Franc3s

Creemos que hay una gran obra de destrucción anarquista y negativa que llevar a cabo sin esperanza de redención

Con motivo de su reciente Campanas de fuego rosa (12), tuvimos la ocasión de charlar con Franc3s acerca de su flamígera propuesta musical. Este fue el resultado. Lucidez, libertad y acción.
 
¿Qué diferencias fundamentales tuvisteis en cuenta a la hora de grabar vuestro reciente Campanas de fuego Rosa en comparación a vuestro anterior paso por un estudio?
 
La principal fue el no paso por un estudio. Antes de grabar ocurrieron varias cosas que lo cambiaron todo. La principal fue la enfermedad y posterior muerte de Alberto Gende, que era el artista que se ocupaba de hacernos todos los diseños del grupo, tanto de todas las maquetas como de los dos discos (la de “Campanas de fuego rosa” es póstuma), además de carteles, videoclips, proyecciones… y que sobre todo era nuestro mejor amigo. Esto nos hizo plantearnos si deberíamos seguir o no, pero al final nos dimos cuenta de que no podíamos hacer otra cosa, porque la música es lo más importante para nosotros, y pensamos que la única forma posible de grabar el nuevo disco era en casa y solo con amigos; así que adaptamos más o menos nuestro local de ensayo, y los días que todos podíamos Roberto Mallo se traía su equipo, y Rodrigo Caamaño iba produciendo las canciones. Y así, sin ninguna prisa, seguimos hasta que todos quedamos satisfechos del resultado.
 
 
Creo que Campanas de fuego rosa es un trabajo sólido. No obstante, quienes os hemos disfrutado en vivo, creo que tenemos que destacar que la violencia abrasiva de vuestro show no es del todo apreciable en estudio aún. ¿Estáis de acuerdo?
 
Si, estamos de acuerdo, pero la verdad es que ese tampoco fue nunca nuestro objetivo, y realmente preferimos que haya cambios y que los discos y los directos sean diferentes. Cómo te decíamos antes, el disco suena como nosotros queríamos que sonara, pero en concierto valoramos mucho más otras cosas como la energía y la pasión.
 
La hemorragia densa y alargada de “Ritmo intentinal” me parece con diferencia lo más cafre y cercano a vuestra experiencia en vivo. Contadme un poco cómo surgió y si ese presumís es el camino a seguir por Franc3s.
 
Ritmo intestinal surgió de la forma más natural. Los tres estábamos en el local y cada uno estaba probando cosas diferentes con su instrumento, y sin saber por qué, los tres acabamos haciendo lo mismo (lo que sería la base de la canción), y lo seguimos haciendo durante un montón de tiempo. Esa naturalidad creemos que queda bastante bien reflejada en el disco, porque la grabamos de una manera bastante parecida, en una sola toma y a un volumen bastante brutal.
Respecto a si pensamos que ese es el camino, no tenemos ni idea de lo que haremos en el futuro, aunque te podemos decir que la mayoría de las canciones nuevas que tenemos no tienen nada que ver con lo que hemos hecho hasta ahora.
 
¿Os consideráis predominantemente una banda de directo, una propuesta que tiene que explotarte en la cara para darte cuenta de lo que es en toda su extensión Franc3s?
 
No. Para nosotros es tan importante componer, como grabar, como tocar en directo. Todo forma parte del proceso creativo que solo se completa cuando el oyente hace el esfuerzo de valorar e interpretar lo que hacemos, y todo hace que nos sintamos seres humanos.
 



Me resulta interesante la forma en que sois capaces de quitar lastre a las composiciones, de conseguir con algo muy crudo y desnudo construir un artefacto solvente. ¿Cómo es digamos, el proceso compositivo en el seno de Franc3s?
 
Nos alegramos de que nos digas eso, porque reducir siempre ha sido nuestro propósito, centrarnos en lo íntimo. Y ¿cuál es el proceso compositivo? Pues no tenemos ninguno fijo; a veces hacemos la música y después Alberto le pone letra, otras veces Alberto tiene una letra y le buscamos música, otras sale todo a la vez; algunas canciones surgen de un teclado, otras de tocar sobre un ritmo de batería, otras de la guitarra, de una idea…
 
Vuestras letras muestran un simbolismo icónico muy poderoso. ¿De dónde surge la inspiración de ellas?
 
Pues tienes razón, no pretendemos reflejar lo que vemos, nos parece mucho más interesante lo que no se ve y sabemos que está ahí, el efecto que nos produce, las imágenes, sugerir… ¿De dónde surge la inspiración? Nos encanta el arte (las siete), pero lo que realmente queremos es encontrar e inventar nuestro propio camino.
 
Desde hace un tiempo en la escena nacional se vuelve a apreciar el, llamémosle, “peligro” en sus bandas, algo que personalmente llevaba años echando de menos. Ahí están bandas como La débil, Nudozurdo, Triángulo de Amor Bizarro, vosotros… ¿Creéis que es algo necesario, retomar esa actitud afilada y deliciosamente incómoda en las propuestas?
 
Nosotros creemos que lo más importante por encima de todo es la libertad. La libertad para hacer lo que nos dé la gana, y descubrir algo propio.
 
Toda la situación convulsa que vivimos a nivel social, político y económico, estas carencias, injusticias y vergüenzas ¿cómo os afectan a nivel personal y cómo se plasma eso en vuestro sonido?
 
Personalmente creemos que hay una gran obra de destrucción anarquista y negativa que llevar a cabo sin esperanza de redención. Dicho esto, también creemos que nuestra función en la música no es expresar la realidad existente, si no descubrir otra nueva. Sinceramente puede que nos afecte más nuestra música en nuestras vidas, que nuestras vidas en nuestra música.
 
Por último una pregunta curiosa, si pudiérais elegir con qué banda salir a tocar a un escenario y poner sonido al fin del mundo, ¿Con cuál de estas lo haríais: Melvins, My Bloody Valentine o The Jesus Lizard?
 
Con los tres a la vez haciendo de banda para Daniel Johnston.
 
Gracias por las tormentas,
 
Gracias a ti!!!
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.