Entrevistamos a L’Exotighost, que publican ‘Kamongo’

Los madrileños L´Exotighost publican el que es su segundo disco, Kamongo (Everlasting, 22), para seguir incidiendo en ese género tan llamativo como en realidad poco trabajado por estas latitudes como es la exótica. Contactamos con Javier Díez Ena para conocer más acerca de este peculiar álbum… y del propio estilo musical.  

“Se puede sacudir las neuronas, los pies y excitar la imaginación al mismo tiempo”   

¿Cuáles crees que son las principales diferencias entre vuestro debut, ‘La Cara Oculta’ (Everlasting, 19), y esta continuación de título ‘Kamongo’ (Everlasting, 22)? 

Bueno, ‘La ola oculta’ era como adentrarse en terreno desconocido. Se trataba de poner en marcha un nuevo proyecto, con un sonido completamente nuevo y una combinación de timbres que a priori nunca se había probado. Los temas estaban compuestos pero la instrumentación de los mismos se hizo realidad tan solo unos pocos días antes de entrar en estudio. En el caso de ‘Kamongo’ la situación es completamente distinta: ya íbamos mucho más seguros y con la solidez de ser ya una banda rodada y conocernos bien como músicos y como personas. 

¿Ha cambiado en algo la manera de componer y/o de grabar en el seno del grupo con respecto a vuestro anterior disco? 

La manera de componer es la misma, la diferencia es que con ‘Kamongo’ hemos tenido la oportunidad de pensar los temas, ensayar, probar ideas, y arreglos, tanto en el local de ensayo como en conciertos. La forma de grabar es la misma, todos en directo en el Estudio PullPush, en habitáculos separados, alguna cosa se ha regrabado pero lo importante es primar la sensación de tocar en cada tema todos juntos y en directo. En este ‘Kamongo’ hemos dispuesto de más días de estudio y hemos podido grabar con más calma los arreglos y algunos overdubs. 

¿Creéis que ‘Kamongo’ (22) es un álbum sensiblemente más ambicioso que su antecesor? 

Sin duda es más ambicioso, tanto en las composiciones como en los arreglos. Hemos podido incluir algunos arreglos de viento, de saxo barítono y clarinete bajo gracias a la participación de Dani Niño y Tagore González. Y en particular se ha trabajado mucho más las percusiones, de lo que se ha ocupado nuestra marimbista María Arranz con dos invitados de confianza percutora como Miguel Pérez y Vera Garrido. María aparte de la marimba se ha explayado con el vibráfono, que ha cobrado mucho protagonismo en algunos temas y ha ampliado considerablemente nuestro sonido. 

También pienso que es un álbum más melódico (e incluso más pop) que el anterior, además de contar con más sonidos surf. 

Decididamente sí, es más luminosos y más melódico. Hay un tema con una clara vocación pop como “Wailua Lui”, un pop de inspiración bubble-oceánica que incluso podría verse inspirado por Beach Boys. Incluso hemos incluido alguna que otra voz, en ese y en algún otro tema, como en ‘Kamongo’, en el que hay coros festivos o también en “Exotique Mecanique”. En estos dos temas también hemos dado rienda suelta al alma hectorlavoeiana que lleva dentro nuestro batería Ricardo Moreno, que ha improvisado algunos ad libs un tanto latinosos que le van muy bien a los temas. En cuanto al elemento surf, también estás en lo cierto: hemos incrementado su presencia. Juan Pérez Marina ha hecho un trabajazo con las guitarras, soltando su twang especialmente en “Exotique Mecanique” y en “Wailua”. 

“La música exótica suena remota, inspiradora y agradable a la vez”  

Además, ‘Kamongo’ (22) desprende aroma oriental, por ejemplo y de manera evidente en “Wailua Lui” ¿Ha sido una influencia consciente en todo el disco? 

Sí, el elemento oriental es algo muy presente, en la exótica en general y en L´Exotighost en particular. Ya en el primer disco estaba bien presente en temas como “Roll Li Ning Roll” o “Nisei Hula”, y aquí aparece de nuevo en muchos de los temas. La pentatónica mayor es una escala que da mucho juego para nosotros. Suena remoto, inspirador y agradable a la vez, tres factores clave en la música Exótica. 

Entre ambos discos vio la luz un vinilo de diez pulgadas con cuatro de los temas de ‘La Cara Oculta’ (19) remezclados por Okapi ¿Cómo surgió la posibilidad de esa colaboración y cómo mutaron las canciones en manos del artista italiano? 

Eso fue idea de nuestro sello Everlasting quienes, en pleno confinamiento y para activarnos un poco ante la difícil situación, nos propusieron hacer unas remezclas con alguien especial que supiera llevar nuestro sonido un poco más allá. Yo tuve claro que fuera el italiano Filippop Paolini, más conocido como Okapi, porque es un genio al que respeto mucho, con un mundo sonoro muy particular. Le mandé todas las pistas y él eligió los temas que más le gustaban. Creo que el resultado es refrescante, ha creado nuevos patrones, nuevos arreglos y todo ello sin dejar de sonar exótico. “La ola revuelta” es una maravilla. 

¿Cómo entendéis vosotros ese género que practicáis y es tan poco conocido por estas latitudes como es la exótica? 

La exótica es uno de los grandes tesoros musicales que todavía quedan por (re)descubrir para mucha gente. Incluso hay gente que siendo muy melómana todavía no han tenido ocasión de entrar en contacto con ese estilo. Para mí particularmente es un género que siempre me inspira, que siempre desprende un misterio especial, es algo único. Como compositor me ofrece además la posibilidad de probar con infinidad de timbres y fórmulas que remiten al género pero nunca se repiten del todo, es un género musical que te permite una libertad enorme.  

Os vi en directo hace muy poquito, en Zamora dentro de la programación de la segunda edición de FHLIM (Feria Hispano Lusa de la Industria Musical), y fue un concierto muy chulo e interesante ¿Cómo definirías los conciertos de L’Exotighost? ¿Cuál es vuestro principal objetivo cuando tocáis en directo? ¿Es complicado desplazar y montar todo vuestro arsenal para el directo? 

Muchas gracias Raúl, nos alegra mucho que lo disfrutases. Pretendemos que sea una experiencia diferente, original a la par que disfrutable, que pueda ser apreciada a varios niveles, desde un punto simplemente hedonista pero que también tenga una enjundia musical fuera de toda duda. Para nosotros es un reto que aceptamos encantados, del mismo modo que aceptamos desplegar semejante arsenal de instrumentos y disposición escénica. No lo voy a negar: es complicado; se tarda en trasladar, montar y probar todo. Ya solo el hecho de llevar nuestra enorme marimba es un hecho radicalmente diferencial respecto a la inmensa mayoría de grupos, pero siempre merece la pena, creemos que tenemos un sonido muy particular y la gente siempre lo sabe apreciar en nuestros directos. En general, lo que intentamos en nuestras apariciones en directo es que la gente viaje, que sus oídos atraviesen las paredes y naveguen. 

Siempre he sido muy fan del theremín y me encantó el uso que hacéis de él en directo ¿Cuál es el truco para que ese elemento funcione en el conjunto de vuestra música? 

Yo llevo muchos años tocando theremin y haciendo conciertos y grabando discos solo con este instrumento, de manera que he trabajado mucho en ello. Aparte de esta dedicación para que funcione, es importante darle la voz adecuada, con melodías marcadas de largo recorrido y tempos no demasiado altos, así como ayudarse a veces del glissando. Es bueno evitar los saltos interválicos bruscos, de esa manera suena más natural y reconocible el theremin.  

También utilizasteis un instrumento japonés que no recuerdo cómo se llama ¿Cómo llegasteis a saber de su existencia y cómo aprendisteis a tocarlo? 

Es el shamisen, es un instrumento de cuerda tradicional japonés. Juan lleva muchos años trabajando con el instrumento, lo compró en Japón y se ha tomado muy en serio su aprendizaje. Aquí en España no hay gente que lo toque, según Juan solo ha encontrado una persona en Barcelona. En Japón todavía está muy presente, incluso entre las nuevas generaciones. Tiene un timbre maravilloso, yo lo descubrí gracias a algunos discos de John Zorn en los 90, y cuando Juan propuso incluirlo no hubo duda al respecto. 

En ese directo hicisteis versiones cinematográficas (o televisivas) que encajan a la perfección con vuestra propuesta ¿Cómo conecta el cine con la exótica? ¿Es un género con cadencia por lo visual? De hecho, creo que L’Exotighost tiene una extensión en forma de proyecciones a cargo de José Salas… 

Totalmente. Creo que hay pocos géneros tan cinematográficos como la Exótica. Hoy en día debería haber muchas más bandas sonoras hechas con bandas de Exótica. El cine y las bandas sonoras son una gran fuente de inspiración para nosotros. En el primer disco ya rendimos homenaje y chachachalizamos el “Halloween” de John Carpenter. Esta vez hemos querido abordar un tema que tiene un peso brutal en nuestra memoria colectiva, y que ha marcado a varias generaciones, hablo de la sintonía de “El hombre y la tierra” compuesta por Antón García Abril. A título personal puedo afirmar que esta sintonía marca el inicio de ese sentimiento de vibración tribal y misteriosa que ciertas músicas provocan en tu ser, con cinco o seis años esta sintonía me enloquecía a un nivel tan físico que no pude volver a sentir lo mismo hasta años después, cuando siendo preadolescente descubrí el punk o el hardcore. También pienso que este tema es una joya de la Exótica ibérica sin que nadie se haya dado cuenta del todo. Cuando los tiki-adictos americanos oigan esto van a alucinar. José Salas y sus proyecciones son un eje muy importante en nuestros directos. Cuando él está tras el proyector, nuestra incitación al viaje se vuelve casi física. Digamos que él aporta la banda visual que acompaña a nuestro periplo sonoro. 

“Con nuestros directos queremos que los oídos de la gente atraviesen las paredes y naveguen” 

 Creo que, en realidad, en ese concierto tocasteis muy buena parte del que ahora va a ser vuestro nuevo disco ¿Es correcto? ¿Qué tal están funcionando los nuevos temas en directo? 

Sí, aprovechamos para estrenar algún que otro tema, y están funcionando maravillosamente bien. De hecho, suenan más fluidos que los del anterior disco, precisamente porque los hemos hecho y rodado todos como banda, con tiempo para probar arreglos, ideas diferentes y decidir cómo funcionaban mejor, con aportaciones por parte de todos los miembros de la banda. Se nota la mejora en todo. 

La vuestra es una propuesta llamativa y, en la práctica, muy vistosa, pero es evidente que de primeras es muy difícil situar vuestro lugar en la escena ¿Cuáles son las expectativas de L’Exotighost como banda, sobre todo ahora que vais a lanzar un segundo larga duración? 

Es cierto que no hay muchos referentes previos que tengan que ver con lo que hacemos. Podríamos citar a Mastretta, Biodramina Mood o Akron. Nuestra misión / intención es demostrar que se puede hacer música sofisticada a la vez que sorprendente, bailable a la vez que original, vamos que se puede sacudir las neuronas, los pies y excitar la imaginación al mismo tiempo. Creemos que se puede hacer Exótica en el siglo XXI, en España y que además suene actual y fresca, nada retro. Solo tienen que invitarnos a tocar para comprobarlo. 

Foto L’Exotighost: Alfredo Arias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien