Entrevistamos a Crudo Pimento

La difícilmente clasificable dupla murciana formada por Raúl Frutos e Inma Gómez en Crudo Pimento regresa a escena con Pantame (Everlasting, 19). Un cuarto disco en el que extienden su tendencia creativa, mezclando géneros y estilos a través de una amalgama desprejuiciada y (como siempre) de consecuencias sorprendentes. Contactamos con sus autores para conocer más detalles acerca de uno de los lanzamientos estatales más peculiares de lo que va de temporada.

“La música puede evitar que quieras volarte la cabeza en el día a día que nos ha tocado vivir”

¿Cuáles son las principales diferencias entre este disco, Pantame (2019), y cada una de las anteriores entregas de Crudo Pimento?

Lo más significativo en Pantame es haber contado con un productor externo al dúo, Marco Buccelli (Xenia Rubinos). Hasta ahora todas las referencias de Crudo Pimento se han gestado en nuestra misma casa, bajo nuestra única tutela. Marco ha realizado un gran trabajo, ha hilado muy fino en la producción y nos ha retado a trabajar más las canciones, compuestas (eso sí) en Villa Jarocho, nuestra casa, semanas antes de partir a Nueva York.

¿Entonces qué hay en Pantame (2019) que no pueda encontrarse en ninguno de vuestros anteriores trabajos?

En este disco hemos tirado de maquinaria vintage que Marco tenía en su estudio: sintetizadores modulares, magnetófonos

Reggea, ska, indie, electrónica, cumba, jotas, folk ¿Cuál es el secreto para poner todo eso junto y que termine siendo un álbum?

El secreto es haber mamado todos estos estilos a lo largo de nuestras vidas y no tener prejuicios a la hora de plasmarlos y mezclarlos en la batidora. A día de hoy somos incapaces de hacer un disco lineal nos parecería monótono y no nos divertiríamos a la hora de llevarlo al directo

¿Cuál ha sido la forma de trabajar en “Pantame” (2019)?

Como siempre ha partido de manchas, improvisaciones musicales y líricas. De bocetos que más tarde en el estudio fueron mutando y tomando formas distintas e insospechadas.

¿Diríais que Pantame (2019) es el disco más extraño a nivel de texturas sonoras que habéis hecho hasta la fecha?

En absoluto ¡Nos parece hasta comercial! Quizá sea el más trabajado de todos en general, pero no lo vemos extraño.

¿No creéis que puede ser el más complejo de escuchar para el oyente? ¿Qué efecto pretendéis conseguir en el receptor?

En realidad creemos que es el más accesible de todos. En principio no pretendemos conseguir ningún efecto. Nunca nos planteamos cómo va a reaccionar el oyente. Entendemos que el proceso de creación ha de ser independiente de las expectativas en la recepción, no hay un target, nunca hay pensamiento de agradar o desagradar a nadie más que a nosotros mismos.

¿Tenéis referentes fijos en lo que fijaros para desarrollar vuestra propia obra? ¿Cuáles han sido las principales influencias en Pantame (2019)?

No exactamente, es todo producto de un maremagnun de estímulos artísticos que recibimos constantemente. En el caso de Pantame podríamos hablar quizás de Alan Vega, Suicide, Albert Minnot, figuras clásicas del cante flamenco o aquella magnífica obra de arte llamada Casa Babylon registrada por Mano Negra

Y hablando de inspiración compositiva…¿De dónde ha venido la propia inspiración que ha derivado en las trece canciones de este disco?

Realmente no lo sabemos. Quizás de momentos muy duros que hemos vivido en los últimos años. También de la ganja, el trabajo plástico, pictórico y fotográfico que realizamos al margen del grupo y pizcas de gastronomía.

¿Cómo entendéis el proceso de crear música? O dicho de otro modo ¿Qué es para vosotros la música?

Lo entendemos como un proceso de creación inconsciente, libre y hasta senador. Podríamos entender la música como algo que puede evitar el que quieras volarte la cabeza en el día a día de este estado de la evolución del ser humano en el que nos ha tocado vivir y morir.

¿Es para vosotros una obligación dar siempre una vuelta de tuerca adicional con cada nuevo lanzamiento de Crudo Pimento? Quiero decir que estancarse o acomodarse no parece una opción al referirse a vuestro proyecto

Bueno, sería lo más parecido a estar muerto, a vivir en un cómodo bucle sin sentido, un rollizo y muermo insufrible, no fun…“tierra llamando a rollo que decía Bart Simpson.

Pantame(2019) es ya vuestro cuatro disco…¿Cómo veis en perspectiva toda la trayectoria de Crudo Pimento, desde aquel debut homónimo de 2013?

Con cariño y sorpresa. Hemos pasado por muchas muchas cosas juntos, más de una vez hemos estado a punto de abandonar el proyecto y centrarnos en otros proyectos paralelos. Al final no ha sido así. No podemos asegurar que haya un quinto disco, el mismo pensamiento que teníamos después del primero, del segundo

“Somos incapaces de hacer un disco lineal: no nos divertiríamos llevándolo al directo”

¿Qué pensáis cuando os definen como una rara avis dentro de la escena española?

Que quizás la gente no conozca bien eso de la escena nacional”…

Y si alguien os dijese que hacéis música rara solo por dar la nota y llamar la atención ¿Qué responderíais?

Que escuchen un poco de free jazz. Es cosa sana y liberadora.

¿Cómo os las arregláis para llevar a escena la música de Crudo Pimento? ¿Cómo son vuestros actuales conciertos y cómo creéis que habéis evolucionado sobre los escenarios?

Ideando un mundo propio de cacharros interconectados entre sí, algunos de ellos muy rudimentarios y primitivos y otros muy del siglo XXI. Siempre nos planteamos los conciertos como una explosión de energía, hardcore, punk, sudor, cuerdas vocales al límite, chuzazos de adrenalina pura diversión.

Foto: Inma G. Pardo

3 comentarios sobre “Entrevistamos a Crudo Pimento

  • el 6 Mayo, 2019 a las 9:59 am
    Permalink

    Fantástica entrevista. Este grupo es muy curioso

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.