Premios Pop Eye 2021: entrevistamos a Juan Pedro González

La 15 edición de los Premios Nacionales de la Música y las ArtesPremios Pop Eye llega los próximos 19 y 20 de noviembre. El Teatro Alkázar de Plasencia acogerá ya se conoce como la Alfombra Roja de la Cultura Española.

Unos galardones que por derecho propio se han hecho un hueco entre los más esperados y queridos de nuestro país. Por ellos ha pasado gran parte de la cultura nacional y este 2021 sumarán a sus premiados a reconocidos profesionales como José Luis Garci, Fernando Savater, Gemma Cuervo, Vicente Amigo, Carles Francino, Iker Jiménez, Roberto Verino o Paco Trinidad. Se reconocerá la carrera del maestro Julio Ruiz, además de a bandas y artistas como La Habitación Roja, Cecilia Zango, Derby Motoretas’s Burrito Kachimba, Soleá Morente, Maximiliano Calvo y Los Invaders.

Los Premios Pop Eye también reivindicarán la figura de Enrique Morente en una exposición y proyectarán el documental sobre Los Flechazos, Sueños de nuestra juventud, dirigido por Conrado Martín con la presencia de Álex Cooper y compañía.

De todo ello hablamos con Juan Pedro González, parte de la asociación cultural Bon Vivant y uno de los máximos responsables de los premios.

“El objetivo es aprovechar todo el caudal de talento que se da cita en los Premios Pop Eye para poder hacer partícipe a toda la ciudad de la creatividad que existe en nuestro país”.

Empecemos haciendo un poco de historia para quien no conozca los Premios Nacionales de la Música y las Artes. ¿Cómo nacen los Premios Pop Eye?

Los Premios Pop Eye nacen de la asistencia a la gala de un pequeño festival de cine que se celebra en Cáceres. Enseguida me di cuenta de que hay cientos de festivales de este tipo por toda España, pero no había nada que se preocupara de visibilizar la Cultura Pop. Así con mayúsculas. Esa cultura que no abarca solo la música, sino una forma de entender la vida, las artes, el hedonismo, la moda, etc. Queríamos construir una plataforma para dar a conocer todo eso que nos apasionaba y no tenía el reconocimiento popular que sí tenía para nosotros.

¿Cuál es la filosofía que os hace tener en cuenta lo más popular y a la vez propuestas más minoritarias?

Pues, precisamente, el propio concepto de Cultura Pop, tal y como yo lo entiendo y que engloba desde lo más underground a manifestaciones más estándar. Se trata de derribar muros y fronteras artificiales, de abandonar el sectarismo y el talibanismo. Personalmente, considero tan pop a Xavier Cugat como a los Sex Pistols o Marifé de Triana. O Susana Estrada, o Sam Cooke, o Bambino, o The Libertines, o Gardel.

En 2006 se celebra la primera edición ¿Cómo ves todos los años en perspectiva hasta haber llegado hasta aquí?

Ha cambiado en el sentido de que cuando empezamos no teníamos ni idea del concepto que queríamos ni de cómo llevarlo a cabo. Pero eso es bueno. Quizá si lo hubiéramos tenido todo demasiado claro desde el principio nos hubiéramos aburrido ya, 15 años después. Tampoco sabíamos en el mogollón en el que nos metíamos, afortunadamente. De haberlo sabido, seguramente nos hubiéramos estado quietecitos. Todo se ha ido modelando con el tiempo. Lo hemos ido moldeando año tras año. Y espero que mejorando. Ha habido muchos vaivenes, pero eso a mí me pone mucho. Las líneas rectas me aburren.

En 2019 un problema que pudo afectar a su continuidad, pero lo solucionasteis felizmente con el traslado de los mismos a Plasencia. ¿Hay Pop Eye para rato?

Una iniciativa de este tipo siempre va a depender de la voluntad de determinada institución pública por mantenerla a flote. En ese sentido, pasamos momentos muy malos tras la edición de 2018 en Trujillo. Habíamos hecho allí dos ediciones y el alcalde de entonces tomó las de Villadiego y no nos pagó esos dos años. Pagamos a todo el mundo, pero estábamos en una situación económicamente insostenible. En eso, llegó el Ayuntamiento de Plasencia y se mostró interesado en acoger los Premios. Siempre estaremos en deuda con el alcalde Fernando Pizarro por ello. Si no hubiera sido por él, probablemente hoy no estaríamos hablando. Por otro lado, ese agradecimiento ha de hacerse ineludiblemente extensible a la ciudad de Plasencia. El recibimiento y la acogida que hemos sentido desde que estamos allí, ese cariño que nos trasladan, es un acicate más para seguir peleando por la supervivencia de los Pop Eye.

“En los premios todo se ha ido modelando año tras año y espero que mejorando. Ha habido muchos vaivenes, pero eso a mí me pone mucho. Las líneas rectas me aburren”

Después de los tiempos oscuros que ha tenido el mundo cultural de nuestro país por el COVID, esta 15ª edición tendrá un aroma especial de reencuentro y reivindicación, ¿no?

Percibo mucho esas ganas, esa necesidad de volver a reunirse, de compartir, de abrazarse, de retomar el mundo donde lo dejamos… Creo que será una edición muy especial. Esperamos estar a la altura.

¿Algún recuerdo imborrable de estos 15 años que nunca olvidaréis?

Muchos, pero siempre digo que el año de Massiel fue especial. Especial porque era la tercera edición y las dos anteriores habían sido muy minoritarias, con muy poco público en el teatro. La cosa era demasiado underground y decidimos jugar la baza del Premio de Honor a una destacada figura de la música, premiar una trayectoria popular. Pasamos de tener 60 espectadores en las dos primeras galas a llegar al teatro el año de Massiel (2008) y encontrarme una cola de 100 metros para entrar. Esos respaldos puntuales son los que te hacen tirar hacia adelante. Además, el tirón de esas figuras populares nos servía para dar visibilidad a las bandas más minoritarias. Era poner un foco indirecto sobre ellas y convertir los premios en un zoco donde conviven distintas generaciones de creadores.

La verdad que pocos grandes personajes de la cultura han faltado a las 15 ediciones de los galardones…

Es que son muchos años. Y hemos tenido la oportunidad de contar con el respaldo de gente como Jesús Ordovás, Julio Ruiz, Alberto García Alix, Jeanette, Los Nikis, Ilegales, Miguel Ríos, Loquillo, Ouka Leele, Chema Madoz, Carlos Saura, Fernando Colomo, Cayetana Guillén Cuervo, Ceesepe, Miguel Trillo, Mariscal, Micky, Jaime Urrutia, Agata Ruiz de la Prada, Burning, Benjamín Prado, Martirio, Virginia Díaz, Christina Rosenvinge, Adolfo Domínguez, Sex Museum, Alex Cooper, Óscar Mariné, Carlos Tena, Juan de Pablos, Verónica Forqué y muchos más… Buff, mola mucho mirar atrás y ver todas las figuras de la Cultura española que han pasado por aquí.

¿Tenéis alguna espina de alguien a quien os hubiera gustado reconocer y ya es demasiado tarde?

Augusto Algueró se me quedó en el tintero. Quise y me puse en contacto con su hijo, pero ya estaba muy mayor. De hecho, se murió a los pocos meses. Manuel Alejandro me gustaría. Me encantaría reunir a La Mode para un homenaje. No sé. Muchos, de verdad. Espero que nos aguanten las fuerzas para poder reconocer a muchos todos esos momentos de felicidad que nos han dado.

Este 2021 continuáis premiando a profesionales y artistas consagrados, pero también le podéis mimo a los más jóvenes.

Es que los Pop Eye surgieron de esa necesidad. Yo no soy muy nostálgico. Me encanta intentar estar al tanto, descubrir cosas nuevas cada día: nuevos grupos, nuevas canciones, nuevas pelis, nuevos libros… Pero, claro, ese descubrimiento no es incompatible con descubrir o revitalizar cosas del pasado. Tan modernos me pueden resultar Elvis, Franco Battiato o Lola Flores como Kraftwerk o Beach House.

“Me encantaría reunir a La Mode para un homenaje”

Parece que cada vez los premios crecen más en repercusión y se extienden con más actividades. Exposiciones, conciertos, documentales…

Y siempre con los límites lógicos del presupuesto. Mi objetivo ahora sería aprovechar todo ese caudal de talento que se da cita en los Premios Pop Eye para poder hacer partícipe a toda la ciudad de la creatividad que existe en nuestro país. Llevar a cabo conferencias en colegios, exposiciones, actividades con asociaciones culturales de la ciudad, proyecciones…

Un nuevo homenaje a Enrique Morente. Parece que su figura no ha dejado de crecer desde su desaparición hace casi 11 años.

Morente fue un personaje muy singular que logró acercar a dos mundos que conviven en paralelo. El contribuyó a derribar barreras y prejuicios. Me encantan ese tipo de personalidades que perviven más allá de su legado como creadores, sino que además son pioneros y contribuyen a fusionar mundos que, pese a no ser tan distintos, viven tradicionalmente ajenos el uno del otro.

Otro evento muy especial al margen de los premios es la proyección del documental de Los Flechazos, con la presencia de los miembros originales.

Yo tengo un pasado mod. Desde ese pasado no puedo sino contemplar a Los Flechazos como el máximo referente del movimiento en nuestro país. Además de sentir también un profundo respeto y admiración por Alex Díez, no solo -como pasaba con Morente- como mero creador, sino como catalizador de múltiples actividades y uno de los activos más importantes que tiene la Cultura Pop en nuestro país.

El próximo 20 de noviembre volveremos a vibrar en el Teatro Alkáraz de Plasencia. ¿Qué podemos esperar de la gala de los Premios Pop Eye 2021?

Algo muy distinto a lo que se entiende por una Gala. Es un momento para la hermandad de todos los que nos movemos alrededor de la Cultura, de todos los que viven con pasión este mundillo. Además de ése ambiente que logra crearse, tenemos a la mejor presentadora del mundo: Roma Calderón. Alguien por la que merece pagar una entrada y que logra crear un ambiente de camaradería sin igual.

Parece que las entradas para el público general han volado en poco tiempo. ¿Está la ciudad muy identificada con los premios e integrada como sede?

Ya lo he dicho antes. No tengo palabras de agradecimiento al equipo de gobierno y a la propia ciudad de Plasencia. Hay gente que me comentaba que se había levantado a las 4 de la madrugada para conseguir una entrada. Bueno, eso es… impagable. Aunque no sólo viene gente de Plasencia, sino de toda Extremadura, Madrid, Andalucía, Castilla… Eso, como te decía antes, para alguien que ha visto el teatro con 60 personas de público, verlo ahora lleno hasta la bandera con 800 almas que han agotado las entradas en 12 horas… pues me emociona bastante, la verdad.

¿Ya hay planes para próximas ediciones?

Ya tengo una lista de nominados para 2022 que irá, lógicamente, creciendo con el paso de los meses. Esperemos que podamos seguir en Plasencia. En caso contrario, habrá que volver a luchar para intentar sobrevivir. Como dijo alguien, en España no está reconocido ni Cervantes. Lo tengo claro, recrearse en el reconocimiento puntual y efímero o dormirse en los laureles no es una opción. Siempre tengo presente que se puede volver a bajar a las catacumbas y que haya que volver a arremangarse. Esperemos que ni la pasión ni las ganas hayan disminuido para entonces.

Toda la información de los Premios Pop Eye en su web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien