Animal Collective – Feels (Fat Cat)

En el devenir de la música suele haber un desarrollo lógico, una evolución coherente de los planteamientos melódicos y rítmicos. Sin embargo, en ocasiones, ciertos grupos se mantienen completamente al margen de la lógica y la coherencia y buscan planteamientos ajenos, extraños pero ,al fin y al cabo, íntimamente ligados al hecho musical en sí.

Animal Collective empezaron su aventura en el New York del 2000, con una serie de experimentos musicales dirigidos por Noah Lennox (Panda Bear) y David Porter (Avey Tare), una exploración del ruido y la melodía en la que indagaban en la esencia del sonido y de las sensaciones que causa. Este prolífico estudio le sirvió para el proyecto de fin de carrera, Sung Tongs, en el que aplicaron todas sus tesis, descubrimientos y revelaciones a algo más concreto. Un trabajo de matrícula de honor y un gran paso adelante en la carrera de estos jóvenes melómanos promesa. Ahora, con los medios atentos a sus movimientos, estrenan Feels a espera de la confirmación definitiva dentro de la escena del rock independiente.

Al menos desde aquí lo confirmamos: Animal Collective están dentro de las bandas más interesantes del panorama actual, y lejos de poder ser un eventual Hype Freak, parece que han venido para quedarse. Después de entregar esa maravilla folk de Sung Tongs, son capaces de rizar el rizo y, con la misma filosofía, entregar un disco diferente pero de equivalente magia. El colectivo animal consigue llegar al tuétano de la música, la intenta descifrar en su manera más pura, como si la descubriese de nuevo, sacando su lado más primitivo, más animal. Por eso es música experimental, sí; pero su búsqueda es tan esencial, que también es pop, a medio camino entre The Fugs y Brian Wilson.

Feels muestra más luz que sus anteriores trabajos, lo que puede mostrar la buena salud del grupo (o la influencia que ha ejercido Lisboa en Noah Lennox); y se descubre más vitalidad, las canciones fluyen plácidamente y se agradece la tranquilidad que evocan ciertos pasajes. Quizá no se encuentren canciones redondas como las que podríamos encontrar en su anterior trabajo; pero Feels tiene momentos deslumbrantes, brillantes y realmente lúcidos, alejados de cualquier cliché; se puede mencionar al folk, pero quizá equivocadamente, es folk en la medida en que se relaciona con la naturaleza y las sensaciones más originarias; aquellas más ocultas, casi irreales, soñadas, alucinadas.

En definitiva, un disco de notoria inspiración, que coloca al colectivo en la cumbre de la vanguardia popular. Tendremos que estar muy atentos porque en cualquier momento estos animales nos pueden sacar un disco magnífico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.