AJ Dávila

Yo necesitaba hacer esto… no fue un capricho, sino una necesidad


Dávila 666 fue una banda que tomó al mundo por sorpresa con crudo, agudo, obsceno y sobre todo, hispano-parlante garaje; el combo puertorriqueño cantó en español para audiencias en todo el globo.
 
Ellos estuvieron en el FYF Fest, SXSW, Fun Fun Fun Fest, Funtastic Drácula Carnival y el Primavera Sound, salieron en KEXP y KCRW a la par de hacer las delicias entre los lectores de Vice, Spin, Pitchfork, Time Magazine y Brooklyn Vegan.
 
El segundo y último álbum de sus satánicas sensualidades, Tan Bajo, género un éxito y demanda para el grupo que, al igual que muchos otros casos, les valió un fastidio y agotamiento emocional, específicamente del uno al otro, que silenciosamente se acordó una pausa entre ellos; AJ Dávila, bajista y portavoz de la hecatombe, que rompe el silencio no como testigo en un juicio, sino como un nuevo talento en la música que lanza un ecléctico (y meloso) debut llamado Terror/Amor.
 
¿Qué fue exactamente lo que pasó con Dávila 666? ¿Crees que el éxito que “Tan Bajo” le trajo a la banda fuera un detonante o un factor para replantear tu posición y dirección como músico solista?
 
Tener una banda es como tener una familia: hay amor, respeto, unidad, dramas y peleas. Son ocho años que llevamos juntos como Dávila 666 -5 de esos los compartimos girando y viviendo juntos sin parar- Créeme, es agotador ese ritmo y estilo de vida, más porque nosotros vivimos la vida al máximo, sin límites ¿Qué pasó? Pasó lo que tenía que pasar: un muy buen merecido descanso para todos poder hacer nuestros propios proyectos.
 
Yo necesitaba hacer esto… no fue un capricho sino una necesidad. Este disco es lo que hubiese sido el tercer disco de Dávila 666, pero era algo que no hubiese podido pasar con el grupo por muchas razones. Algo que tenía que pasar como AJ Dávila.
 
¿Sabes? Yo me considero una persona muy trabajadora; siempre que hago algo pienso que mi siguiente trabajo tiene que ser mucho mejor. Así como “Tan Bajo” fue una contestación al primer disco de Dávila 666, “Terror/Amor” es una contestación a “Tan Bajo”. Considero a “Terror/Amor” como mi mejor trabajo como compositor porque me define a mí en este momento de mi vida.
 
Se dice que AJ Dávila viene realmente del hip-hop y no del rock ¿qué nos puedes contar acerca de tus primeros pasos en la música?
 
Mi primer grupo fue a los 13 y fue un grupo de death metal, marcó algo grande en mí y aprendí mucho; a los 16 hice Crissalida que fue algo mas post-punk en sus comienzos y que terminó mutando. Ahora, el hip-hop es de los amores de mi vida, una gran pasión. Comencé a producirlo también a los dieciséis. A través de él, yo y Carlitos (Johnny Otis Dávila) nos conocimos, y de ahí nuestra idea de crear Dávila. Gracias al hip-hop, Dávila 666 existe. Todo esto fue en los 90s. Tanto el hip-hop como el rock and roll son partes esenciales de mi vida. La buena música no importa, el estilo siempre va a ser buena música.
 
Este álbum debut se ha dicho una partida del garaje y del rock, y un acercamiento concreto al pop; a estas alturas de tu carrera ¿qué significan las palabras “rock”, “garaje” y “pop”?
 
Una roca, una cochera y Andy Warhol ¡son solo palabras! “Just Like Music”: dijo Erick Sermon. A estas alturas las palabras para definir un género son solo eso: palabras. Sí es bueno lo que escucho, siempre terminará por cautivar mi oído porque soy un adicto a la música.
 
“Terror/Amor” está repleto de invitados: Sergio Rotman (Los Fabulosos Cadillacs), Cole Alexander (The Black Lips), Fofe Abreu (Circo) y Alex Anwandter ¿Cómo fue que diste con tantos y tan variados colaboradores en?
 
