Neo Pop 2019 (Viana Do Castelo, Portugal) 8 agosto

El pasado 8 de agosto viajamos a Portugal, más concretamente a Viana do Castelo, para asistir a una nueva edición del Neo Pop Music Festival. Allí pudimos vivir una noche de absolutismo musical en lo que al techno se refiere, ya que presenciamos durante cuatro horas seguidas a dos de las máximas referencias de este género como son Richie Hawtin y Amelie Lens. Pero antes de hablar de ello retrocedamos unas horas.

Llegamos a la ciudad lusa a las seis. El tiempo no acompañaba debido a la lluvia intensa, pero el festival nos sorprendió gratamente protegiendo sus dos escenarios con carpas que cubrían la totalidad de sus espacios para que el mal tiempo no estropeara lo que era su decimocuarta edición.

A primera hora pudimos ver a los portugueses Sensible Soccers, una banda muy interesante de música electrónica acompañada de instrumentos analógicos como el bajo o la percusión afrocaribeña. Nos presentaron su nuevo disco, Aurora, que hizo poner al público en sintonía para uno de los platos fuertes que vendrían después.

A continuación, sin retraso, subía al escenario Acid Pauli, un DJ que nos encanta y que hizo que el escenario principal, el Neo Stage, se empezara a llenar. Sus sesiones son dignas de presenciar y analizar, su música gira en estilos cercanos al techno y house pero bajando los tempos de éstos unos 30 BPM aproximadamente, lo que hace que las sesiones fluyan de una forma peculiar y se acerquen al dub, lo que crea una vibra y un ambiente entre el público y el DJ que lo hace realmente especial. Con un gusto exquisito tanto en la selección de temas como en la mezcla, hizo una de las grandes sesiones de la noche en el Neo Pop.

Después de Acid Pauli aprovechamos para recorrer el festival y ver como ha ido creciendo todos estos años, aprovechando toda la zona del puerto para añadir diferentes espacios. Nos paramos en su puesto de merch y cenamos en su zona de food truck habilitada también para comida vegana.

A continuación le tocó el turno a Amelie Lens. La belga es el futuro de la música electrónica, sus sesiones son completamente contundentes y el abanico sonoro que explora dentro su género la convierte en una de las artistas más reclamadas de la actualidad. A pesar de la fuerza de su set, ella transmite muy buen rollo y durante toda la sesión no deja de bailar e interaccionar con el público. Antes de salir fue coreada por toda la gente que ya abarrotaba el Neo Stage, para a continuación lanzar temas de cosecha propia como “Hypnotized” o “Paralyzed”. Los drops que genera Amelie son demoledores y el propio Hawtin reconoció sentirse enamorado de la energía de sus sesiones. Aunque solo lleva cinco años de actividad, Amelie Lens ya ha pinchado en la mayoría de los grandes festivales de música electrónica del mundo.

Si antes de salir Amelie Lens el público se volvió loco coreando su nombre, con Richie Hawtin el silencio fue sepulcral. La gente estaba callada mirando al escenario y levantando los móviles para grabar al cabeza de cartel de la noche. Con la DJ belga la gente comentaba la sesión y había un ambiente de fiesta durante su set, pero con Richie Hawtin la gente está sometida a su control, se vuelven esclavos del ritmo y el DJ canadiense hace lo que quiere tanto con la sesión como con el público. No puedes quitarle ojo de encima mientras repasas su trayectoria, ya que Richie transmite esa experiencia de todos estos años y te das cuenta de la importancia que ha tenido en el pasado, el presente y también el futuro de la música electrónica. Hablamos de uno de los padres del techno de la segunda generación de Detroit, creador del minimal techno y el máximo exponente del desarrollo tecnológico que ha llevado a los DJs a evolucionar la forma de ejecutar sus sesiones.

También nos damos cuenta de como esa evolución le ha afectado a él. Richie Hawtin tiende a prescindir de los golpes de caja dentro de un compás, lo que inglés se conoce como clap o snare los cuales crean una sensación rítmica parecida a la de una batería alternándose el sonido bombo-caja-bombo-caja. El “Four on the floor” (en inglés), formado solo por el bombo y eliminado este golpe de caja, hace que la sesión se vuelve mucho más continua y progresiva a la vez que hipnótica. Dos horas de una sesión perfecta que nos dejó ver que tenemos mucho Richie para largo.

Por motivos laborales solo pudimos asistir a este día, pero sabemos que en las jornadas posteriores el tiempo ya acompañó al festival en la que ha sido otra edición memorable. Quedamos atentos de ver lo que el festival nos depara para el 2020, año en el que el Neo Pop celebrará su decimoquinta edición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.