Los Imposibles – El Sol (Madrid)

Hablar de Los Imposibles es hablar, prácticamente, de un mito del Rock orientación “Sixtie” de este país. Historia viva de la música de España, desde finales de los ochenta, que nos han dejado joyas como En el País del Niño Mosca, su Opera Rock particular, uno de los discos más injustamente tratados en la historia del pop de este país.

Los Imposibles se separaron hacia el 2002, fue en el 2007 cuando deciden retomar su actividad, terminando un trabajo que tenían inacabado, creando Lost & Fun, una colección de canciones que devolvía a la vida a una formación nueva con Paco Poza siempre a la cabeza.

Pero hablemos del presente, Los imposibles acaban de grabar su nuevo disco, En Espiral, y lo presentaban en la sala El Sol, aunque el disco no sale a la venta hasta el 15 de septiembre, los afortunados que fueron al concierto pudieron hacerse con una copia. Esta nueva aventura la emprenden al lado del sello Sunny Day Records.

Podría decir que  Los Imposibles nos ofrecieron un pequeño repaso a su discografía y la práctica totalidad de las canciones que conforman el nuevo disco, pero no fue así. Paco Poza y los suyos nos ofrecieron algo mucho más importante, nos ofrecieron durante más de hora y media de concierto; su alma, pasión, diversión y lo que es mejor, magia. Como hacen siempre, y los he visto unas cuantas veces, tocaron sus canciones que van desde el Soul, Beat, Garage, New Wave, Pop o hasta el Punk, con la frescura y el desparpajo que les caracteriza, no dejando que el tiempo haga mella en ellos, por muchos años que lleven pateándose los escenarios.

A pesar de que el sonido, al principio, no fue el más indicado para estos titanes, se fue arreglando a medida que fueron cayendo los temas y pudimos disfrutar en plenitud de nuevas joyas como: “Disfraz”, “No, No, No”, “Little Joe” o la que da título al disco, salpicando el set con clásicos de su vida; “Lake Tahoe” o “Vas a llorar”, también tuvieron tiempo de tocar alguna versión sabiamente escogida entre las que distinguí: “The Birdman of Alcatraz” de Strawberry Alarm Clock y la inmortal “River Deep Mountain High”.

En fin, una fiesta en toda regla de las que no se viven siempre. Como decía aquel spot publicitario: En un mundo perfecto Los Imposibles serian reconocidos como lo que son, una gran banda necesaria para la historia del pop patrio, en este mundo son solo patrimonio de unos pocos. Peor para los demás, ellos se lo pierden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.