Loquillo – El Último Clásico (Warner Music)

Cuando hace unos días pedí comentar lo último del Loco y me dieron luz verde, respondí con un “A por ellos, que son pocos y cobardes” y me respondieron con un emoticono sonriente. A fin de cuentas es el disco con el que muchos conocimos y nos acercó al Loquillo way of life.

Este gentleman alto, de tupé afilado y zapatos de punta es la esencia de lo políticamente correcto; no hay quien lo niegue. Pero no en plan derechita cobarde sino porque da hostias como puños cada vez que habla y le importa un bledo si levanta o no ampollas; él las suelta y tú allá en cómo te lo tomes. Así que, con esta obra bajo el brazo, lleva unas semanas visitando “altares” mass-media y soltando lo que le viene en gana. Y hace bien.

¿Qué podemos encontrar en este último clásico? Pues aparte de que se ha rodeado de gente como Santi Balmes (Love Of Lesbian), Marc Ros (Sidonie), Leiva y su mano derecha Igor Paskual, y claro, le ha salido un disco demoledor con temas que te emocionan y singles de fácil tarareo. Y, of course, mucho rock and roll; a bocajarro.

Cuando hace unos meses dijo que estaba preparando un disco grande pensé que era la típica chulería suya. Pero no; estaba en lo cierto. Las primeras canciones son su lado más rocker; “Los buscadores” abre la veda con referencia a sus clásicos de la literatura juvenil. “Somos lo que defendemos” es puro swing con viento a bocajarro. Cuando llega a “El último clásico” nos da una declaración de principios sin importarle que lo tachen de egocéntrico; está acostumbrado y diría que hasta le gusta el apelativo. “La importancia es amar”; medio tiempo con instrumentales muy marcados. “El Resucitado”, cuya letra made in Santi Balmes, es inmensa, tanto que, cuando la asimilas, no puedes dejar de tararearla. “Creo en mi” es otra joya con cierto toque glam. Pero como nunca ha sido él de medias tintas hasta se permite un sitar para el track “Gafas de sol”. “Un tiro a la cabeza” es llevarnos de la mano por sus referencias culturales y en “Los sonidos son ideas” nuevamente vira hacia la emoción para mostrarnos su más estricta intimidad. Pero como el hombre es como es también saca a pasear su lado rocker frontman con “Como un nada”; alegato a favor de la música. Sólo me queda “La vampiresa del Raval”, guitarras afiladas con un riff modo Ramones.

Loquillo no tiene inconveniente en declarar que es “la estrella del rock más importante del país”. Y se queda tan pancho. Pero es que, además, tiene hasta razón. En definitiva, tanto si te gusta como si no, este es un álbum que merece la atención. Todo en él es purito talento, demostrando que hay Loco para rato. ¡Larga vida al rock and roll!

Escucha Loquillo – El Último Clásico 

Un comentario sobre “Loquillo – El Último Clásico (Warner Music)

  • el 30 Noviembre, 2019 a las 9:25 am
    Permalink

    No está nada mal lo nuevo del loco

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.