Ebrovisión 10. Asistimos a la décima edición del festival de MIranda del Ebro

Intro

No es fácil mantener un festival de música diez años en activo, y menos hacerlo en una ciudad de apenas 40.000 habitantes como es Miranda de Ebro. Sin embargo, el buen hacer de la Asociación Cultural Rafael Izquierdo lo ha hecho posible y además, ¡de qué modo!

Trascurridos sus primeros diez años de vida, el Ebrovisión no sólo se ha convertido en una cita consolidada en el calendario musical que destaca por el mimo con el que se elabora un cartel siempre atento a los grupos españoles y al mejor pop internacional, sino que, en otras cuestiones fundamentales como son el precio, la comodidad y el ambiente, el festival mirandés es sin duda un referente imbatible que cada año gana más adeptos.

El décimo cumpleaños del festival ha sido fiel reflejo de todas estas virtudes. The Wave Pictures, Lori Meyers, Love of Lesbian y The New Pornographers han encabezado una edición en la que casi 12.000 espectadores han podido disfrutar de muchos buenos conciertos y sobre todo, de una auténtica fiesta contínua.

Enhorabuena Ebrovisión, y que dure muchos años más.


Viernes

Comenzamos el Ebrovisión el viernes con Iván Ferreiro. El ex-Piratas, veterano de la primera edición del festival allá por 2001, prescindió de la mayor parte de su último disco, Picnic Extraterrestre, para tocar canciones de varias épocas en un directo voluntarioso y algo irregular en el que abusó de las posturas y del teclado. Los fans, sin darle importancia a estas cuestiones, disfrutaron de lo lindo.

ebro10if

 

La Habitación Roja, también supervivientes del primer Ebrovisión no estuvieron al nivel que nos tienen acostumbrados. Dejando a un lado sus mejores his, eligieron un setlist basado primordialmente en Universal, su último disco. El resultado fue un directo coherente y solvente, pero serio y falto de chispa. Lo mejor “Nunca ganaremos el mundial”, tema que interpretaron sin hacer ni siquiera ademán de aprovechar el chiste fácil que desde el Mundial de Sudáfrica ya se ha hecho clásico.

 

ebro10lhr2

 

Lori Meyers eran la cabeza de cartel del viernes y cualquiera que asistiera al festival puede atestiguar que ejercieron como tales. Con un repertorio que recogía lo mejor y más festivo de su último trabajo, Cuando el destino nos alcance, y un buen número de hits de discos anteriores construyeron una actuación de energía guitarrera y contagiosa. Además, prescindiendo de la segunda línea de percusión africanista y un tanto alambicada que han usado en su última gira, recuperaron el tono clásico de su sonido, lo que hizo ganar enteros a todas las nuevas canciones.

 

ebro10lori2

 

Por último, De Vito, tras la senda de los antiguos Delorean, We Are Standard, Mendetz o Veracruz, demostraron que la mejor forma de terminar un festival es a todo trapo, a base de guitarras y sinterizadores. A los zaragozanos, que de momento solo cuentan con dos EPs, aún les queda algo de recorrido para llegar al nivel del resto de grupos que hemos mencionado, pero por lo que pudimos ver en Miranda, tienen nivel de sobra para lograrlo.


 

Sábado

Triángulo de Amor Bizarro fue el primer grupo al que pudimos escuchar el sábado. Los gallegos, que en unos pocos meses han tocado o lo van a hacer en México y media España incluyendo festivales como Benicassim, lejos de acusar el cansancio, demostraron que tienen fuerza de sobra para encarar cualquier compromiso al máximo nivel de intensidad. Mezclando canciones de sus dos discos, convirtieron el Ebrovisión en una tormenta imparable de ruido.

ebro10trian2

 

The Heavy, un desconocido (al menos para mí) combo británico que mezcla pop y funk, puso la nota exótica y divertida en un festival de sonido prioritariamente clásico.

The New Pornographers eran el gran atractivo del Ebrovisión 2010. Aún sin la presencia de Neko Case sobre el escenario, los canadienses no tuvieron problemas para justificar por qué son uno de los grupos más en forma de la escena actual y Together, su último disco, uno de los mejores de este año. Temas como “Crash Years” o “Your Hands (Together)” suenan grandes en cualquier altavoz y en el directo de Miranda sonaron inmensos. Lástima que el concierto fuera de más a menos y terminara en un tono quizás algo deslucido.

 

ebro10np2

 

Apuesto al que quiera varias cervezas en el próximo Ebrovisión, a que no hay grupo que en España se haya subido al escenario más veces en los últimos meses que Love Of Lesbian. Los catalanes han tocado prácticamente en todos los festivales que se han celebrado este verano y en todos han ofrecido lo mismo, una auténtica fiesta. El fenómeno de Santi Balmes y los suyos es imparable. En cualquier escenario congregan cientos de fans de John Boy que se disfrazan, despliegan carteles, globos, bailan de forma organizada y en general, celebran a los Love of Lesbian, como si al día siguiente los fueran a prohibir. Miranda no fue excepción y el grupo terminó bailando y contagiando al público una coreografía mientras sonaba pinchada “Algunas plantas”. Algo más (o algo menos), que música.

Por último,
We are Standard, el grupo que más veces ha tocado en el Ebrovisión (cuatro), cerraba el festival continuando la fiesta que había empezado Love of Lesbian. Los getxotarras ofrecieron su set habitual de rock, electrónica, desenfreno, apoteosis y cierre. Aprovecharon para estrenar dos canciones nuevas “Summer” y “07:45”, que, como pasaban bastante desapercibidas, fueron animadas por Deu Txakartegi con su tradicional sutilidad, “¿No os gustan cabrones? Pues ya os gustarán”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien