Damon Albarn – The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows (Transgressive Records)

El esperadísimo segundo disco (al uso) en solitario de Damon Albarn –obviando ‘Dr. Dre’(Virgin, 12) y alguna otra probatura adicional– llega bajo el nombre de ‘The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows’ (Transgressive, 21). Un poético título que, de algún modo, ofrece una pista inequívoca acerca del propio contenido del álbum. Porque las once nuevas canciones de líder de Blur y Gorillaz siguen, a su vez, la senda de Everyday Robots (Parlophone, 14) –estreno oficial en solitario del vocalista­–, pero también de Merrie Land (Studio 13, 18) –segundo y hasta la fecha último trabajo de The Good, The Bad & The Queen–.

Si en la primera de esas obras el autor dilucidaba sobre la presencia desmedida de la tecnología en nuestras vidas, en la segunda el asunto versaba en torno al Brexit, materializando, en ambos casos, inquietudes en forma de canciones de aire nostálgico y mensaje abatido. Una tendencia equilibrada entre esa preocupación intrínseca y una contrastada belleza, que ahora resulta alargada y profundamente matizada a lo largo de un elepé rematado por Damon Albarn durante el confinamiento. ‘The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows’ es, efectivamente, un trabajo cargado de nostalgia, inspirado por postales otoñales como la propia fotografía que adorna la portada, pero que al mismo tiempo se empeña en compartir con el oyente ese poso de esperanza y calidez necesario para seguir adelante.

Es el consejo insinuado por una secuencia de bellas canciones de corte introspectivo, maduras y mecidas por la propia interpretación del británico que, en esta ocasión, se intuye más íntima y sugestiva que nunca. La entrega se abre con el majestuoso tema que sirve para bautizarla, dando paso a piezas como “The Cormorant” (con la alargada sombra de David Bowie apareciendo en escena) y una “Royal Morning Blue” que busca la luz y es lo más parecido del lote a un single radiable. También destaca la sentida “Daft Wader”, esa instrumental cinematográfica llamada “Esja”, “The Tower Of Motevideo”, o la experimentación caótica a medio camino entre free jazz y krautrock de “Combustion”. Ya en el tramo final aparecen la magníficas “Polaris” y “Particles”, ejerciendo ambas como elegantísimo (y acorde) cierre del producto.

‘The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows’ viene cruzado por un encantador halo de misterio que en su devenir maneja y contagia sentimientos, en lo que es un disco tejido con mimo y gusto por el detalle meditado. Un álbum precioso, cargado de sentido y sensibilidad que apuesta por enlazar con otras referencias con la impronta del autor, tras ceder de nuevo el protagonismo a ese trazo fino y emocionante propiedad de uno los talentos más importantes (y mutantes) que ha dado Reino Unido en los últimos años. Damon Albarn, ese músico capaz de lucir, con idéntica solvencia e intensidad, tan clásico como rabiosamente contemporáneo.

Escucha Damon Albarn – The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows

2 comentarios en «Damon Albarn – The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows (Transgressive Records)»

  • el 16 Noviembre, 2021 a las 8:27 am
    Enlace permanente

    Grandísimo disco, este hombre es un maestro. Su sensibilidad y su capacidad para armar paisajes es acojonante

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien