Animal Collective – Merriweather Post Pavilion (Domino)

El octavo disco de estudio del ahora trío de Maryland, les confirma definitivamente como una de las propuestas más estimulantes, refrescantes y personales de la década.

Quizá ya no sean tan imprevisibles, y hayan perdido en parte el factor sorpresa, pero a la vista del resultado en este extraordinario Merriweather Post Pavilion, el resto de trabajos quedan como apreciables ensayos de lo que estaba por venir.

Siguen explorando la senda abierta en Feels (05), el primer disco que hizo enarcar las cejas a algunos de sus seguidores , debido a su abstracto acercamiento al pop. Acercamiento, que tuvo continuación en Strawberry Jam (07), y que han pulido y perfeccionado en este último trabajo, mucho más inspirado que sus predecesores. Aunque limitar a una sola referencia el sonido del grupo sería un error, teniendo en cuenta que en el disco se pueden encontrar reminiscencias a sonidos tropicales, psicodélicos o ambient. A veces todos juntos en un mismo tema, en el caso de “Brothersport”, uno de los mejores temas del disco, y posiblemente el más alejado del discurso del álbum.

 El excepcional arranque del álbum con la tripleta “In The Flowers”, “My Girls” y “Also Frightened”, donde la experimentación está al servicio de unas composiciones brillantes, luminosas y unas armonías vocales deslumbrantes, les sitúa a años luz de cualquier otro grupo del planeta, conformando un lenguaje propio que pese al recuerdo inevitable en ciertos momentos a grupos como The Beach Boys o The Flaming Lips, no remite más que a ellos mismos. Una eniquecida y detallista producción a cargo de Ben Allen, que da forma y color a las capas y capas de sonido, termina de redondear la obra más compacta y disfrutable de Animal Collective hasta la fecha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.