Adam Mackintosh & The Last Dancers – Pre Revolution (Kromatik Music/Alone Records)

The Last Dancers es el nuevo proyecto del compositor norteamericano Adam Mackintosh, tan loco como genial, igual que en sus otras aventuras, esta vez nos trae; sin lugar a dudas, su mejor trabajo. Mackintosh no se caracteriza por ser muy prolífico a la hora de editar discos, su penúltimo trabajo; Gracious Living, tardó la friolera de ocho años en ser grabado. Durante ese intervalo de tiempo, entre los años 1999 y 2006, le dio a tiempo a girar por España seis veces. Pero desde entonces no ha vuelto, sirva este comentario como llamada de auxilio a algún promotor con buen gusto que le ayude a cruzar el charco, y venga a presentar Pre Revolution.

Para este nuevo trabajo cuenta con la colaboración en la producción de Dano Capristo que, ya de paso, se ha quedado de batería en el grupo. Olvidaos de un disco con tres o cuatro canciones insignia y lo demás de relleno, o al menos; canciones con poco interés de las que nunca llegas a escuchar. Aquí nada tiene desperdicio, todo, de principio a fin, es redondo.

Los degustadores de buen Rock Norteamericano se encontraran con la horma de su zapato al escuchar el tema que abre el disco, “Dear Dancers”, con “Crazy in Love” y “Psychic Radio” echaremos la vista atrás llegando hasta los tiempos de la New Wave, “Higher Love” , “Lady Jaguar” y “Black Licorice” nos llevaran a conocer los bares más mugrientos y peligrosos de lo poco que queda de la Ruta 66, y en otros temas como “Last Temptation” o “Do it for Love” si no te emocionas, es que, como diría mi madre, tienes la sangre de horchata.

Un trabajo en el que se dan cita muchas referencias musicales y culturales, escuchando el disco me ha parecido ver pasar por el salón de mi casa a: Gram Parsons, The Cars, Green on Red, Tom Petty, The Romantics… y todo ello con el buen gusto a la hora de componer y la voz de ese geniecillo con apellido de gigante de la electrónica llamado Adam.
 
Hazte un favor y escucha este disco, que tu cuerpo y mente te lo agradecerán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.