Entrevistamos a entropía

Durante este diciembre, incluimos en Muzikalia a entropía (plasmaremos la letra inicial de su nombre con minúscula, tal como ellos mismos lo escriben) como una de las 25 bandas emergentes más destacadas del panorama nacional, de 2018, gracias a su épico disco debutante, titulado éste Invisible. Además, escribí un artículo de presentación, el pasado septiembre, acerca de este virtuoso cuarteto de rock progresivo cantado en castellano y que podéis leer en la propia revista.

Ahora toca colocarse en “modo entrevista” para conocer directamente que piensa, planea y siente la banda de Vitoria-Gasteiz. Así que aquí se presenta y surge el cuestionario y las correspondientes réplicas de Jon Bellido (voz y teclados), Roberto Nieves (guitarra), Lasto (bajo) y Andoni Penela (batería); todo ello después de que hayan dejado encantado al público en la popular sala alavesa, Hell Dorado, donde el talentoso combo norteño actuó el pasado 22 de diciembre de 2018.

Bienvenidos a Muzikalia, tíos. La primera sensación automática que siempre me sobreviene a la testa con respecto a vuestra arrolladora e hipnotizante música es que sonáis como una especie de peculiar y llamativa mezcolanza entre la voz de Enrique Bunbury y el sonido de los Pink Floyd de primera mitad de los años 70 pero, en el fondo, sé que existen muchos más elementos. ¿Cómo os veis a vosotros mismos con respecto a ésto? ¿Qué es lo que os gusta mezclar exactamente y añadir a vuestra propia personalidad artística?

Un placer poder charlar contigo. Lo primero, agradecerte tus palabras y tu tiempo, resulta gratificante que haya portales como MZK apoyando a bandas emergentes.

Respecto a la pregunta, son muchas las bandas/artistas que nos influencian, tanto individual como colectivamente, y Pink Floyd es una de ellas. Nos gusta investigar y probar diferentes sonoridades. En el estudio nunca nos cerramos a investigar o a mezclar distintas ideas y creemos que eso ayuda a que nuestra música tenga una personalidad propia.

“Es inevitable dejarnos influir por lo que nos rodea. El ambiente en el que estamos, el tipo de local en el que ensayamos, o incluso el clima contribuye a que las creaciones sean diferentes”

¿Cómo nació la idea de la banda y que os llevó a decidiros por tan gloriosos géneros musicales? En mi opinión, todo esto de manera muy acertada tanto en la elección como en la ejecución.

Todo fue muy natural, el grupo nació cuando Lasto (bajista) nos presentó entre nosotros y la idea principal en cuanto al sonido ya era la experimentación y hacer Rock Psicodélico. Hemos ido descubriendo entre los cuatro otros sonidos provenientes del Stoner Rock y la viva escena de este género musical o del Rock Progresivo que han acabado influenciando en nuestros sonidos actuales.

Respecto a vuestro gratamente asombroso debut titulado “Invisible” ¿cómo fue el proceso de grabarlo? Tiene el aspecto de haber requerido una considerable dificultad, complejidad y cantidad de tiempo en cada una de sus diez canciones. ¿Fue así, realmente?

El proceso de grabación fue naturalmente duro al no tener mucha experiencia detrás, pero muy gratificante. El trabajo realizado en el estudio de grabación nos aportó mucho. Aprendimos muchísimo cada uno de nosotros y la sensación de ver nuestra música en vinilo o CD fue incluso mejor de lo que esperábamos.

Habéis declarado alguna vez que habéis improvisado no solo en directo, sino incluso en el propio estudio de grabación pero intuyo que ésto mismo no es incompatible a la hora de ser también unos perfeccionistas natos. Ciertamente, ¿lo sois?

No podemos negar que uno de nuestros pilares en directo es la improvisación, así es. Nos encanta la sensación de que en algunas partes el hilo conductor del concierto sea la propia química entre nosotros y pensamos que ésto ayuda a que se cree una atmósfera de sonido que envuelve al espectador. Además creemos que de esta manera ofrecemos siempre conciertos diferentes a los anteriores.

Un par de cuestiones sobre la recepción del público hacia vuestro proyecto. ¿Qué tal creéis vosotros que habéis conectado con el siempre muy entendido público de Vitoria-Gasteiz en particular y también con el resto de Euskadi y otras comunidades, en general? ¿Ha sido diferente la experiencia de vuestra pasada gira por Francia, acerca de la audiencia?

Somos muy afortunados de poder hacer lo que nos gusta y que cada vez haya una mayor audiencia que nos respalde. Aquí en Gasteiz siempre ha habido una gran cultura musical y por ello nos motiva que la gente se interese en nosotros y valore lo que hacemos.

Haber podido salir del país ha sido toda una experiencia y la acogida del público ha sido muy buena. En las ciudades en las que hemos tocado hemos percibido mucho respeto hacia los músicos en general y creemos que eso es un síntoma positivo para una sociedad.

Asistí, personalmente, a vuestro reciente y fascinante concierto a la sala Hell Dorado de Vitoria, donde compartisteis cartel con el grupo madrileño Toundra. ¿Qué tal fue la experiencia aquella noche? ¿A que más sitios tenéis programado o pensado ir de gira para 2019?

Muchas gracias. Esa noche la recordaremos siempre, fue un sueño cumplido para nosotros actuar en esa sala, pues desde los primeros ensayos hace ya cuatro años comentábamos lo mucho que nos gustaría subirnos al escenario de Hell Dorado. Pese a tener que ofrecer una actuación breve, creo que supimos hacer un directo completo y pudimos mostrar nuestra esencia; fue una experiencia grata tocar ante tanta gente, tanto conocida como desconocida. Las críticas recibidas fueron muy positivas y eso siempre sienta bien.

Todavía estamos cerrando conciertos para este 2019, nos gustaría repetir la experiencia de volver a atravesar las fronteras del país.

Relacionado con vuestra ciudad de origen, ¿qué ambientes, rincones, climas o costumbres de la propia Vitoria-Gasteiz os inspiran para crear vuestra música o quizás son otros lugares reales e incluso planetas lejanos, como Saturno, los que os ayudan a hallar el flash compositor de vuestra “space music”?

Es inevitable dejarnos influir por lo que nos rodea. El ambiente en el que estamos, el tipo de local en el que ensayamos, o incluso el clima contribuye a que las creaciones sean diferentes. Tenemos la suerte de que en nuestra ciudad hay muchos rincones en los en los que nos podemos perder, además de tener muy cerca la naturaleza. Aparte de este carácter físico, las bases oníricas y la relación espacial con todo esto también nos ayudan a inspiran nuestra música.

Retornando a lo de hace un momento. Además de las consabidas influencias que se os perciben de The Doors o leyendas del rock sinfónico como los propios Pink Floyd, King Crimson, etc, etc., os formulo una interrogación que siempre me interesa en estos casos concretos. ¿Se refracta en vosotros algo del progresivo argentino de los años 70 como La Máquina de Hacer Pájaros, Color Humano, Serú Girán y todas esas legendarias bandas de aquel país? ¿Os han dado opinión de vuestra música los fans de Argentina y el resto de Latinoamérica?

La verdad es que el progresivo argentino es una asignatura pendiente para escuchar, aunque podemos decir que nos gusta una banda de los 70: Invisible, que casualmente se llama como nuestro álbum.

Y respecto a nuestra acogida en países latinos, ésta ha sido buena. Hemos vendido algunos discos allí y recibido muchos comentarios positivos, sobre todo agradeciéndonos que hagamos música progresiva con la lírica en español.

Un tema que ya os habrán comentado en otros sitios pero para que los lectores de Muzikalia se hagan una idea. La impactante cubierta de “Invisible”(2018) con la medusa gigante frente a la fábrica donde no se sabe bien quien observa a quien, ¿cómo surgió ese concepto en la mente de vuestro portadista Mikel Uralde y qué significados posee, en concreto, el sugerente frontal del susodicho LP?

El concepto se basa en Encélado, una luna de Saturno. Se trata de un satélite, según últimas investigaciones, capaz de albergar vida extraterrestre y en nuestras conversaciones con Mikel Uralde tratamos de adivinar cómo sería la vida, fauna, flora… de ese lugar en un futuro, acorde con las canciones y letras que componen el álbum. El concepto está escondido y explicado en el álbum, tanto con la música como con la lírica. La portada es una muestra gráfica de ello, un primer paso en ese acercamiento.

¿Es mejor que el oyente se quede con la dulce duda de qué significan exactamente vuestras escurridizas y oníricas letras? ¿Debe el melómano de turno interpretar vuestras narraciones a su manera?

En cada letra hay distintos mensajes relacionados entre sí con el concepto del álbum, sobre todo basados en referencias oníricas. Aun así, siempre hemos dicho que abogamos por la libre interpretación de éstas. Nos parece interesante que a cada oyente le sugieran imágenes diferentes, ahí está la magia.

He escuchado últimamente algunos sensacionales grupos españoles que manejan y juegan este tipo de estilos como, por ejemplo, los santanderinos Estanques, los cordobeses Código de Salto, los catalanes Harrison Ford Fiesta o vosotros mismos, entropía, en Álava, por descontado pero ¿cómo veis vosotros el panorama del “neo-prog” y del sinfónico en nuestra península?¿Creéis que estas tendencias poseen tanto tirón en nuestras latitudes como la propia psicodelia española más pura y dura, de los últimos años, que practican magníficos grupos como Opatov, Puma Pumku, Fogbound, etc?

