Dirty Names – Double Your Pleasure (Autoeditado)

Ante la evidencia que señala sin piedad la escasa capacidad innovadora del grupo, Dirty Names se defienden presentando como credencial la igualmente incuestionable efectividad de sus canciones. La joven banda norteamericana bebe directamente de Rolling Stones y The Black Crowes, poniendo sobre la mesa una ardorosa mezcla de blues, raíces sureñas y rock de guitarras con clásico aroma a whiskey y cigarrillos.

La formación auto-publica su primer álbum tras la presentación oficial que supuso el lanzamiento de un par de EP´s previos, siguiendo los recientes pasos estilísticos (que no populistas) de los omnipresentes The White Stripes, The Black Keys o Deer Tick. Un álbum que, si bien obviamente se sitúa a descomunal distancia del alcance mediático y artístico logrado por sus referentes, cumple en cambio a la hora de convencer al seguidor veterano (abstenerse modernos de última hornada) de Jack White, Dan Auerbach y compañía.

Vocalista descarado, influencias bien aprendidas y trabajadas, impulso juvenil y sonido consistente constituyen los principales valedores de un cuarteto ideado para el cuerpo a cuerpo del directo. Si usted gusta de este tipo de propuestas no le de más vueltas y disfrute, aunque sea efímeramente, con Dirty Names y su Double Your Pleasure (2012). Sin trampa, cartón, ni en realidad mayor trascendencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.