Cooper – Mi Universo (Elefant Records)

Constancia y honestidad son las dos palabras que me vienen a la mente si hablo del leonés Alejandro Diéz Garín, pieza clave para entender una buena parte del Pop español de los noventa hasta ahora. Ya con su anterior banda, Los Flechazos, escribió con letras de oro en el libro de la música de este país. Cuando se separaron, nuestro “Modfather” particular decidió emprender otra aventura que, si bien se alejaba del encorsetamiento Mod de Los Flechazos, continuaba haciendo guiños a la imaginería y universo  particular que había creado con ellos.

Cooper lanzaron un disco (Fonorama) de Powerpop, vitaminado y con canciones más poderosas, pero sin abandonar los planteamientos Pop y la inconfundible voz de Alex. A partir de ahí, la banda decide no editar en formato larga duración, ya sea L.P o C.D, y se pasa al formato clásico de los sesenta, el E.P o single, hasta el L.P Aeropuerto (2009) en el que se recogen canciones de singles anteriores y algún tema nuevo.

No ha sido hasta noviembre de este recién pasado 2011, cuando Alex y sus Cooper nos han vuelto a sorprender con este nuevo trabajo en formato de disco grande que contiene diez temas nuevos e inéditos. Y digo nos han vuelto a sorprender porque lo ha hecho doblemente, por una parte; han sido pioneros y protagonistas de lo que puede ser una gran idea para los tiempos que corren. Han sido protagonistas de la primera (que se sepa) gira virtual hecha por un grupo en España que ha consistido en doce fechas y en la que se ha podido visionar un videoclip, con su correspondiente canción, en diferentes portales de la red, por otra; sorprende la capacidad de Alejandro de seguir construyendo perfectas canciones Pop sin caer en el aburrimiento, a pesar de llevar unos cuantos años dedicado a la artesanía sonora.

Y es que en Mi Universo encontramos de todo, siempre con el sello habitual de Cooper caracterizado por el buen gusto, las letras que, todavía, tienen mucho que contar y, por supuesto, la incombustible voz de Alex; reminiscencias psicodélicas en la canción que da título al álbum, “Mi Universo”, y la que cierra; “Carrousel”, Powerpop de corte clásico en “Cortometraje”, “Primer Día” o “Arizona”, influencias de Rock con sabor más norteamericano en “La Señal” o un pequeño guiño a la Inglaterra de 1977 en el tema “En la Basura”, sin olvidarnos, claro, de ese temazo que es “El Regalo”.

La formación continúa siendo la habitual de estos últimos años y parece que se consolida como la ideal de la banda, Mario Alvarez a la segunda guitarra, Daniel Montero al bajo, y Nacho Garcia a la batería.

El disco ha sido grabado en su totalidad en los míticos estudios Konk de Londres que fueron propiedad de Ray Davies y producido por otro nombre que brilla por si solo en la historia del rock patrio, Jose Maria Rosillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.