Fangoria – Dilemas, Amores y Dramas (Subterfuge)

Con el paso de los años, Fangoria se ha consolidado como uno de los pilares del pop electrónico nacional. Para repasar su trayectoria más reciente, el dúo, formado por Alaska y Nacho Canut, ha editado Dilemas, amores y dramas, un doble CD que recoge algunos de sus singles y las mejores remezclas de sus temas.

El recopilatorio, que repasa su carrera desde 1998 hasta la actualidad, es un buen resumen de las diferentes facetas del grupo. Por un lado, Alaska y Canut nos presentan su vertiente más lúdica, bailona y petarda, presente en “Mi gran noche” (reinterpretación personal de una canción de Adamo) , “No sé qué me das”, “Rasputín” (versión del tema de Boney M), “Eternamente Inocente”o “Rumore” (relectura dance del tema que popularizara Rafaella Carrá). Este aspecto, el más popular del grupo, es también el más tópico y predecible.

Por el contrario, canciones como “Sueño Nº 7”, “Jason y tú”, “Me odio cuando miento” y “Hombres” nos muestran el lado más interesante del grupo. Estos temas son pruebas de la capacidad de Fangoria para conjugar la pasión del bolero, presente en unas letras llenas de tragedia y melodrama, con un uso de la electrónica realmente inteligente.

Equidistante de estas dos tendencias, nos encontramos con “Electricistas”, una fantástica canción bailable que, sin embargo, no cae en ninguno de los tópicos de la música dance más comercial. Su sutileza y gancho hacen de este tema uno de los mayores logros de Alaska y Canut.

Respecto a los dos cortes nuevos, la anodina “Me conformo” (versión de una canción de Augusto Algueró) y la muy sosa “Nada es lo que parece”(tema principal de la película “Descongélate”), cabe decir que no nos dan pistas sobre los caminos por los que transcurrirán los próximos trabajos de Fangoria.

Respecto a los remezclas, recogidas en el segundo cd de este recopilatorio, sólo se puede destacar la irregularidad de un conjunto que no siempre se caracteriza por su originalidad. De todos los remixes cabe destacar la asombrosa reconstrucción que Mastretta realiza de “Contradicción” o el aliento funk que Plastilina Mosh inyecta a “Abre los ojos”.

En resumen, Dilemas, amores y dramas es un buen resumen de los últimos años de un dúo que, pese a ciertas irregularidades, ha conseguido ganarse un sitio en nuestra pequeña escena pop. Algo de lo que no todos los grupos españoles pueden presumir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien