Migala – Arde (Acuarela)

Siempre he tenido muchos reparos a la hora de escuchar a Migala, no sé muy bien por qué, pero es así. A pesar de esto, “Arde” tiene algo que me hace pincharlo una y otra vez y que es muy difícil de explicar, tal vez sea la desquiciante “Times of disaster”, el ritmo elegante de “Primera parada”, la melancolía decadente de “Principios de Agosto” o la belleza instrumental de temas como “El caballo del malo” o “Cuatro estaciones”.

A lo largo de los casi cincuenta minutos que dura el disco, los madrileños despliegan todo su talento para viajar a cualquier película melodramática de los años 40 y ponerle música a cada momento de la misma, de modo que acabas la escucha de este “Arde” con la sensación de haber estado en otro lugar y en otra época, rodeado de personajes ajenos que susurraban a tus oídos.

Migala abundan en su tercer larga duración en la variedad sonora e instrumental, añadiendo a esto unos cuidadísimos arreglos, tanto de cuerda como de viento, que hacen de “Arde” casi un prodigio de composición, instrumentación y orquestación en lo que a “post-algo” (sustitúyase “algo” por el género preferido) se refiere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien