Entrevistamos a Dean Wareham que tiene nuevo disco

Dean Wareham es personaje indispensable dentro la música independiente norteamericana, en base a un currículum que incluye a los seminales Galaxie 500, los igualmente imprescindibles Luna, y una carrera en solitario (o con su pareja Britta Phillips) siempre convincente. El músico ha publicado recientemente ‘I Have Nothing To Say To The Mayor Of L.A.’ (Double Feature, 21), un álbum magnífico en el que vuelve a hacer gala de esa impronta suya tan reconocible. Contactamos con el vocalista –que también estará girando por nuestro país el próximo mes de febrero– para comprobar, una vez más, que entrevistarle sigue siendo igual de satisfactorio que escuchar su música.

“Antes de la pandemia no había escrito una canción en siete años” 

¿Cuáles dirías que son las principales diferencias entre ‘I Have Nothing To Say To The Mayor Of L.A.’ (21) y tu anterior disco en solitario ‘Dean Wareham’ (14)? 

Creo que, en este nuevo disco, las canciones son más sólidas, especialmente las letras. Y suena más a Dean Wareham, si es que eso tiene sentido. Yo mismo toqué la mayoría de las guitarras, y creo que Jason Quever (el productor) es un músico muy comprensivo conmigo. Me refiero a que entiende muy bien qué es lo que estoy haciendo.

Lo cierto es que ‘I Have Nothing To Say To The Mayor Of L.A.’ es un disco magnífico ¿De dónde ha venido la inspiración para componer estas nuevas canciones? ¿Qué es lo que te motiva, en la actualidad, para escribir? 

Lo primero que motiva es un plazo. Así que reservar un tiempo en el estudio, en noviembre de 2020, hizo que definitivamente me sentase y dedicase tiempo a trabajar en las canciones. También creo que los compositores necesitan leer, no solo escuchar música. Leí algunos libros durante la pandemia que, de algún modo, llegaron a mis canciones: una biografía de Eleanor Marx (la hija menor de Karl) y ‘Madame Bovary’ de Flaubert (¡qué fue traducida por Eleanor Marx!), una historia sobre la lista negra de Hollywood.

 

¿Te ayudó el parón de la pandemia a terminar el disco? 

Absolutamente. La pandemia implicaba que no podía hacer una gira, y fue útil estar en casa durante un período prolongado, incluso con toda esa extraña tristeza ¡Antes de esto, no había escrito una canción en siete años!

‘I Have Nothing To Say To The Mayor Of L.A.’ es también un álbum coherente, que funciona respetando el concepto clásico de álbum. Me refiero a que es un disco para escuchar entero… 

Algunos discos sencillamente resultan así. Francamente, creo que si tienes tres buenas canciones ya es más de lo que la mayoría de los discos suelen incluir, así que fui afortunado de tener siete u ocho, además de un par de versiones que funcionaron bien. Pero estoy de acuerdo contigo, funciona como un álbum coherente, no es demasiado largo, tiene un flujo agradable. Me encanta cómo se abre con “I Have Nothing To Say To The Mayor Of L.A.” y termina con una canción antiimperialista que a su vez es una bonita improvisación de guitarra.

“Puedes saber que una canción es de Luna incluso antes de que yo abra la boca para cantar” 

Creo que el disco tiene cierto efecto sanador, con tu sugerente voz funcionando como calmante contra ansiedad, prisas, rabia y otros males endémicos de nuestro tiempo ¿Lo has visto así en algún momento? 

¡Yo no! Pero la música es la forma de arte más poderosa ¿no? Sin duda, es el arte más rápido cuando se trata de desencadenar emociones poderosas en todos nosotros. Me alegro de que encuentres mi voz calmada y curativa. Recuerdo que hace muchos años mi hombre de A&R, Terry Tolkin, usó la misma palabra para describir mi forma de tocar la guitarra en Galaxie 500: la llamó “curación”. Quién sabe, tal vez haya cualidades curativas en la escala pentatónica mayor…

En el disco, cada detalle parece meditado y colocado para lucir con la intensidad apropiada, sin desviar demasiado la atención de las propias canciones. 

Honestamente, nunca tengo un plan para todo el disco, solo tengo planes para canciones individuales, con la intención de hacer que cada una sea especial de alguna manera, o al menos conseguir un momento emocionante. Una cosa que Britta (Phillips) y yo le decíamos a Jason Quever (quien también mezcló el disco) era “¡Sube la voz! ¡Y luego sube un poco más!” Simplemente pensamos que, si la letra es buena, si la voz tiene algún carácter, entonces debe lucir con fuerza. Eso te ayuda a meterte en la cabeza del cantante y te lleva a través de la canción, y significa que no tienes que preocuparte tanto por cómo suenan los otros instrumentos en la mezcla. Y le decíamos lo mismo con el solo de guitarra: ¡Sube el volumen! ¡Hazlo DEMASIADO ruidoso! Ah, y también le dijimos que hiciera el bajo potente. Ese es otro elemento que nos gusta escuchar fuerte, porque a menudo el bajo está enterrado debajo del bombo, cuando debería ser al revés.

 

Como dices, el disco ha sido producido de nuevo por Jason Quever (de Papercuts) ¿Dirías que hay ya una relación firme con él? ¿Qué aporta a tu sonido? 

Bueno, hasta ahora he hecho cuatro discos con él (“Emancipated Hearts” en 2013, un par de discos de Luna y “Dean Wareham Vs. Cheval Sombre”) y eso es más de lo que he hecho con cualquier otro productor. A veces, un productor sugiere una parte musical y realmente no te gusta, pero eso nunca me ha pasado con Jason. Siempre se le ocurre una parte (ya sea en la guitarra o en el teclado) que hace que la canción funcione. Britta, Roger Brogan (nuestro batería) y yo trabajamos en estas canciones como un trío, pero el día que Jason vino a Los Ángeles y ensayó con nosotros… Bueno, de repente nos sentimos mucho mejor con las canciones.

En cualquier caso, la impronta que tienen todas tus canciones (desde Galaxie 500 hasta ahora) es inconfundible ¿Por qué crees que tienes ese trazo único y absolutamente reconocible? 

Hummm, para mí es difícil decirlo. Honestamente, es probable que todavía toque la guitarra de la misma manera. Soy autodidacta, así que siempre suena a “yo tocando la guitarra”. Y como cantante, tengo una voz (o algunas voces) que gusta a algunas personas y que otras personas odian, pero al menos tiene algo de personalidad.

“A algunas personas les gusta mi voz y otras las odian, pero al menos tiene algo de personalidad” 

Creo que hace tiempo que Britta Phillips y tú dejasteis Nueva York para vivir en Los Ángeles ¿Echáis de menos la ciudad? ¿Cómo influye el lugar en el que vives a la hora de componer? 

Bueno, justamente estuvimos en la ciudad de Nueva York durante cuatro días en noviembre, y fue emocionante. Mientras viajábamos desde el aeropuerto Newark en un taxi vimos el skyline a lo lejos y fue un momento muy emotivo para mí. Pasé la mayor parte de mi vida en Nueva York y, en cierto modo, lo extraño. Pero también me encanta vivir en Los Ángeles, es un lugar agradable cuando vuelves a casa. Especialmente en nuestro pequeño rincón de la ciudad: Echo Park, donde vivimos en una colina, una vez conocida como Red Hill porque muchos comunistas vivían aquí. Estamos a dos millas del centro de la ciudad, pero todavía estamos rodeados de árboles y pájaros ¿Influye eso en las canciones? No creo que tenga ninguna influencia en la música, pero el lugar donde vives encuentra su camino en las letras, como en “Why am I, in Echo Park, writing songs in DADGAD?”.

 

Siempre he mantenido que Luna es (seguramente junto con Mercury Rev) la banda americana más elegante de la escena indie de los 90 ¿Cuál dirías que es la principal cualidad de Luna? 

Es una bonita forma de decirlo. Supongo que la “elegancia” no era algo a lo que aspiraban las bandas de grunge, ni la mayoría de las bandas indie estadounidenses de los noventa; solo mira la gorra de béisbol al revés que llevaban tantos músicos independientes: se suponía que debías ser deliberadamente descuidado tanto en la música como en tu apariencia personal. Diría que los principales atributos de Luna son dos. Primero, que siempre tuvimos una muy buena sección rítmica que nos hizo ser tan buenos en directo. Y segundo, que entre Sean Eden y yo teníamos un sonido de guitarra único. Puedes saber que una canción es de Luna incluso antes de que yo abra la boca para cantar.

¿En qué momento está Luna como banda? ¿Estáis trabajando en nuevo material?  

Con Luna acabamos de hacer algunos conciertos en noviembre, pero no, no estamos trabajando en material nuevo. Para mí, Luna es algo que hacemos por diversión. Y quizás sigamos haciéndolo por diversión, pero no voy a regresar 1997, eso ya pasó entonces. Me refiero a que no quiero que toda mi vida sea así. De hecho, no podría retroceder el tiempo si lo intentara: el negocio de la música ha cambiado hasta casi no reconocerlo.

Estarás girando por España en febrero de 2022, tocando ‘On Fire’ (Rough Trade, 89) de Galaxie 500 ¿Cómo serán esos conciertos y qué formato tendrán? ¿Qué piensan Damon Krukowski y Naomi Yang acerca de que toques canciones de Galaxie 500? 

Tocaré el disco “On Fire” porque ya estaba planeado antes de la pandemia, pero también voy a tocar mucho de mi nuevo álbum. No estoy seguro de si tocaremos dos sets diferentes o uno largo. Será una banda de cuatro integrantes, con Britta, Roger Brogan y Derek See (que toca en Rain Parade). No puedo hablar por Damon y Naomi, pero contrariamente a lo que la gente podría pensar, nos comunicamos por correo electrónico para hablar sobre temas profesionales acerca de la banda y nos llevamos bien. Les dije que estaba haciendo estos shows “On Fire” y no supone un problema.

¿Qué tal sienta saber que, a estas alturas, Galaxie 500 es considerada una banda de culto ciertamente influyente? 

En este momento la banda es más que “de culto”; Galaxie 500 es ahora una banda más grande que nunca. Es imposible juzgar por las ventas de discos porque éstas en su mayoría han desaparecido, pero podemos ver los números del streaming. Parece que siempre hay nuevos chavales que se enamoran de la banda. Los discos han envejecido realmente bien; no suenan como los 80 y no suenan como los 90, suenan como si hubiéramos llegado desde otra longitud de onda.

Muchas gracias de nuevo Dean. 

¡Gracias por las buenas preguntas!

Gira de Dean Wareham plays ‘On fire’ (Galaxy 500)

Sevilla, el 17 de febrero (Sala X); Cádiz, el 18 (Edificio Constitución 1812); Alicante, el 19 (Las Cigarreras); Valencia, el 20 (sala pendiente de anunciarse); Barcelona, el 22 (Laut); y Madrid, el 23 (Sala Nazca).

Las entradas para estos conciertos ya están a la venta.

Foto Dean Wareham: Luz Gallardo

2 comentarios en «Entrevistamos a Dean Wareham que tiene nuevo disco»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien