Lovvers – Ocd go go go girls (Wichita Recordings)

En los tiempos que corren es de agradecer una propuesta como la de Lovvers. Con tanto pijo rock, folk de hilo de ascensor y dance pop vacío, reivindicar las esencias más sudorosas y adrenalíticas, por extraño que parezca, resulta hasta sorprendente.

Entiéndanme, no estamos ante la octava maravilla, no sería una banda que defendería con mis puños, pero su punk primitivo de tres acordes y a correr es más que efectivo. Vale, de acuerdo, mil grupos lo han hecho antes, sí, pero la cuestión está en que lo saben hacer y, reitero, la coyuntura de música inofensiva para gente que bombea horchata lo hace más que elogiable.

Desde el principio el sonido lo subraya una producción cruda, rasposa, en la mejor tradición garajera. Los ingleses tienen como referencia formaciones como The Barracudas o The Ramones, sobre todo cuando hacen bascular su garage punk hacia territorios más pop, si bien el desquiciamiento total es el que reina.

Media hora que pasa en un suspiro: desde la machacona  “Creepy crawl”, con esos riffs destartalados y las fraseos ininteligibles de su líder, pasando por el divertido trote y eco surf  de “Four count”, la hooliganesca “I want to (go)”…hasta llegar al desenfreno del saturado cierre con “Wild smiles”, gran broche.

Eso sí, si verdaderamente quieren una banda excitante en este año, mejor aparquen por un momento a Lovvers y escuchen, o acudan a ver en vivo si pueden mejor, a The Jim Jones Revue: como Jerry Lee Lewis poseído por el diablo una noche de lascivia. Si no lo digo, reviento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.