Refree – Matilda (Marxophone)

Raül Fernández es un tipo muy ocupado, de esos que siempre andan con varios proyectos entre manos. Aún así, de entre colaboraciones con La Mala Rodríguez, giras con Josh Rouse o arreglos para Nacho Umbert, ha conseguido encontrar ratos (¿seguro que sus días no duran más de veinticuatro horas?) para ir dando forma a las historias que se incluyen en el que es ya el quinto disco de su proyecto personal, Refree. Y lo ha titulado Matilda, el nombre que hubiera llevado su hija si finalmente no le hubiera dado por nacer niño y trastocarle los planes.

Matilda es un disco de historias costumbristas que Raül ha ido recogiendo de su mundo más cercano. Un poema, “Al Senyor Beltran”, contado durante una comida familiar, recuerdos de la infancia como “Els veïns nudistes” o pequeños relatos con un cierto regusto amargo como “Torpe” o “Un buen tío“. Son canciones coquetas, cantadas en castellano o catalán, que se alejan del sonido de su anterior e incomprendido trabajo y se acercan más al de aquel excelente La Matrona.

Para ayudarle a luchar contra la dispersión, tras juntar montones de ideas y esbozos, Refree ha contado con la mano experta de Brad Jones, artífice del sonido de alguno de los mejores trabajos de Josh Rouse. Y entre ambos han conseguido un sonido cálido e íntimo de pop con aires de cantautor. Canciones donde la voz y las historias son las protagonistas y los arreglos de pianos sinuosos (y a ratos algo jazzísticos), cuerdas conmovedoras y órganos sutiles sirven de perfecta vestimenta.

Y claro, cuando uno aparece en los créditos de tantos artistas, es fácil que éstos mismos artistas acaben apareciendo en tus propios créditos. Eso es justo lo que pasa en Matilda, donde encontramos al propio Rouse en los coros de “Eso está muy bien”. O a María Rodés y Nacho Umbert en “Marcians”. Amén de una ristra de nombres que consiguen dar textura a este exquisito trabajo sin sobrecargarlo ni restarle intimidad.

Aún así, tras haber escuchado los acompañamientos que Raül ha parido para otros artistas, esperaba que en su propio trabajo los arreglos fueran algo más voluptuosos y notorios. Pero hay que reconocer que a estas historias, que parecen cantadas al oído, les sienta de maravilla esta exquisita delicadeza.

ESCUCHA en Spotify – Refree – Matilda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.