar en este arranque de “Acto de Fe” y en algún tema más a lo largo del minutaje disquero. En definitiva, una batería resolutiva o riffs agresivos y crudos de guitarra engranando con los dramáticos, reivindicativos y decididos fraseos de la vocalista.

2- PLAN DE VUELO: Más que nunca concentrada en una variedad a las seis cuerdas ejecutada por la misma Mercedes, ésta ha declarado que es influenciada para este tema por ciertas coordenadas de Jimi Hendrix. Por otro lado, a destacar siempre su voz de contraalto que se alza como un huracán de seda, una nítida señal de la guerrillera romántica que porta en su ánima, una refracción de la dalia de fuego que es esta mujer cantando. La tonada “Plan de Vuelo” es una nueva muestra de todo ello, dejando caer quizás, quizás un suave y esperanzado onirismo espacial como, por ejemplo en el cautivador estribillo:

Este es un nuevo plan de vuelo
que se traza en el interior de un túnel
de una calle de distrito sideral.

3- C+V: La canción que concede el título al volumen ofrece, a primera vista, múltiples e infinitos significados en la cubierta como ya apunté en mi anterior artículo sobre Mercedes, en julio de 2017 aquí en MZK. Tal vez es así, con esa pluralidad de significados para cada oyente, como conserven el encanto las siglas planteadas en la propia portada, o sea, un enigma como puerta de entrada pero, por contra, ¿únicamente podría referirse a las iniciales del nombre de su productor, Ciril Vidal? O quizás con más exactitud ¿esas dos letras del abecedario se corresponden acaso con lo que cuenta el insistente estribillo “Carne y Verso, Carne y Verso”? Sea como fueren las diversas interpretaciónes, la “title track” porta una armonía similar a su éxito anterior “Adiós” (1997), donde en este corte titular de ahora planea de fondo García Lorca y donde el “tempo” utilizado es el mismo que en el flamenco y el cante jondo, como extremadamente sutiles fuentes más queridas por la intérprete. Las imparables voces de la parte final del tema resultan profundas, épicas y merecen mención especial.

4- EL PODER: La artista centropeninsular es capital para abordar y entender el rock and roll femenino hispano en los últimos 35 años y muchas jóvenes rockeras de entre 20 -25 años que empiezan a caminar por la jungla sónica, deberían tener de referencia a M.F. En “El Poder” retoma ella el post-punk más primigenio con temáticas acerca de la dignidad, la creatividad o la creencia y de que todas ellas pueden vencer sus batallas por aflorar y comunicar sus parámetros más esenciales.

5- MONSTRUOS (AHÍ FUERA). Una de las zonas más sólidas del disco. Gritos desgarradores, guitarras rasgadas y versos que podrían descifrarse como personas maltratadoras a las que es necesario hacer frente y, primero borrando su feo ego, para hacer luego mutar a dichos seres hacia algo más humano. “Duele la vida hasta lo insoportable” argumenta una de las explorables líneas. Resulta éste un magno cierre de la primera parte del álbum en el que Mercedes Ferrer confía plenamente en que se erija como una de sus más carismáticas canciones. El tiempo futuro nos lo contará.

**PAUSA Y PRESENTACIÓN DE LA BANDA:

Al igual que en un concierto, efectuamos un “intermedio” (parafraseando el título de una de sus canciones, de 1994) para presentar a los músicos:

Voz y todas las guitarras: por supuesto, MERCEDES FERRER.

Bajo: JACOB REGUILÓN, ya conoce bien a nuestra protagonista, al ser él músico en el disco Tiempo Real (2003). Reguilón es un convincente instrumentista con un muy respetable currículum, que también ha estado a las órdenes de Quique Gonzaléz, Ariel Rot o Xoel López, entre otros.

Batería: IÑIGO IRIBARNE, el cual ya había acompañado a la madrileña en 2016 en un homenaje a Prince. El baquetero Iribarne has sido también requerido alguna vez por Bryan Adams, Zucchero, Amistades Peligrosas, La Frontera y un refulgente etcétera

Producción: CIRIL VIDAL, también un viejo conocido de la vocalista por haber formado tándem en el propio LP Tiempo Real, hace ya 15 años. Mano derecha, actualmente, de la propia Ferrer.

Mezclas y remasterización: ÁNGEL MARTOS, habiendo ya trabajado él en este terreno para Andrés Calamaro, Antonio Vega, Santiago Auserón, Miguel Ríos, el propio Ariel Rot y demás plantel estelar de músicos en España.

Sin duda, Mercedes se ha encontrado perfectamente respaldada y compenetrada con un equipazo como Ángel, Ciril, Iñigo y Jacob. Tornamos con la segunda parte del cancionero.

**LADO V: 

6- CIUDAD ARDIENTE: Con ese marcado modo melancólico tan suyo, esta maga de las cuerdas vocales continua expresando aquí una sensibilidad hercúlea, la cual impacta a muchos de los que la escuchan cantar. A nivel instrumental, el trío Ferrer / Reguilón / Iribarne van entrelazando sus instrumentos hasta transportarnos a líricas urbes de multirisada delicadeza.

7- LETANÍA: Alguien tan imaginativo y de tantos recursos descriptivos como es el músico barcelonés CARLOS ANN presta aquí su ayuda a la rocker madrileña a la hora de explorar planetas introspectivos. Los afilados punteos de la guitarra eléctrica que caen como aisladas gotas de agua, secundan el sentimiento de la personal oración de nuestra protagonista. El productor Ciril Vidal deja su impronta en el inmaculado pulido de este tema, el cual cierra un encadenado terceto de atmósferas reflexivas y calmadas, junto con las propias “Monstruos” y “Ciudad Ardiente”.

8- WORD GUN: Cambio radical respecto a todos los temas anteriores, incluidos los otros más rockeros. Suena aquí una Mercedes Ferrer mucho más agresiva, oscura, detorsionada y armada con eso que los músicos denominan “acordes de potencia” (power chords), los cuales predominan en este llamativo rock and roll. El enunciado se traduciría como “Pistola de palabras” y su letra habla de tratar de aparcar el gigantesco temor a ser sinceros, con algo de simbolismo oriental como base expresiva, parece ser. Ya desde 1986, Mercedes Ferrer (como por con ejemplo la sensacional “El arte de andar”), comenzó a producir esmeraldas anti-convencionales, inquietantes, psicodélicas, enigmáticas y algo empíricas a cargo de esta camaleónica intérprete que, se ha arriesgado tantas y tantas veces en sus interpretaciones. Este excelso y vigoroso tema no es una excepción y tornan a repetirse estos parámetros de valiente riesgo “arty” en sus acordes. “Word Gun” no guarda mucha unidad con el resto del disco pero no le hace ninguna falta por la personalidad propia que posee dicho zarpazo de patrones “hard”.

9- QUE QUEDA DE MI: Este noveno envite es muy arquetípico de ciertas melodías de Mercedes, es decir, una balada rockera que transcurre “in crescendo”, partiendo desde una melancolía solitaria y sosegada hasta alcanzar una muy elevada tensión emocional, gracias a sus majestuosos registros vocales. Algo que ya ocurrió en otras de sus grandes canciones como, por ejemplo “Cárcel del amor” (1991), “Invisibles Alas” (1994) o “Hagamos el amor” (2009). M.F. es una super-especialista, como ninguna, en conquistar estas asombrosas aceleraciones dentro de su fornido vehículo creativo. El bajista Jacob Reguilón muestra aquí gran presencia y las quejosas guitarras parecen advertirte de que cuando te atrapa el pasional estribillo ya no podrás dejar de tararearlo:

Cuando me atrapas, cuando descubres
lo poco o mucho que queda de mí.
Cuando me arrastras, cuando desnudas
cuando aquí acabas, cuando empiezo yo.
Cuando alimentas, cuando despiertas
lo poco o mucho que queda de mí.

10- VUELTAS DE NORIA: Concluye el “decálogo cemasuvista” con ritmos aún más pausados que la anterior y en esta oportunidad relativamente estandarizados y de clásica ternura, los mismos. Este tema compite, en opinión de la propia Mercedes, con la canción “Fantasía” de 2003 (del disco Tiempo Real), a la hora de tratar de rematar un disco suyo del modo más poético y sentido posible. Un colofón que, probablemente, narra como nos presentamos y como nos despedimos durante la rueda vital.

**CONCLUSIONES:

Con Prince, The Clash, David Bowie, Lou Reed o Blue Oyster Cult como algunas de sus muchas y autoconfesadas influencias, Mercedes Ferrer, vierte otro sobresaliente cancionero más, habiendo ejerciendo además un minucioso control respecto a los arreglos y en postrera instancia, colocando estrategicamente las canciones, de tal modo que se protejan unas otras como si fueran un enérgico y organizado ejército de soldados de Moctezuma. Sin embargo, la temática letrística y de fondo que la totalidad del disco pretende transmitir es un llamamiento a cambios sociológicos basados en la necesidad de que exista más amor entre las personas y se produzca la unión entre las almas de las mismas, según se puede intuir esto último de las emotivas confesiones de la propia cantante (vía webcam) en el final de su campaña de crowdfunding.

De la manera tan independiente en la que plantea Ferrer todo su último Arte sónico, nacido en 2018, se deslizan nuevos interrogantes tras su nueva obra y es que ¿se ha convertido Mercedes Ferrer en una super-anti-estrella del pop and roll español? y ¿alcanza ella, definitivamente, con su nueva apuesta un status de eso que se da en llamar “artista de culto”? Además de en España y Latinoamérica ¿deberían las audiencias británicas, francesas o alemanas por ejemplo, volver la cabeza más abajo de los Pirineos para descubrir esta ambicioso y complejo rascacielos que es C + V? Mi parecer personal es afirmativo sobre esto último.

En algunas ocasiones a lo largo de su carrera, Ferrer no se ha mostrado como una artista de “primera escucha” sino que es necesario tornar, atenta y repetidamente, a sus canciones para descubrir todo su singular valor: creo que es una de las claves para entender, por ejemplo, este  C + V y lo cualitativo del mismo. Ella, en el fondo de su ser, jamás fue de esas cantantes que va a lo fácil y se la ha jugado, artísticamente, en numerosas ocasiones, algo de agradecer le haya salido peor o mejor el producto auditivo.

Expresado llanamente y sin complicaciones, tras escuchar el enérgico y talentoso C + V se apuntala bajo mi prisma personal que ella es una de las tres mejores y más sobresalientes rockeras españolas de todos los tiempos.

C + V y el resto de la música de esta resistente heroína del pop patrio es, en cierto modo, como un tesoro semi-oculto y sagrado para recuperar y contemplar una y otra vez, un isleño cofre de aúreos compases para re-descubrir su estética constantemente, o en otros términos: toneladas de oro musical para instalar, plácidamente, dentro de nosotros mismos.

Discografía básica de Mercedes Ferrer:

C + V (2018).
The 90′ bootlegs series (EP de rarezas de 2013)
Travesía (2009)
Intermedio (Recopilación – 2006)
Tiempo real (2003)
Generaciones( Recopilación + 6 temas inéditos en 1997)
Tiempo Futuro (1994)
Imán (1991)
Tengo todas la calles (1988)
Entre mi sombra y yo (1986)

Desde el 22 de Enero, podéis adquirir su nuevo disco C + V en Plataforma Beloud en este enlace.

En versión CD también estará disponible a partir del 22 de febrero, que es cuando comienza su gira española.

 

4 comentarios sobre “Mercedes Ferrer – C + V (Autoeditado)

  • el 22 Enero, 2018 a las 2:07 pm
    Permalink

    ‘Completamente envuelta y fascinada ésta, durante 3 años, por los ambientes metropolitanos de aquel punto de Centroamérica, comenzó dicha intérprete a idear, de modo embrionario, un concepto denominado “C + V”; transformado ahora el mismo en la sofisticada obra que, el 22 de Enero de 2018, ha sido lanzada.’

    No se puede explicar mejor, Txus… GRACIAS por ésta, tan precisa descripción…

    Respuesta
  • el 22 Enero, 2018 a las 6:31 pm
    Permalink

    Gracias a tí, Mercedes, por tu excepcional música y gracias por un fabuloso disco como C + V, el cual tantísimo te ha costado de elaborar y que ya comenzaste a crear hace ya tanto tiempo en México, desde 2009; como aquí ha quedado reflejado. Ahora, por fin, C + V, ya está aquí en este 2018 y verás como merecerá la pena todo tu trabajo musical de tantos años. Bienvenida aquí a MZK Magazine y por mi parte, un honor y un lujo tenerte en la revista y espero que todos los aficionados al mejor rock and roll y a la mejor música disfruten todos de tu nuevo álbum, lleno éste de canciones de enorme fuerza e intensidad.

    Un abrazo y gracias por tu amabilidad, Mercedes.

    Respuesta
  • el 22 Enero, 2018 a las 10:50 pm
    Permalink

    Bueno, pues estamos de celebración por el retorno de tan gran artista nunca olvidada por los que ya tenemos una edad y que, en efecto, reconocemos como una de las mejores voces del Pop-Rock de las últimas décadas. Sensibilidad, compromiso y autenticidad a partes iguales.
    Mucha suerte en este nuevo trabajo que tanto ha costado de pergeñar y que ahora ve la luz. Que mejor manera de presentarlo con este artículo (inmejorable disección, no creo que nadie la llegue a hacer tan completa como Txus Iglesias, y titánica investigación sobre la artista), y qué mejor refrendo que el primer comentario haya sido de la propia protagonista, a quien deseo la mejor de las suertes con este trabajo, y que tenga un gran recorrido y no falten conciertos y festivales para defenderlo, junto con lo mejor (que es mucho) de su dilatada trayectoria. Gracias, Mercedes, gracias incondicionales “crowfunders” que han hecho realidad esta materialización en tiempos tan complicados para hacer llegar la buena música, y gracias a Muzikalia una vez más por saber estar al quite con la novedad, y con el reconocimiento a Mercedes, en definitiva. Ehhorabuena, y recibid un fuerte abrazo.

    Respuesta
  • el 24 Enero, 2018 a las 11:38 am
    Permalink

    Muchas gracias por su experta opinión a F. Xavier Gállego, autor del libro “Los Premios Grammy 1958-1982”, acerca de el nuevo disco, C + V, de la siempre talentosa, Mercedes Ferrer y mi artículo sobre ello.

    Gracias por la edición de mi texto a MZK y siempre un honor escribir junto a otros escritores, que firman en la propia revista, de la talla y la calidad de Fidel Oltra, Manuel Pinazo, Raul Julián, J.J. Caballero, Iñaki Espejo, Icaro Lavia y muchos más de los que intervienen regularmente en Muzikalia.

    Un saludo para todos.—–Txus

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.