Barzin – To Live Alone in That Long Summer (Monotreme Records)

Y un día descubres la portada de un disco que te llama la atención. Rascacielos de una borrosa ciudad situada en el fondo de una imagen con un toque verdoso. Algo te dice que ese álbum titulado To Live Alone in That Long Summer valdrá la pena a pesar de no conocer (mea culpa, mea culpa) la banda: Barzin. Las primeras notas de guitarra me dicen que estaba en lo cierto y ya cuando empieza la letra, ya no hay lugar a dudas. El álbum destila una calidez rotunda, segura de si misma, sin engaños facilones hacia el lado esta vez brillante de la melancolía. Barzin se mueve libremente con una base folk (con un pop nostálgico) dejándote sentir a través de nueve preciosas canciones presentadas como si fueran una única pieza que está en constante evolución.

To Live Alone in That Long Summer es el cuarto disco del conjunto canadiense creado por el cantante Barzin Hosseini. La banda, que ha sido comparada con Red House Painters, Mojave 3Sparklehorse, sigue la senda marcada por su melancólica y finísima obra anterior: Notes To An Absent Lover (2009), donde Barzin mostró una cara más accesible y más compacta que en sus trabajos anteriores, como señalamos en la crítica de ese disco en Muzikalia.

Barzin tiene algo que lo hace genuino y único y complicado de comparar. “All the while” marca el arranque del disco, seguramente la mejor obra de las nueve. Barzin presenta un clímax pausado y melódico con unas intensas letras: “All the while you wait for your heart / All the while you wait for your heart to wake up“. La soledad o el amor son algunos de los temas presentes en las letras del cantante. Ese halo de melancolía, acompañada por unos compactos arreglos, no se pierde a lo largo de To Live Alone in That Long Summer con piezas tan intimistas como “In the dark you can love this place” con unos intensos coros, una intensidad también muy presente en canciones como la nostálgica “Fake it til you make it”, la delicada “You were made for all of this”… Así hasta citar a cada uno de los cortes de este fantástico, redondo e imprescindible disco.

Claramente, lo mejor que he escuchado este inicio de 2014.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.