Pau Vallvé – BSO de Suspicious Minds (Amniòtic)

Pau Vallvé tiene una vocación: la música. Una simple ojeada a su currículum así lo verifica. Comenzó a tocar la batería a los tres años, a estudiar música a los seis, a tocar en grupos a los diez, su primer disco fue a los 15 y comenzó a grabarse y producirse sus propios álbumes con 18 años. Hoy, a sus 29 años se ha editado la banda sonora que creó en 2009 para la película Suspicious Minds, dirigida por Carlos Martín Ferrera.

Los violines arrancan en “Suspicious Minds” con una melodía pausada que va en ascenso, poco a poco, para posteriormente descender, para llevarnos hasta el punto de partida de la canción. En el segundo tema de este viaje, “Germana”, suena un precioso piano, lo mejor del álbum, con diferencia. Canción de nostalgia, canción de misterio. Melodía que nos lleva a tiempos pasados, que son recordados con una pizca de angustia. Un misterio que parece estallar en el siguiente tema: “Tempesta III”. Las melodías de  estas canciones son las constantes de un álbum donde el resto se convierte en transitorio.

Veredicto: Vale la pena descubrir este álbum. Sin embargo, no creo que se lo regalara a nadie, ya que para descubrir Pau Vallvé es mejor comprarse alguno de sus álbumes. No es recomendable escuchar Suspicious Minds al levantarse por la mañana ni en el coche (canciones como “Tempesta” y algunos instrumentos de viento que te pondrían de los nervios). El cambio sí que escucharía algunos de sus temas que se pueden apreciar en su myspace.

La edición de esta banda sonora sirve para preparar lo que será la salida del nuevo disco de Vallvé “después de haber matado o congelado a Estanislau Verdet (uno de sus proyectos musicales personales), que tendrá lugar en otoño de este año”, destaca su sello discográfico. Estamos expectantes y a la espera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.