Les Savy Fav + Berlinetta – Rock Kitchen (Madrid)

Los madrileños Berlinetta y su Rock de corte noventero eran los encargados de abrir la noche para el quinteto de Nueva York. Su álbum Also Available in Berlinetta Finish es una buena muestra de, llamémoslo, Rock Alternativo con tintes de Post Hardcore, su directo no desmerece nada al disco; guitarrazos sincopados y bases rítmicas perfectas y cortantes, aunque me dieron la sensación de estar un poco “cohibidos” en el escenario.

Había expectación para ver a los norteamericanos Les Savy Fav, como demostraba una Rock kitchen prácticamente llena, después de que cancelaran su gira, a principios de año, y no era cuestión de perdérselos. Desde aquí me declaro totalmente incapacitado para contar como es un concierto de estos tipos, no es algo que se pueda narrar en palabras. Esto, simplemente, hay que vivirlo. Aun así tratare de relatar lo ocurrido.

Cuando nada más comenzar el show, nunca este término había cobrado tanto sentido, el líder y único miembro perenne de la formación, Tim Harrington, sale al escenario y se pone al pie del mismo. Entonces ya sabes que se va desatar algo así como una ciclogénesis explosiva de Rock  y ya eres tú mismo el que tienes que decidir entre; unirte a la fiesta y salvaguardar la integridad de tu cámara, o seguir con la cámara al pie de escenario y que sea lo que Tim quiera. Yo escogí unirme a la fiesta pero cámara en ristre y no me puedo quejar de los resultados.

Minutos antes de entrar a la sala, uno de los encargados de la misma, me contaba que le habían pedido un cable de micro de cincuenta metros. Él les contesto que si no le valía uno de veinte, Tim Harrington contemplo durante un instante el recinto y contesto que le parecía poco.

Después de verlos uno ya sabe para qué querían un cable de esas características. El bueno de Tim no se queda ni un minuto quieto y se dedica desde el principio a estar dando vueltas por toda la sala. Que pueda cantar mientras salta, persigue a parte del público, tira confetis, derrama litros de cerveza, se pone un disfraz de gallina, o se envuelve la cabeza (generosamente)  en papel higiénico mientras canta “We´ll make a Lover of You” se me antoja un misterio insondable. Y más si consideramos que el ritmo y la tensión del concierto nunca se ven mermados por tiempos muertos.

“Este tío está completamente loco” me decía una chica un minuto después de que el vocalista hubiera cogido un pequeño foco y se lo colocara en la cara junto a ella haciendo ademan de darla un beso. Mientras, uno de los técnicos de la sala salía corriendo detrás de él para recuperar el foco.

Pero no todo es espectáculo, la verdad es que detrás suyo tiene una banda mucho más que solvente, si bien es cierto que se quedan eclipsados por la presencia de semejante torbellino. Las canciones de su último disco, Roots for Ruin, funcionan en directo y cayeron casi todas entre ellas: “Appetites” (con la que comenzaron el set) “Dirty Knails”, “Let´s Get Out of Here” o “Excess Energies”. Aunque mucho me temo que si la banda hubieran estado tocando cualquier otro disco hubiera dado igual, ya que todo el centro de atención la tiene el cantante. Ni siquiera se notó que el otro miembro original de la banda, el bajista Syd Butler,  había sido sustituido, en el bajo, por una joven.
Al final, mirando las fotos, me doy cuenta de que, casi, solo tengo instantáneas de Tim Harrington, y pienso… ¿Y el resto de la banda? Pues va a ser que, al final, el resto de la banda también es él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!