Entrevistamos a Rufus Wainwright

El año pasado Rufus Wainwright celebraba 20 años de carrera. En realidad, esta es una fecha tan válida como otra cualquiera, porque Wainwright lleva subido al escenario desde que era un niño y salía de gira con la banda de su madre Kate, su hermana Martha y su tía Anna McGarrigle, The McGarrigle Sisters.

Pero el 19 de mayo de 1998 se publicaba su primer disco, homónimo, y el norteamericano ha decidido salir a la carretera para celebrar este aniversario y de paso revisitar también su segundo trabajo, Poses, en una gira que llevará por nombre All These Poses. A propósito de su visita a nuestro país, aprovechamos para charlar con el americano-canadiense, que nos atiende con una charla apacible y simpática, lejos de su imagen alocada e histriónica sobre el escenario, aunque igual de exquisita.

“Aunque haya escrito dos óperas, lo mío sigue siendo el rock and roll”

No te voy a preguntar qué ha cambiado en estos veinte años, porque muchos de nosotros hemos recorrido junto a ti, de forma paralela, el mismo camino vital que va de la post-adolescencia a la madurez. Pero, en estos veinte años de carrera, ¿qué has aprendido, a la hora de afrontar tu música, tus discos y tu carrera en general?

Una de las cosas que hago con cada nuevo trabajo es desafiarme a mí mismo y eso hace que siempre tenga que estar aprendiendo. Pero, sin duda, una de las cosas que más he aprendido en estos años es a usar mi voz. Cosas como el show de Judy Garland hubieran sido impensables años atrás. (Se queda pensativo) Así que, definitivamente, ahora tengo mucho más dominio de mi propia voz.

No recuerdo qué músico me dijo una vez en una entrevista que, para los músicos, los años pasan más deprisa. (Ríe y suelta un divertido “ajá”). Todo parece ser más intenso, las giras diluyen las horas, las semanas, las estaciones. ¿Qué recuerdas de la época en la que publicaste tu primer disco?

En cierta forma eso es cierto, pasan muchas cosas y muy rápido. Pero también es verdad que hay partes de esa época, por ejemplo la grabación del disco, que las recuerdo como si hubieran pasado ayer. Y otras son más… confusas. (Ríe). Al final hay ciertas cosas que te marcan y otras que no. Es imposible recordarlo todo. Pero lo que queda está grabado de forma muy vívida.

 

Con los años, tu música se ha hecho cada vez más y más grande. Y no me refiero a fama o reconocimiento, me refiero al sonido. Orquestaciones, capas, coros. Así que el salto a escribir ópera parecía inevitable. ¿Cómo te sientes ahora cuando escuchas canciones de Rufus Wainwright o de Poses, mucho más sobrias?

La verdad es que quiero a mis discos como si fueran hijos: a todos igual. (Ríe). Cada uno es fruto de su momento y de cada uno hay cosas que me gustan y cosas que cambiaría. Pero en general, no me quejo.

“Quiero que la gente suba a cantar conmigo al escenario y que luego vengan a saludarme al stand de merchandise. Será como regresar de verdad a esos primeros años de carrera”

La primera vez que te vi en directo teloneabas a Keane y ahora vas a tocar en el Liceo de Barcelona. “Sí, es una locura, ¿no? ¡Me encanta!”. Pero es que toda la gira tendrá lugar en salas orientadas a la música clásica. ¿Estás intentando alejarte cada vez más del pop-rock?

La verdad es que es un placer tocar en este tipo de salas. La sonoridad, el espacio, todo está pensado para que la música suene perfecta. Así que es un honor tener la oportunidad de tocar en estos escenarios. Además, espero poder llevar mi ópera a estos mismos teatros, así que estoy aprovechando. (Ríe de una forma en que no sabes si te está vacilando o realmente es un plan calculado). Aunque para esta gira llevo una banda espectacular de músicos de rock and roll que hacen que las canciones suenen muy poderosas, así que definitivamente, aunque haya escrito dos óperas, lo mío sigue siendo el rock and roll y no creo que pueda dejarlo.

¿Qué podemos esperar de los conciertos de esta gira de aniversario? Porque en España te hemos visto en todos los formatos posibles: con una gran banda, sólo al piano, vestido de tirolés e incluso bailando con tacones y albornoz.

(Después de reír asintiendo con varios “yes, yes” entre simpáticos y avergonzados) ¡Pues espero que sea otra nueva sorpresa! Aunque te puedo adelantar que mi idea es acercarme mucho al público. Además, espero que el disco nuevo esté listo para el año que viene, así que quién sabe si podrá caer alguna canción nueva. Lo que sí que es seguro es que quiero que la gente suba a cantar conmigo al escenario y que luego vengan a saludarme al stand de merchandise. Será como regresar de verdad a esos primeros años de carrera.

Después de tocar ayer en el Gijón Sound Festival, Rufus Wainwright estará tocando esta noche (8 de abril) en Madrid y mañana (9 de abril) en Barcelona.

6 comentarios sobre “Entrevistamos a Rufus Wainwright

  • el 8 Abril, 2019 a las 8:16 am
    Permalink

    Le veo mañana en Barcelona. Muchas ganas, porque nunca decepciona

    Respuesta
  • el 8 Abril, 2019 a las 10:33 am
    Permalink

    ¿Wainwight es norteamericano (parrafo segundo)? Creía que era canadiense

    Respuesta
    • el 8 Abril, 2019 a las 10:45 am
      Permalink

      Y Canadá dónde está? 😉

    • el 8 Abril, 2019 a las 1:49 pm
      Permalink

      Nació en Nueva York

  • el 8 Abril, 2019 a las 5:57 pm
    Permalink

    Felicidades a Raquel García por la entrevista al genial Rufus Wrainwright.
    Saludos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.