Jodie Cash – Mil Noches (Autoedición)

A la muy curtida y potentísima vocalista de Barcelona, Jodie Papaceit (nacida en 1990), siempre le resultó mucho más sencillo el plantear su música en idioma inglés, tal y como ya demostró en varias bandas anteriores en las que militó como The Old Weekend Band, The Randles o The Sparkles y después ya con bastante más protagonismo individual en Jodie Cash Fingers y en Sherman Trail; todo ello entre los años 2009 y 2020.

Sin embargo, ahora ya ella con una imagen mucho más claramente de solista, es decir, con el nombre, sencillamente, de Jodie Cash y debido al anhelo de buscar novedosas sensaciones y postergadas vías artísticas, tanto sus melodías sueltas “Huella” (Gateway Records – 2020) y “Umbral” (2020) como ahora su álbum Mil noches (Autoeditado) se han publicado en lengua castellana; resultando una adaptación lingüista realmente luminosa, efectiva y en hábil comunión con los sonidos de raíces norteamericanas, los cuales son los que siempre han atraído, mayormente, a la propia Jodie Papaceit, alias Jodie Cash.
Dicho afortunado giro a sus esquemas idiomáticos, donde además hallamos también ahora un considerable eclectismo sonoro, se refleja en un ameno repertorio que arranca con el dinámico y ágil pop-country del tema-título “Mil noches” y que continúa con tersas y muy apasionadas líneas “bluesy” (con destellos de soul) de, precisamente, “Como un blues”, el fresco rock sureño americano de “Noches mágicas”, el apacible, bello y romántico folk-pop “Flores lilas” o la espléndida, vivaz y fiel versión del clásico de The Eagles “Siempre libre”; indicando esta última, por ejemplo, lo naturales que resultan esos ritmos oesteños en la propia Jodie.

Después, también causan deleite el fronterizo, pausado y sensible homenaje a su muy idolatrada tejana Janis Joplin (con magistral, espectacular y electrizante acelerón a mitad de tema), el saltarín country puro de “Secuoya” o el aullador, vigoroso e indómito rockabilly-góspel “Esperando mi tren”.

Procedemos a un paréntesis con el minutaje del disco para incidir en el defendible hecho de que los espejos donde se mira Jodie Cash son diversísimos y respecto a ésto podemos mencionar, por ejemplo a Christina Aguilera, Imelda May, Etta James, Dolly Parton, Aretha Franklin, Vonda Shepard, Susan Tedeschi, Beth Hart, Tina Turner, The Band, Sam Cooke, Willie Nelson, Bob Seger, Creedence Clearwater Revival, Blackberry Smoke, Little Richard o el mismísimo Johnny Cash; además de los citados Janis Joplin y The Eagles, entre muchos otros/as.

Matizar e insistir que este supone un trabajo en el que Jodie Cash ha evolucionado algo más hacia la variedad estilística con respecto a sus anteriores etapas, es decir, sin extraviar nunca los añejos sonidos estadounidenses pero tampoco sin renunciar a filtrar, sutilmente, ritmos mediterráneos o flamencos más propios de nuestra península o también incluso texturas de índole mexicana. Estos mentados influjos latinos se palpan, respectivamente, en los ecos meridionales hispanos (aunque sin olvidar el ingrediente californiano) del pegadizo tema “Enemiga” o en la ranchera baladística “Llama la muerte”. De todos modos, éste último género, de modo también aislado, ya había sido abordado por Jodie junto a algún grupo anterior dónde estuvo enrolada; así que, demuestra aquí esta versátil cantante que si se lo propone también puede ser una alumna aventajada de Rocío Durcal.

Comentar que a esta excepcional y completísima rockera catalana la acompañan y complementan, en Mil Noches, dos experimentados ejecutantes como son Toni Espelta (guitarra y coros) y Toni del Amo (piano y coros); los cuales son los mismos que ya estaban con ella en la formación Sherman Trail.
También han colaborado en algún momento u otro de la citada obra, un eminente plantel de la rica escena de la Ciudad Condal como Héctor Martín (guitarras), Simone Lambregts (violín), Ricky Araiza (banjo), Richard Da Silva (mandolina), Lucky Dee (bajos), Joan Mar Sauqué (trompetas), Adrià Sanz (baterías), Pedro Salazar (guitarra española), Sesk Kpell (saxofón), Lidia Sobrino, Irene Ortolà, Carrie Lewis, Bonnie Kimmel (es decir, el propio cuarteto The Sparkles, a los coros), John Revell (armónica), Tüan D Bass y Moisés Sorolla (éste último batería de Los Rebeldes); a los que hay que agregar el aporte, el apoyo y las enseñanzas de los padres de la propia intérprete, Ricard Papaceit y Estrella Cabrera (ambos componentes del combo de rock Los Bombarderos).

La pulcra producción y los arreglos corrieron a cargo de alguien de la categoría de Micky Forteza, el cual ya trabajó con Jodie Cash Fingers, en 2016. La función de efectuar las fotografías y el diseño del álbum fue para Fernando López.

Así pues, esperamos en Muzikalia que sean, como mínimo, mil noches las que disfruten los oyentes de esta nueva propuesta, ahora en solitario, de la portentosa y muy capaz Jodie Cash; a la cual, efectivamente, se le notan sobradas capacidades artísticas y extensas posibilidades interpretativas para seguir mejorando, todavía más, en un futuro muy inmediato.

Escucha Jodie Cash – Mil Noches

2 comentarios en «Jodie Cash – Mil Noches (Autoedición)»

  • el 19 Marzo, 2021 a las 11:01 pm
    Enlace permanente

    Muchas gracias a Txus Iglesias y a .Muzikalia por ayudar a difundir este tsorprendente trabajo de esta muy excelente artista No comprendo cómo no ha habido ninguna compañía por aquí que no se haya podido rendir a los pies de esta artista con, efectivamente, una enorme versatilidad y un oficio y maestría inusuales para una artista tan joven, y no se haya atrevido a apostar por ella.. Se nota que la música americana corre por sus venas, y es más que meritorio que con tanta naturalidad haya podido trasladar estas emociones (“Take It Easy”, por ejemplo) al castellano. El poder de la música es transformador y universal, y homenajes como “Janis” te llegan muy adentro, y el disco, notabilísimo, se me ha hecho corto. Tanto, que me he animado a bucear en sus grabaciones pretéritas en idioma anglosajón, en las cuales ha seguido deleitándome con su música y su voz. Especialmente subyugante me ha resultado la acústica versión (in crescendo) henchida de cariño y admiración, del clásico y atemporal himno de Bob Seger, “Against the Wind”. Contra viento (y marea), cabe pues reivindicar una y otra vez a Jodie Cash hasta que obtenga el reconocimiento (ya posee la autenticidad) que su esfuerzo y su valía reflejan en el trabajo referenciado. Un cordial saludo.

    Respuesta
  • el 21 Marzo, 2021 a las 9:38 pm
    Enlace permanente

    Muchas gracias por su fantástico comentario a Xavi Gállego.
    Completamente, de acuerdo en todo lo que dices acerca de una cantante de la gran calidad que es la barcelonesa JODIE CASH y que de manera tan talentosa y hábil interpreta los estilos norteamericanos.
    Espero también que Jodie tenga mucho éxito con su meritorio y estupendo nuevo trabajo
    “MIL NOCHES” y con el resto de su obra anterior.

    Un saludo para ti, igualmente, Xavi.

    Txus

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien