Eska – Eska (Earthling Recordings)

Tras 5 años de gestación de este álbum debut, por fin podemos disfrutar de la magia y la personalidad de Eska con todo lo que ello significa.

Eska significa soul, folk, jazz y blues. Significa una variedad asombrosa de instrumentos por conocer y que ella misma pone en sus manos a la hora de crear un sonido que le ha valido una nominación al Mercury Prize de 2015.

Aclamada por la prensa inglesa e internacional, Eska nos descubre su talento tras muchos años de trabajo ‘en la sombra’ formando parte de bandas como The Cinematic Orchestra o Zero 7 como corista.

Treinta y seis minutos dura este álbum, con 10 temas creados bajo el amparo de su propio sello, Earthling Recordings, que a sus seguidores de toda la vida les resultan insuficientes, no por la calidad, si no por la cantidad, teniendo además en cuenta que dos de ellos, (“Gatekeeper” y “She’s in the flowers”), ya formaron parte de su anterior EP.

Con “This is how a garden grows” y “She’s in the flowers” asistimos a un folk global, mezclado con ritmos africanos, como muchos han llamado ‘caleidoscópico’. “Boundaries” destaca por una voz melancólica que acaba rompiendo en un optimismo cuasi salvador. Los giros melódicos hacen grande a este tema. “Shades of blue” se acerca algo al pop más amable, con unos coros vocales que recuerdan a las artistas r&b más destacadas del momento. Una balada muy hogareña es como se podría calificar a “To be remembered”, con un mensaje que nos habla de recordar y nos traslada a un jardín metafórico en el que dejar crecer lo nuevo, lo que nos hace avanzar.

Uno de los temas más pegadizos del álbum es “Heroes and villains”, por su claro estilo reggae y en el que aparece una emotiva composición lírica, casi cercana al rap. Todo un recital de versos que se repiten dejando claro un mensaje muy contemporáneo: ¿sabemos ya diferenciar entre héroes y villanos?

Quizá la canción más prescindible, por así decirlo, sea la acappella “Dear Evelyn”, que nos deja paso a “So long Eddy”, con una guitarra y bajo post-editados, algo distorsionados, con un gusto exquisito, formando un tema escrito desde la experiencia y la honestidad.

Eska ha tardado 5 años en publicar este trabajo fruto de muchas colaboraciones, bajo la batuta a la producción de dos de sus incondicionales, Matthew Herbert y David Okumu. Gracias a su mente abierta y ecléctica, ha conseguido un primer proyecto cercano, sólido, honesto, personal y, como algunos ya han dicho, caleidoscópico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien