Nick Cave & The Bad Seeds – Abattoir Blues / The Lyre Of Orpheus (Mute/RCA)

Un año después de Nocturama y por primera vez sin Blixa Bargeld (dedicado en exclusiva a Einstürzende Neubauten), Nick Cave & The Bad Seeds regresan con su decimotercer trabajo, el primero doble de su discografía, o mejor dicho, al igual que han hecho Lambchop este 2004 con Aw C´Mon/No You C´Mon, la primera vez que editan dos discos incluidos dentro de un mismo álbum. Abattoir Blues / The Lyre Of Orpheus han sido grabados en el estudio Ferber de París y producidos por el propio grupo junto a Nick Launay. Para la ocasión, la banda repite su formación habitual -a excepción de Bargeld– e incluye a un nuevo miembro, James Johnston (ex Gallon Drunk) al organo.

El nuevo trabajo de Nick Cave & The Bad Seeds es una asombrosa colección de 17 canciones divididas en dos partes, que aunque muy similares, podríamos apuntar que The Lyre Of Orpheus quizá contenga momentos más reposados. Dos discos en los que nos encontramos con los australianos más accesibles, arrebatadores, líricos y vitalistas que de costumbre, con la inclusión de nuevos elementos en su música -como el gospel-, y como es habitual en su líder, con unas letras que van más allá de la poesía.

Un torrente llamado “Get Ready For Love” da paso a una celebración de casi hora y media en la que el gospel festivo de “There She Goes, My Beautiful World” se une a la magia de “Breathless”, “Let The Bells Ring” y “Nature Boy”, a la oscuridad de “Hiding All Away” o “The Lyre Of Orpheus” y a la fuerza de “Supernaturally”. Los momentos más líricos son para “Babe, You Turn Me On”, “Easy Money” o “Cannibal’s Hymn” y el éxtasis llega de la mano de “Carry Me” o “Fable Of The Brown Aple”.

Hoy en día es difícil encontrarse a una banda con más de dos décadas de actividad a sus espaldas y en plenas facultades creativas. Abattoir Blues / The Lyre Of Orpheus es una nueva obra maestra que añadir a su imprescindible discografía, un disco que puede mirar de tú a tú a glorias pasadas como Tender Prey (88), Let Love In (94), The Boatman´s Call (97) o No More Shall We Part (01).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.