Entrevistamos a Blind Ravens

Rocko Almaguer es líder y fundador de Blind Ravens, banda mexicana que surgió en la ciudad de Monterrey, que vive en Toluca y que busca trascender con su proyecto en la siempre destacada CDMX y sus grandes escenarios. Rocko Almaguer es la cabeza de este proyecto de hard rock y para lograr ese sonido con su bajo y voz se hace acompañar de las guitarras de Aldo Morales y Juan Luis Vásquez, mientras el enigmático Alan Morales hace los honores en la batería. Al igual que muchas bandas han sufrido los cambios de alineaciones, han disfrutado y sufrido el ver a compañeros de la llamada Avanzada Regia destacar en la escena musical y les ha tocado ver a otros claudicar, pero esas y otras experiencias los han hecho aprender, crecer y darse cuenta de la importancia que deben de darle a su banda como empresa y adaptarla a las nuevas tendencias tecnológicas y de marketing que rodean a la industria musical. Rocko se dio el tiempo de charlar en exclusiva con Muzikalia para comentar algo del sonido de su banda, contarnos algo de su nuevo disco, de la salud del rock en la actualidad y de lo que les falta a las bandas para sobresalir en una escena tan peleada y con tanta información en el mundo de las plataformas digitales musicales.

“El artista debe entretener a la gente de un modo ordenado, con calidad visual y musical; hacer las cosas con pasión” 

¿De dónde surge el nombre de Blind Ravens?

Nace del gusto y amor por el pajarraco que es el cuervo, esa ave tiene esa mística de ser el enlace entre los dos mundos, el de la vida y la muerte, por eso se le puso el nombre. Yo en 1994 vi la película de El Cuervo y ahí en esa película te explican esa relación del animal con la vida, es un tema muy interesante.

¿Cuál es hasta ahora el trabajo musical de la banda? 

Son 3 discos grabados en estudio. El primero realmente es un piloto/demo, ese primer disco se llama Winter Comes y es de ocho canciones, la verdad son canciones fantásticas. El segundo es un EP llamado The Letter; ese ya llegó como un producto profesional, bien producido. Y el nuevo disco lo grabamos con la gente de Ágora, realmente fue rehacer el primer disco, pero con más producción y sin los parches que tuvo en su momento. Este nuevo disco ya se llama Once Upon A Time y le cambie el arte, el nombre, ya que es totalmente diferente.

¿Cuál es el sonido con el que podrían ser comparados?

Somos una propuesta que no estamos inventando nada nuevo, la intención es traer lo bueno del rock a estas nuevas generaciones. Queremos traer lo que vivimos en algún momento, de cuando el rock te decía y transmitía algo. Al final solo somos una banda de hard rock y sonamos a todas las bandas de esas épocas, bandas que pueden ir desde Mötley Crüe hasta Metallica y brincando a Pink Floyd; somos una montaña rusa de mezcla de sonidos. Si tuviera que elegir a alguna banda con la que quisiera que nos comparen sería con el Mötley Crüe del 94, el de más producción, el más maduro, queremos ser una propuesta que no sea solo de moda.

¿Creen que sus letras, su música, su banda le aporte algo diferente al rock actual?

Nuestra propuesta le va a generar valor a la música, al rock. El rock está muy descuidado en todos lados y nosotros estamos al pie del cañón, estamos esperando que el tema trascienda y que nos den la oportunidad de demostrar que aquí en México se hacen cosas de calidad.

¿Qué tan difícil es hacer rock en México y que tanto han aprendido en estos años de otras bandas o grupos que se han cruzado en su camino con más experiencia?

Hacer música en Monterrey es muy diferente a lo que se hace en la CDMX. Lo que aprendí es que mi grupo es una empresa y la empresa marca prioridades, objetivos, visión, todo eso está bien claro. El aprendizaje de ir a grabar con gente que llevan un camino recorrido más largo, con una estructura más concreta te da la claridad en los objetivos de donde tú quieres llegar. Con dedicación, tener un equipo comprometido, tener a la gente en el mismo canal y que todos estén convencidos de ir avanzando se puede lograr.

 

¿Qué te parece lo que los empresarios y organizadores de festivales de rock hacen al meter grupos o bandas de otros géneros en estos eventos?

Ya hay desde punk, electrónico, rock, rockabilly, cumbias, hay de todo. En un festival puedes ver de todo, para mí el tema de venir de una cultura de otro estado es interesante y acoplarlo a lo que uno aprende y vive en la ciudad. Se entiende que uno busca tener esa interacción con la gente, llegar a medios sea el festival que sea. Pero a mí me gusta decir que el rock está muy golpeado a nivel mundial y más a nivel país, las empresas están dedicadas a hacer dinero, quieren mostrar diversidad, pero hay falta de calidad en las propuestas. Si tú me preguntas cuantas propuestas de calidad hay en la escena nacional las puedo contar con los dedos de una mano.

¿Cómo ser una de esas bandas de calidad?

Lo que yo siento es que el mundo musical debe ser genuino con su propuesta, debes de vivir el tema de estar trabajando constantemente para que cuando presentes tu música en un escenario la gente vea en vivo lo que le muestras en un disco o una plataforma; pero que le añadas el performance, la producción a tu proyecto en un escenario. Uno debe trabajar todos los aspectos para ser genuinos y que no seas del montón, que al exponer algo que creaste se lo transmitas a la gente.

¿Crees que a las bandas actuales les falta ser más profesionales en ese sentido de preparar un show?

La gente debe conectar contigo al momento de tocar en vivo, que la gente vea tu esfuerzo en mostrarte, debes llevarlos a un objetivo, demostrar que tu música es de calidad, que lo haces por el amor a la música y por transmitir el proyecto a esa gente, debes invertirle tiempo, la planeación de un show, hacer para ellos todo lo que es el tema de la experiencia, el show, todo lo que es un show business es lo que le debes ofrecer a la gente. Siempre hay que diferenciar al artista, el artista debe entretener a la gente de un modo ordenado, con calidad visual y musical; hacer las cosas con pasión.

¿A qué se debe que muchas buenas propuestas no lleguen más lejos o se pierdan en el intento de sobresalir?

Hay tanta información y hay muchos grupos buenísimos, pero por falta de oportunidades, de difusión o de lo que quieras no están llegando a la gente y se quedan ahí. Yo me imagino que ha de haber cosas fantásticas en cualquier otro país, estado o lugar, pero por la cantidad de propuestas y oportunidades en el mundo digital es difícil descubrirlas todas.

 

¿Crees que entonces para sobresalir sea más cuestión de estrategia que de calidad?

La realidad para los músicos es enfrentarse a la cantidad de información que es complicado de procesar. El que le ponga más estrategia es el que va a sobresalir. Hay competencia y hay mucha música.

¿Qué debimos preguntarte y no lo hicimos?

Me gusta puntualizar y pedir a la gente que se dé la oportunidad de escuchar la propuesta, yo estoy seguro y confió que el nuevo material es un material disfrutable y que lo puedes escuchar en cualquier momento, una montaña rusa para momentos frenéticos, tranquilos, pasionales, etc.

¿Si Blind Ravens fuera una película que película sería? 

Sería una película como Pulp Fiction que tienes varias historias en una misma cinta y todas son puro desmadre.  

Escucha el disco Once Upon a Time de Blind Ravens

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.