Humo – No More Room (Rhonda Records)

Jonathan Finley Brown y Félix Pérez-Hita, un americano y un catalán son los encargados de cocinar esta pequeña píldora contra el aburrimiento. No More Room, un disco tan escaso en duración como fértil en ideas.

Humo juega la arriesgada carta del eclecticismo y la (casi esquizofrénica) variedad estilística frente al poco estimulante estatismo. Este hecho propicia una escucha divertida y sorprendente aunque algo desconcertante. Por buscar un ejemplo bastante reciente (y sin llegar a extremismos como Mr.Bungle) digamos que no logra alcanzar el nivel de esa maravilla de la heterogenia que supuso el debut de Badly Drawn Boy (The Hour of Bewilderbeast) pero, parece ser, que la intención no era la de sentar cátedra sino más bien la de divertirse y hacer un trabajo de agradable escucha. Así las cosas, la paleta sonora va de la americana al surf, de la música de raíz francesa a la electrónica de bajo presupuesto, del pop de autor a los aromas mediterráneos; todo bajo un barniz de sana despreocupación y desparpajo.

Esto nos lleva a un amplio abanico de posibles referencias para definir la música de Humo. Si bien la obertura con “No More Room (secret)” podría remitir a Pascal Comelade o a la Penguin Cafe Orchestra, rápidamente se cambia de tercio para abrazar los sonidos arenosos de, pongamos por caso, Giant Sand en el tema “On The Trail Of The Terrorist”, para luego pasar al Beck de Odelay en “Roulette Wheel”

De las guitarras a lo John FaheyJaume Sisa y la electrónica casera de Joan Miquel Oliver. De Ween (“I Don’t Want To Be Your Friend” y “Surfito”) a esa perla pop que supone “Lof”

La ironía vuelve a hacer acto de presencia en “Le Bon Juge”, una parodia a costa de la, tan en boga, música francesa donde el paisaje ensoñador de las melódicas y los pianos se ve boicoteado por una voz premeditadamente desafinada y con un francés de dudosa pronunciación.

El todo vale que supone No More Room puede inducir alguna duda, quizás sólo nos estén vendiendo humo pero, si viene tan bien empaquetado, tan a gusto que nos lo tragamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!