Eels – Earth to Dora ([PIAS])

En el mundo de la música, como en todas las artes, hay multitud de ejemplos de buenas ideas que acaban malográndose en su desarrollo, y también de obras maestras producto de la casualidad o que empiezan con un “¿Que no me atrevo? Sujétame el cubata”. El nuevo disco de Eels no es una obra maestra, es posible que ni siquiera llegue a estar entre sus mejores trabajos, pero tiene bastante más de lo segundo que de lo primero. Me explico: aparentemente en la génesis del disco se encuentra la voluntad de animar a una de las integrantes de su equipo técnico, Dora, que atravesaba por un mal momento personal. Ella y Mr. E intercambiaron numerosos mensajes en los que el barbudo compositor acabó viendo el posible germen de una canción. De hecho, en alguna entrevista comenta que pensó que si aquellos textos podían ayudar a levantar el ánimo de una persona, quizás al incluirlos en una canción podrían servir para animar a más gente.

Sin embargo, es poco probable que algo de la propia situación personal del compositor no se filtre en sus canciones. Es por ello que un disco que empieza de una manera algo optimista, casi como una canción de cuna, con “Anything for boo”, acaba deslizándose por una pendiente de traumas y desengaños hasta convertirse, quizás sin querer, en la banda sonora de sus propias vivencias, concretamente de su fulgurante matrimonio, el nacimiento de su hija y el posterior divorcio. Todo ello en escaso tiempo. Al echarle un vistazo a la portada se entiende mejor el disco: pensado para hacer reír mientras llora por dentro, como el payaso. Difícil convivencia, choque de sentimientos que queda plasmado en la esquizofrenia de temas como “I got hurt”, donde una brillante y pegadiza melodía va de la mano con una letra desoladora que nos lleva hasta “OK”, su continuación, en la que de nuevo el contraste entre el título y el mensaje nos devuelve a ese payaso de la portada. Estoy bien; no, no lo estoy; bueno, no es el fin, volveré a estar bien. La causticidad habitual de Eels acaba filtrándose en canciones como la explícita “Are you fucking your ex” o la no menos franca “Dark and dramatic”, donde la belleza del sonido de la mandolina vuelve a chocar con su lírica. Algo que ocurre una vez y otra a lo largo del disco: mientras las melodías, los estribillos contagiosos y la elegancia acústica de la instrumentación te mecen hasta que empiezas a cerrar los ojos, la letra te sacude y te despierta bruscamente.

Incluso una canción como “Are we alright again”, la única escrita ya con conocimiento de la pandemia que se nos vino encima como una losa la pasada primavera, mantiene ese pulso entre apariencia y fondo. ¿Es una canción optimista? ¿Entonces a qué viene formular ese “estaremos bien de nuevo” como pregunta? Cierto que acaba respondiéndose a sí mismo que “cree” que sí, que estamos bien otra vez. Desde luego las canciones de Eels son sinceras, su autor no tiene miedo a mostrar públicamente sus inseguridades, sus dudas, su vulnerabilidad. Es el tipo que escribió Cosas que los nietos deberían saber, recordemos. Sentimientos agrios envueltos en papel de regalo. El payaso que toca los platillos y parece sonreír mientras se rompe por dentro. ¿Nos quedamos con la frase de “OK” que dice “but I know it’s another day, and I’m okay”? ¿O con la que, en la misma canción, afirma que “en ocasiones pensaba que no vería salir el sol y me daba igual, no me importaba estar vivo”?

Escucha Eels – Earth to Dora

Un comentario sobre “Eels – Earth to Dora ([PIAS])

  • el 3 Diciembre, 2020 a las 12:01 pm
    Permalink

    Este señor no hace álbum malo, pero es un trabajo algo flojo dentro de su discografía.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien