Muzz, nuevo proyecto de Paul Banks presentan canción

Muzz, el nuevo proyecto de Paul Banks (Interpol), Josh Kaufman (productor/multi-instrumentalista y un tercio de Bonny Light Horseman), y Matt Barrick (batería de Jonathan Fire*Eater, The Walkmen, y de la banda de gira de Fleet Foxes), anuncia su homónimo álbum debut que será publicado este 5 de Junio a través de Matador/Popstock! Puedes reservarlo aquí. El anuncio llega junto a un nuevo single, ‘Red Western Sky’, y su videoclip dirigido por el grupo, que es la primera grabación que se realiza en el American Treasure Tour Museum, una localización elegida tras una visita familiar de Barrick. 

‘Red Western Sky’ llega después de dos singles adelanto—el rústico ‘Broken Tambourine’, y ‘Bad Feeling’, un tema de introspección melódica que fue subido de forma anónima a Soundcloud.

Muzz nace de una larga relación de amistad y de colaboración entre Banks y Kaufman, que se conocen desde su infancia y fueron al mismo instituto en España antes de desplazarse por separado a Nueva York. Allí, los dos se cruzaron con Barrick al moverse en los mismos círculos de la escena musical. Años más tarde, los tres mantuvieron el contacto: Barrick tocó la batería en el proyecto de Bank con The RZA, Banks + Steelz y en algunas sesiones de producción de Kaufman; Kaufman ayudó en el proyecto en solitario de Banks, Julian Plenti; colaboraron en varias demos; compraron entre varios un estudio en Filadelfia; empezaron a plantearse los “y si” y los “deberíamos”. Cuando la oportunidad para hacer música juntos como un trío se les presentó, no dudaron un segundo.

Las primeras grabaciones de Muzz datan de 2015. En sus sesiones generalmente Banks o Kaufman traían alguna demo sencilla, con margen para que los miembros de la banda construyeran por encima o con alguna estructura improvisada en una jam en el estudio. Los tres contribuían letras y ayudaron a dar forma a las voces (lo que sería la primera vez para Banks, que estaba acostumbrado a ser el único letrista). “Josh tiene más entrenamiento como músico teórico mientras que Paul aporta una perspectiva distinta,” dice Barrick. “Nunca sabes cómo Paul se aproximará a una canción, tanto en cuanto a las melodías como a las letras, así que es siempre inusual y excitante. Todos estamos abiertos a las ideas de los demás. Creo que tres es un número perfecto de personas para un grupo. Todos tuvimos mucho que ver en todo lo que creamos.”

Sobre el sonido dice Kaufman que “la música tiene esta extraña vibra remota, pero es a la vez muy personal y emotiva. Si algo que hacíamos sonaba muy natural, lo metíamos. Nunca había escuchado la voz de Paul encuadrada de esa manera—con una sección de cuerda, trompas, guitarras—sabemos que nada de esto es visionario pero sonaba clásico y estiloso, de alguna forma.” De hecho, el nombre del grupo tiene un significado que sirve para describir esa emoción en concreto – Kaufman usó la palabra “muzz” para describir esa calidad y textura analógica sutil de su música.

El álbum debut homónimo, escrito, arreglado y tocado por los tres, es oscuro y bello, expansivo e íntimo. Sin importar el objetivo sonoro, Muzz llega sin esfuerzo y con la máxima potencia emocional.

“Al final, la música habla por sí sola,” dice Banks. “Tenemos una gran química juntos. Es en parte por haber compartido los gustos musicales desde pequeños, como yo con Josh, pero también es por el alma de mis amigos, que resuena conmigo cuando nos expresamos a través de la música. Yo creo que es algo cósmico.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!