Cornelius – Sensuous (Warner Music Japan)

La musique du 21º siecle escribe Cornelius en el libreto interior de su último disco. Me perdonen, pero no puedo estar más en desacuerdo con esa afirmación. Esta es la misma música que el japonés Keigo Oyamada viene practicando desde hace más de una década. Sensuous está muy lejos de proponer una revolución musical para el nuevo siglo, más bien se trata de un muestrario de lugares comunes de la discografía del geniecillo nipón.

Por supuesto, Cornelius no ha abandonado los cuadernos de caligrafía; la producción sigue siendo exquisita y el sonido espectacular, pero se le puede exigir algo más al autor de una obra tan estratosférica como Fantasma (98). Y es que las nuevas canciones no funcionan tan bien sin el apabullante apoyo visual que dejó a más de uno con la boca abierta en la pasada edición del Sónar barcelonés.

Alternando el inglés con el japonés, Oyamada construye sus ya habituales piezas de orfebrería entre la electrónica y el pop, aunque en esta ocasión abuse de la rítmica sincopada y un sonido demasiado homogéneo en canciones como “Fit Song”, “Breezin’” o “Beep It”. Unos temas que, de tan cortadas con el mismo patrón, resultan casi un calco. Por su parte, “Gum” cumple con la cuota heavy metal de todos los discos, lástima que aquí la broma acabe por hacerse un poco pesada.

Pero no todo son malas noticias. También hay buenos momentos en Sensuous, como esa abertura que da nombre al disco y que suena a un John Fahey galáctico, “Omstart” (firmada a medias con Erlend Øye de Kings of Convenience), las piruetas habituales de “Toner” y “Scum”, esa “Like a Rolling Stone” con un ritmo armado a partir del sampleo del crepitar de unas palomitas de maíz o el cierre con “Sleep Warm”, una nana con vocoder muy del gusto de Air.

Igual que ocurrió con Point (02), Sensuous es lo que pasa cuando un genio deja de sacar obras maestras para hacer, simplemente, buenos discos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.