Recordamos a America. Rendimos tributo al recientemente fallecido Dan Peek

El pasado domingo, 24 de julio, falleció Dan Peek. El nombre no os dirá mucho a la mayoría, pero seguro que conocéis más de una canción de su banda: America.

A finales de los 60 y principios de los 70 en los Estados Unidos triunfaban diferentes bandas y artistas que tenían en común una vinculación con el movimiento hippie al tiempo que un sonido entre folk y country. Partiendo de la semilla que plantaron los Byrds yBuffalo Springfield, surgieron grupos como Flying Burrito Brothers, Poco, Crosby Stills and Nash, y solistas como Gene Clark, Gram Parsons o el mismísimo Neil Young. Sin embargo, todos ellos tenian también algo en común: les faltaba un número 1, esa canción definitiva que impulsa a un grupo no sólo al éxito, sino a perdurar eternamente en la conciencia musical de la gente. Tuvieron que pasar varios años para que al final lo consiguiera Neil Young. Fue en 1972 con su “Heart of gold”.

Mientras, otra banda sin mucha relación musical con los nombres anteriores se encontraba en una situación bien diferente. Un grupo poco apreciado por la crítica pero que, sin embargo, colocaba una canción tras otra en los primeros lugares de las listas de éxitos. Hablo de Bread, que tuvieron varios números 1 con canciones de pop azucarado como “If” o “Make it with you”.

A medio camino de unos y otros se situaron tres jóvenes ingleses hijos de militares norteamericanos que, por aquella época, decidieron formar una banda. Tal vez incoscientemente adoptaron un estilo pseudocountry con algo de rollo hippie y unos toques de folk, lo que les emparentaba con esos monstruos antes citados, pero con una diferencia: ellos sí fueron capaces de encontrar a la primera el punto de equilibrio entre el country rock, el folk, el pop almibarado de Bread y la fórmula exitosa de Neil Young. El grupo, tal vez por nostalgia de su tierra, se llamó America. Lo que salió del tubo de ensayo al mezclar todos esos componentes fue una canción inmortal denominada “A horse with no name”.

Casi desde el principio America tuvieron que luchar contra el sambenito de copiar las armonías vocales de CS&N y de imitar la voz deNeil Young. Sería injusto, en cualquier caso, pensar que nos encontramos ante un mero grupo de imitadores. Crear algo como “A horse with no name” merece un poquitín de respeto y atención. Pero también sería un error pensar que America era sólo un grupo de singles, aunque en realidad sus singles eran tan brillantes que así lo hace parecer. En 1972 ficharon por Warner y sacaron su primer LP, llamado también America. En su debut el grupo da una brillante lección musical que, además de la mencionada “A horse with no name”, incluye otro de sus grandes éxitos: “I need you”. En cualquier caso vale la pena escuchar el disco entero y empaparse de las excelentes armonías de “Riverside”, siguiendo con la enorme “Sandman”, la casi tropical “Three roses”, la espléndida “Here” (5 minutos de cerrar los ojos, relajarse y soñar con verdes praderas por las que correr descalzo), la acústica “Rainy day”, “Never found the time”, etc.

En 1973 publicaron su segundo álbum, Homecoming, que les daría otro importante éxito con “Ventura highway”, además de otras canciones brillantes pero menos conocidas como “Only in your heart” o “Don’t cross the river”. Para algunos, su mejor álbum.

Aunque en 1974 empezaron a trabajar con George Martin, jamás pudieron igualar el éxito y la calidad de sus dos primeros álbumes. No obstante continuaron visitando regularmente las listas de éxitos con canciones como “Tin man”, “Lonely people” y, sobre todo, su (otro) gran éxito de 1975: “Sister golden hair”. Ese mismo año editaron su famoso recopilatorio History, un disco esencial para entender los orígenes de eso que dieron en llamar soft-rock.

A finales de los 70 Dan Peek dejó la banda para lanzarse a una carrera en solitario que le permitiera expresar mejor sus convicciones religiosas después de convertirse al cristianismo. Sus ex compañeros siguieron con el grupo como dúo, aunque para entonces los norteamericanos ya habían encontrado un grupo que les reemplazara en el corazón de los amantes del country-pop: los Eagles.Aunque no consiguieron reeditar sus buenos tiempos de los 70, en la década de los 80 todavía volvieron a las listas de superventas con su single “You can do magic”.

Desde entonces, America prácticamente han desaparecido del mapa salvo por alguna visita a circuitos oldies, recopilatorios o discos en directo. Su influencia, no siendo enorme, sí puede rastrearse en nombres tan clásicos como Fleetwood Mac o tan actuales comoBand of Horses, Kings of Convenience, Jose Gonzalez, James Blunt o Sondre Lerche, por mencionar algunos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien