Liquid Machine – Super Soul (Tsunami Music)

Para orientarnos medianamente sobre Liquid Machine habría que recapitular hasta el mediados-finales de los 90, cuando existía un grupo en Barcelona llamado Wig, que mezclaba la psicodelia rockera con/y los 70s, la experimentación, el spacerock, el postloquesea e incluso el grunge. Pese a que se dejaron ver en algun BAM y llegaron a compartir escenario con grupos como El Niño Gusano o Manta Ray (por entonces presentando sus primeros largos), el grupo no llegó a tener toda la repercusión que se podia esperar y los interesados en él les perdimos la pista.

De la disolución de los Wig me constan dos vástagos: los citados Liquid Machine, donde de nuevo Jaime L. Pantaleon (voz y guitarras) y Xavi Molinero (batería y voces, Sergi Muntané completa la formación al bajo) nos muestran su herencia de la fuerza rockera, del spacerock, así como fuertes tintes de rock stoner setentero y del rock de la escena de Seattle de principios de los 90s, y los conocidos 12twelve donde también encontramos a Jaime, decantándose por la experimentación, sonoridades marcianas y el jazz.

Tras esta larga introducción amarillística, más propia de la desaparecida revista “Popu”, centrémonos en el primer cd que presentan Liquid Machine, llamado Super Soul y editado por Tsunami Music. Un muy buen disco de 10 cortes en la línea de lo anteriormente citado, stonerock sólido, riffs pesados setenteros a lo Black Sabbath (como en “Black Cosmos”), líneas de bajo cargando la guitarra al más puro estilo grunge (a lo Soundgarden y coetáneos más inclinados al rock) como en “Lot of seasons”, desvaríos spacerock (como en “Rocket Song”), en definitiva y lo que importa, puro rock que lo mismo pone la vista hacia Hendrix como igual no se corta un pelo y mira hacia el futuro con la seguridad del que hace lo que le gusta y muy a gusto. Mi favorita es “Born in ’74”, que se encuadra en todo lo anteriormente citado pero que tiene un riff de esos que tiene tanto de sencillez como de efectividad.

Para completar la guinda, se ve que este trio es una auténtica gozada en directo, aunque no pueda constatarlo personalmente.

Es pues Super Soul un disco más que recomendable para los que disfrutan del rock, de las guitarras y del rock de guitarras apoyado en unas bases rítmicas lentas, cargadas e hipnotizantes, un cd al que tan solo se le puede reprochar la “falta de sal” del diseño de la portada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.