Tureando con Davila 666, tuve la oportunidad de conocer a todas estas bellas personas. Son almas que se vuelven una familia en tu vida. Sergio Rotman es un gran amigo y un gran mentor… siempre que comparto junto a el aprendo tanto. Ha sido una gran aventura y una gran bendición poder hacer un disco con todos ellos. Son seres geniales.
 

 
¿Como es el panorama musical en Puerto Rico? ¿Qué pasa en las calles? Sabemos de Calle 13 y Menudo, de Negros Vivos y Cultura Profética ¿pero qué pasa verdaderamente en le país a nivel musical? ¿qué bandas o artistas rescatas y recomiendas?
 
La escena musical en Puerto Rico es súper variada, pero a su vez es súper pequeña. Aquí todos nos conocemos. En shows de punk puedes ver personas de la escena del hip-hop y viceversa. Si quieres hacer algo en nuestro estilo de música “puertorriqueña” tienes que salir del país, porque no hay muchas opciones en ese estilo, aún así, pienso que Puerto Rico está pasando por su mejor momento creativo musical. Este país no le tiene que envidiar nada a ningún otro en términos de música. El mundo debe de presta un ojo a todo lo que está pasando aquí. Es muy bueno y único.
 
Música que recomiendo: Las Ardillas, Mimi Maura, Fofe y Los Fetiches, Alegría Rampante, Los Vigilantes, Re-Animadores, Fantasma, Siete-Nueve, Fuete Billete, Los Nadie, Dax Díaz (que en paz descanse), Ikol Santiago, Chinesse Finger Traps, Buscabulla, Balun, Los Nervios, El Medio, Orchesta El Macabeo, Diente Perro, Juventud Craza, vaya, la lista es inmensa ¡Hay demasiado talento en este país!
 
Compartiendo escenario con Wau & Los Arrrghs!!!, Wavves, Los Peyotes y los Black Lips ¿qué tan saludable o volátil es la escena de garaje en el mundo?
 
¡Todo se vuelve una gran familia/pandilla de locura! Es saludable porque vivir, experimentar y gozar lo es. También es volátil porqué somos personas que vivimos al máximo, y cuando vives al máximo disfrutas todo, por ende: ¡Es saludable!
 
¿En algún momento te visualizaste con la trascendencia que hoy día tiene tu cuerpo de trabajo? ¿qué crees que haga tan atractiva tu música para el público anglosajón?
 
Para mi, trabajar fuerte por lo que se quiere es la base de todo. Sabia que en algún momento algo bueno iba a pasar. Tener la oportunidad de viajar, hacer buenos amigos y que las personas se disfruten la música que uno comparte, ha sido la mejor recompensa.
 
Pienso que la música es universal, por eso la buena música siempre va a ser buena en cualquier. Nosotros nos criamos con mucha música en inglés, que nos apasionaba y no sabíamos ni una pizca del idioma, pero nos gustaba porque sencillamente era buena y nos enamoraba…pienso que debe de ser lo mismo para el publico anglosajón.
 
¿Qué es lo que aún te inspira a hacer música y no a buscar otras opciones de vida?
 
Vivir la vida es mi mayor bendición. La música es un gran regalo que me ha hecho el universo….Mi inspiración para crear? Tener el privilegio de poder vivir y experimentar todo lo que me esta sucediendo…..
 
¿Quién te rompió de tal manera el corazón, que le escribes canciones tan emocionales y desgarradoras?
 
¡Creo que fue Thalía por no quererme tanto como yo la quería a ella (ríe)! Pero, en realidad hay unas almas geniales en mi vida que ya no forman parte de ella, que me han roto el corazón de una manera increíble…esas que duelen, esas que pasan seis años y no puedes olvidarlas. Alexandra es un gran nombre para mi (de hecho nombre de una canción de Dávila) pero, honestamente el no estar tocando con mis hermanos de Dávila 666 ha roto mi corazón.
 
¿Qué necesita ser una canción para ser peligrosa? 
 
¡Necesita ser honesta!
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.