Creemos que se están creando grandes álbumes en los últimos años alrededor de estos estilos en este país y que está habiendo un resurgir de la psicodelia y del progresivo, lo cual celebramos. Hay grandes bandas como las que nombras, pudiendo añadir a Acid Mess, Sombra, Guerrera, Arenna, The Soulbreaker Company, Atavismo, Holy Mushroom, Melange, My Expansive Awarness, Híbrido… y a muchísimas más que enriquecen la cultura underground en torno a estos géneros.

Describidnos los minutos más extraños de toda vuestra carrera “entrópica” y rezaremos para que no digáis que se trata, precisamente, de esta entrevista. (Es broma).

(Risas). En Bourdeax tuvimos una conversación bastante surrealista debido a que un hombre se refería a nuestra furgoneta como “este van” (una curiosa mezcla castellano-inglés), mientras Jon creía que se estaba dirigiendo directamente a Andoni como “Esteban”. La conversación se tornó cada vez más surrealista.

Yo pienso, con honestidad, que el Azkena Rock Festival debería ficharos para 2019, opino que encajáis también en el propio ARF y estoy convencido de que tenéis nivel de sobra para tocar allí. ¿Os gustaría tocar en casa, en el mítico evento vitoriano?

Cualquier escenario es una oportunidad para poder sorprender a gente que no te conoce con tu apuesta artística y en ese sentido, por supuesto, nos gustaría.

“En cada letra hay distintos mensajes relacionados entre sí con el concepto del álbum, sobre todo basados en referencias oníricas”

Esta pregunta puñetera, ahora que ya hemos cogido confianza, va dirigida al batería Andoni Penela y ahora que el resto de la banda no nos oye. Andoni, tú que también eres clarinetista, ¿te parecería interesante y curioso incluir en el futuro este instrumento en la música de entropía? ¿Te gruñirían mucho los otros tres cracks? Y aún daremos una vuelta de tuerca más, ¿anexaríais también la siempre atrayente txalaparta a futuros planteamientos de entropía?

(Risas). Bueno, lo cierto es que esa idea ya ha sido barajada, incluso en la primera demo que grabamos también incluimos un solo mío de saxo. Hemos hecho diferentes pruebas con clarinete, saxofón, sitar, Ba?lama… Como hemos comentado antes, no nos cerramos puertas en ese sentido, ¡y algunas inclusiones de estos instrumentos nos han gustado bastante! Es muy probable que en un futuro decidamos grabar tomas con diferentes instrumentos.

Un último asunto que a vuestros fans puede que les interese saber de manera ansiosa. ¿Estáis pensando ya en componer canciones para un segundo disco o esta pregunta os llega demasiado pronto, por mi parte, en esta entrevista?

Tenemos ganas de un segundo disco. De momento, estamos componiendo material nuevo pero son por ahora ideas que tenemos que entrelazar y trabajar poco a poco. No tenemos de momento ninguna fecha prevista para volver a grabar a corto plazo, aunque nunca se sabe.

Muchas gracias por sus respuestas a entropía, una formación la cual considero ya una de las más prodigiosas y mejores que hayan salido nunca de la ciudad de Vitoria-Gasteiz. Ellos comienzan a ser una realidad ya solamente con su primer LP y además, poseen un inmenso futuro. Desde Muzikalia os deseamos toda la fortuna del mundo en vuestra carrera. ¿Queréis añadir algo más? Os cedo la última palabra.

¡Si estás leyendo ésto, abre tu mente a nuevos sonidos!

Nada más que agradecerte, de nuevo, tu trabajo y tus amables palabras. ¡Nos vemos por los conciertos!

4 comentarios sobre “Entrevistamos a entropía

  • el 8 Enero, 2019 a las 10:20 am
    Permalink

    Muy buena la entrevista a entropia,grupo de gran calidad sonora y ritmos hipnóticos.
    Gracias a entropia por su gran disco, realmente te traslada a otros lugares y a Txus iglesias por este descubrimiento y su entrevista.

    Respuesta
  • el 8 Enero, 2019 a las 11:37 am
    Permalink

    Gracias a ti, Manu, por tu comentario y opinión sobre mi entrevista y sobre la música de esta sensacional y muy talentosa banda de rock progresivo de Vitoria-Gasteiz: ¡¡ entropía!!.

    Un saludo

    Respuesta
  • el 14 Enero, 2019 a las 5:12 am
    Permalink

    No sé cómo llegué a esta entrevista, pero me alegro. Siempre es bueno descubrir bandas que no conocías, habrá que escuchar mucho más de entropía.

    Respuesta
  • el 15 Enero, 2019 a las 12:15 am
    Permalink

    Gracias por tu comentario aquí en Muzikalia, Daniel, espero que te gusten, los vitorianos entropía.
    ¡Son realmente buenos! Un saludo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.