Arizona Baby – Secret Fires (Subterfuge Records)

El siempre difícil tercer disco, ese que ha echado a perder a tantas bandas…algunas por insistir demasiado en su sonido y no saber evolucionar, y otras por todo lo contrario. ¿Cuál será el caso de Secret Fires (Subterfuge, 2014), el tercer álbum de Arizona Baby? El tiempo dirá, pero lo que parece claro es que algo ha cambiado desde los tiempos polvorientos y ascéticos de sus inicios.

El viaje/viraje hacia la luz parece evidente, aunque administrado en pequeñas y graduales dosis. El inicio con “Real lies” y  “If it helps you sing” recuerda en gran medida a ese folk rock sucio de carretera con el que sorprendieron en sus primeros álbumes, de forma que parece que nada ha cambiado. La grabación en analógico contribuye a ese sonido orgánico tan característico. Pero llega entonces “Wooden nickles”, que suena más a pop americano independiente de los 80 que a otra cosa, y de repente, casi sin darnos cuenta, empezamos a asistir a la transformación de Arizona Baby en banda de pop rock, con todo lo bueno y lo malo que eso pueda significar para sus viejos seguidores.

“Gather round the fire” transita esos mismos nuevos caminos, aunque con un delicado toque Neil Young. Según avanza el disco van apareciendo nuevos invitados (teclados, pianos y clavicordios) que dan un toque dulce a canciones como “Don´t look back (on yesterday)”. El puente entre los viejos y los nuevos Arizona Baby lo forman los dos temas centrales del disco, “Create your own God” y “Owners of the world”, tras los cuales se lanzan ya de forma descarada al pop sesentero y beatlesque de “New road” o “Here today, gone tomorrow”. Los teclados suenan cada vez más desinhibidos hasta que, al final del álbum, llegan a adueñarse casi por completo de “Word after word”.

La conversión ha finalizado, es ya definitiva. No hay vuelta atrás. Sin perder del todo su personalidad, Arizona Baby han mutado en una banda nueva, tal vez más fresca y directa, menos árida. Seguirán siendo brutales en directo, de eso no cabe ninguna duda, pero en este disco queda la duda de si estos Arizona Baby nuevos son los viejos sonando a medio gas. Cuestión de gustos, así que simplemente dejamos el dilema planteado y que cada uno saque sus propias conclusiones.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien