Escucha El Capvespre dels Déus, doble álbum de Sildàvia

Sildàvia es una banda catalana formada hace algo más de 3 años por el músico Gerard Capdevila, compositor y productor, junto con Enric Bergadà (batería y percusión), Oriol Cortadellas (teclados y sintetizadores), David Murillo (guitarras) y Carlos Rivero (bajo). Todos ellos cuentan con una apreciable experiencia como músicos, aunque este nuevo proyecto acabe de arrancar. Después de foguearse en directo hasta conseguir una bien ganada fama de grupo interesante y detallista, debutaron hace unos meses nada menos que con un álbum doble: El Capvespre dels Déus (Escénica Cultura). Una jugada arriesgada, en los tiempos que corren, pero que a Sildàvia les ha salido bien, al menos en lo artístico, ya que han creado un espléndido disco conceptual disfrutable de principio a fin.

El Capvespre dels Déus es un disco ambicioso pero no pretencioso. Ambicioso por su extensión y también por la cantidad de estilos diferentes que se tratan a lo largo de las 16 canciones que lo forman. Toques de rock progresivo, sinfónico, post-rock, el pop de estadios e incluso el spaghetti western forman el envoltorio instrumental de esta historia conceptual sobre desorientación y angustia en el mundo moderno. Las canciones se van conectando entre sí, en ocasiones mediante interludios instrumentales, y van desarrollándose en un viaje en el que la emoción, el escape de la realidad, la esperanza y la incertidumbre buscan una complicada convivencia.

Sildàvia portada capvespre

 

Salvando todas las distancias y sin olvidar que estamos ante un trabajo autoeditado, se trata de un disco que, por concepto y forma, recuerda al inmenso The Wall de Pink Floyd con sus excesos, sus tensiones y su narrativa entre depresiva y ostentosa. Sildàvia han creado uno de esos discos que no se pueden escuchar de manera distraída ni saltándose canciones; por el contrario, vale la pena dedicarle el tiempo necesario para escuchar estas canciones en la secuencia en que han sido incluidas en el disco, de principio a fin. Es importante también, si no se entiende el idioma, buscar las letras y tratar de entenderlas. Dejarse absorber por las canciones, interiorizarlas, entender el sufrimiento y la intensidad que desprenden, es una experiencia inmersiva de las que las prisas del mundo moderno nos van privando sin remedio. Escuchar El Capvespre dels Déus es, por tanto, no solo placentero sino también un acto de rebeldía.

Un acto que, si te apetece, puedes realizar a continuación.

 

Sildávia en redes sociales:

Facebook
Instagram

Canal oficial de YouTube

 

Sildàvia Capvespre dels Déus artwork

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien