Los Inocentes – El auténtico estado del bienestar

Son estos Inocentes una de esas bandas extrañas, atípicas en concepto y ejecución, de las que escasean por los procelosos mundos del pop universal, no ya en nuestro idioma. Beben de la tradición indie inaugurada en su Albacete natal por aquellos Surfin Bichos que son todavía hoy la referencia ineludible cuando se aborda tal cuestión. La propuesta de Gabriel Molero (también poeta y autor del libro homónimo en el que se basan las letras del disco) y Alfredo Castillo (voz cantante y encargado de la parte meramente musical) se traduce en una producción ajustadísima a cargo de Rafa Caballero, un tercer miembro a efectos prácticos que sitúa los temas en contexto y aumenta si cabe su carga poética.

El poderío de El Auténtico Estado del Bienestar, nombre de este apasionante y por momentos inquietante disco, estriba en lo llamativo de títulos como “Luke, soy tu padre”, desprovisto de mayores cargas cinematográficas, o “Tan punki, tan delicado”, donde dejan respirar a las guitarras como en pocos otros momentos del resto de canciones. La temática de las mismas parece guiarse por la asunción de cuestiones relativas a la propia cotidianidad que reflejan, disfrazándola de iconos reconocibles y revirtiendo situaciones familiares al común de los oyentes en desarmantes ejercicios de estilo. Se evidencia especialmente en “La oferta”, con una letra inteligentísima sobre la condición humana y su escasa dotación para la convivencia, algo que parece obsesionarnos a medida que los años y las compañías no deseadas se suceden. Dotadas de ironía en otras ocasiones, como cuando hacen chanza –en un sentido positivo- sobre las canciones del mítico Pablo Abraira en los juegos de palabras de “El camino de Gabiland” o ponen en solfa el dudoso concepto de felicidad en “La marquesita”, jugando con los arreglos igual que con los teclados y ritmos ochenteros de la deliciosa “Like a cola dog”, cuando visten de ternura un esqueleto sonoro de new-wave que en otros instantes se torna meramente ingenuo o inesperadamente incisivo. Expansión, secciones rítmicas cortantes y en continuo cambio y sentencias breves pero certeras serían tres factores que ayudan a definir lo que podemos escuchar a lo largo y ancho de un álbum sorprendente.

Inocentes Estado Bienestar

Si se pueden olisquear varios rastros al escuchar a Los Inocentes, uno de ellos es sin duda el trazo mediterráneo que se dibuja en la mayoría del trayecto de este disco, sin olvidarnos del poso naif que otros pioneros menos reverenciados, como podrían ser Aventuras de Kirlian entre varios otros, convirtieron en seña de identidad para gran parte de todo lo que vino después. Lo que se avecina, para confirmar lo anterior, es la construcción definitiva de una forma de entender la música y el pop pocas veces vista y disfrutada en los últimos años. La era pandémica tiene estas características: Muchas cosas han cambiado, y aunque parezca mentira, algunas para bien.

Escucha El Auténtico Estado del Bienestar, de Los Inocentes, en Spotify.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien