Los Lobos – Native Sons (New West Records)

La publicación de un nuevo disco de Los Lobos siempre es motivo de alegría, pero si además la referencia nos devuelve a David Hidalgo, César Rosas, Steve Berlin, Louie Pérez y Conrad Lozano luciendo con orgullo un gran momento de forma, la noticia se torna magnífica. Es lo que sucede con el presente ‘Native Sons’ (New West, 21), un álbum tremendamente funcional compuesto por un total de trece versiones y una única creación propia que sirve para dar título al lanzamiento, y que llega seis años después de ‘Gates Of Gold’ (Proper Music, 15).

En cualquier caso, el grupo muestra de nuevo su especial habilidad para apropiarse de temas ajenos, picoteando además entre diferentes géneros para concretar un disco que, simple y llanamente, resulta de lo más disfrutable. Es la consecuencia directa de esas relecturas manejadas con soltura y agrado por parte del combo californiano, en una selección que apuesta por nombres pretéritos y homogeneizada con una magnífica producción que realza el sonido y también el aspecto global de la grabación. El elepé se inaugura con la consistencia y animosidad sixtie del “Love Special Delivery” de Thee Midniters, estilo retomado poco más adelante con la garagera “Farmer John” de The Premiers, todo ello en contraste con la melódica “Jamaica Say You Will” de Jackson Browne y las místicas “Blue Bird” y “For What It’s Worth” de Buffalo Springfield. También cumple la pieza original y de corte bluesero “Native Son”, junto a otras destacadas como “Sail On, Sailor” de The Beach Boys, el rock & roll de “Never No More” de Percy Mayfield, “Misery” de Barrett Strong, y el doo wop instrumental del “Where Lovers Go” de The Jaguars funcionando como cierre. Por su parte, el castellano tiene representación con la salsa bailonga del “Los Chucos Suaves” de Lalo Guerrero y el bolero “Dichoso” de Willie Bobo.

‘Native Sons’ (New West, 21) es un homenaje a la propia ciudad de Los Ángeles, a través de versiones de una serie de canciones nacidas en la urbe californiana. Y resulta que, lo que en otro grupo sería una mera curiosidad o un capricho apto para fanáticos del artista en cuestión, en manos de Los Lobos luce como álbum de pleno derecho. De hecho, esta es una obra muy sólida que muestra a una formación veterana destilando elegancia, solvencia y maneras clásicas para recordar cuán grandes siguen siendo, nada menos que cuatro décadas después de su nacimiento.

Escucha Los Lobos – Native Sons

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien