Johnny Marr & The Healers – Apolo (Barcelona)

Por una noche, pareció que los 80 habían vuelto. Tupés, uniformes negros y, como no podía ser de otra manera, camisetas de The Smiths. Y es que la ocasión no era para menos: Johnny Marr, guitarra y 50% de la banda más grande de pop de los 80, actuaba con su nueva formación, The Healers, tras muchos años camuflado en proyectos varios como segundo de a bordo.

La audiencia, más bien reducida, rezumaba un cierto aroma a nostalgia, y no dejó de vitorear a Marr como si de un héroe se tratara. Y él disfrutaba, consciente, o quizás no (estas cosas nunca se saben), de que eran, principalmente, aplausos anclados en el pasado, aplausos que exaltaban más la figura de Marr como guitarrista de The Smiths que no como frontman de la nueva banda. No obstante, desde luego es un lujo (y un placer) poder disfrutar de la maestría con la que Marr toca la guitarra. Juega y se recrea, la mima y la enviste con ímpetu, pero no de forma violenta, sino con esa elegancia y esa naturalidad de la cual solo los genios saben hacer gala.

Junto con The Healers, es decir, Alonza Bevan y Zack Starkey, más un guitarrista de apoyo que les acompaña en los directos, presentó los temas de Boomslang, el disco que le ha devuelto al mundo de la música con nombre propio. Su directo es arrollador, la potencia de las guitarras y especialmente, de la batería, hace que sus canciones suenen mucho más rockeras en vivo. La voz pasa, en gran parte de los temas, a un segundo plano, ocultada bajo las melodías. Marr parece sentirse muy a gusta encima del escenario, y no escatima posturitas para dejarse fotografiar.

Abrieron con “Long gone”, y repasaron prácticamente todos los temas del disco. Lo más curioso (o bien pensado, lo más que previsible) fue la reacción del público ante los temas que, según el mismo Marr, “podría haber escrito para The Smiths: “In Between”, con unos arreglos de guitarra muy en la línea de los 80, y “In need”, imposible no imaginar a Morrissey cantándola. Lo más destacable son los solos de guitarra con los que Marr deleita al principio o al final de algunos temas, en temas como “Down On The Corner” o “You Are The Magic”.

Su sonido actual dista bastante del que practicó con The Smiths, más en la línea de las bandas de los 90 que bebieron a su vez de dicha formación. Resulta una paradoja. Pero no se puede negar que su directo es de lo más correcto y convincente. Su intención es que The Healers continúen en activo durante mucho tiempo. Si eso quiere decir que volveremos a disfrutar de su maestría con la guitarra, bienvenida sea su música. Aunque poco tenga que ver con lo que a muchos nos gustaría escuchar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien